Carta a Felipe VI

Salvar Al Garito IOSIF

Por Filosofía Perdida | Ilustración: JRMora

Esta es una carta para Felipe VI. Si eres Felipe VI puedes seguir leyendo; si no eres Felipe VI, también, pero te pido que difundas esta carta hasta que le llegue.

Me dirijo a ti, Felipe de Borbón, tratando de que te llegue lo que opina la ciudadanía sobre ti, sobre tu institución, sobre lo que eres y haces, me dirijo a ti para decirte lo que pretendes ignorar.

Quienes trabajamos cada día, pero también quienes querrían y no encuentran trabajo, quienes tienen pensión o quienes van al colegio, actualmente sufrimos una transformación económica que, con la excusa de la crisis, ha destrozado nuestra manera de vivir. Debe ser fabuloso ser subvencionado por parte del Estado, con una paga de muchas cifras y lujos vitalicios, pero al otro lado de los muros de tu palacio hay gente que tiene que recurrir a la familia para poder comer, vestir y vivir con dignidad. No te echaré en cara tu modo de vida de lujo, pero sí que, dado que te has autoproclamado defensor de la Constitución, esto vulnera varios artículos de la misma.

Mientras sufrimos precariedad laboral y paro, o necesidad de finalizar los estudios por no poder pagarlos, o pensiones que cada día pierden valor, condiciones pésimas y situaciones lamentables, yo he percibido en la familia real dos cosas: primero, su tren de vida no ha variado lo más mínimo, a pesar de que esos lujos los pagamos, en gran parte, quienes sufrimos los males que comentaba; segundo, a pesar de lo anterior, pareces muy poco dispuesto a cambiar esa forma de vida, como ya mostraste con tu discurso en el Palacio Real y con el reciente Toisón a una niña de 13 años. Y, si bien siempre fui partidario de que se votara la jefatura del Estado, últimamente me parece más urgente que nunca.

La jefatura del Estado la decidió Franco en tu padre porque tu abuelo no le hizo tan bien la pelota al genocida

¿Por qué tienes una vida lujosa? Hace un tiempo a una joven que te solicitó, como yo ahora, que te presentaras a elecciones, le dijiste, ignoro si por desconocimiento o por recochineo, que tu vida de lujo se eligió en 1978 cuando se forzó al pueblo entre una monarquía con cortes franquistas o una monarquía parlamentaria (no usaste estas palabras, pero yo las traduzco para que comprendas un poco lo absurdo de ese dogma). Pues bien, te voy a exponer algunas cosas para que tal dogma no lo asomes tanto: la jefatura del Estado la decidió Franco en tu padre porque tu abuelo no le hizo tan bien la pelota al genocida, gracias a que tu madre le pidió a tu padre ser muy amigos del dictador para asegurarse que, quien ostentaba el poder, se lo diese. El hecho de que los poderes franquistas protagonizaran la transición, evitó que tal decisión de Franco se cuestionase (como ocurrió en Italia, donde sí se votó entre monarquía y república), por lo que la figura del rey era incuestionable y, como luego revelaría Suárez, se opusieron a que se votara más adelante porque no iba a ganar.

Dicho esto, no sé cómo vas de informado sobre las historias familiares, pero te contaré una: tu familia ha supuesto un verdadero lastre para este país desde que llegó hasta hoy, sus disputas absurdas familiares nos han costado tres guerras civiles, su manejo absurdo del poder ha hecho que nuestro país fuese incapaz de equipararse a otros de su entorno, tanto en el siglo XVIII como en el XIX y el XX; y para una cosa buena que hizo tu bisabuelo (largarse del país), los partidarios de tu familia declararon una guerra a la democracia de la que todavía sufrimos consecuencias… Solo con Fernando VII tendríamos suficiente como para declarar a los Borbones personas non gratas en nuestro país, y sin embargo seguimos manteniéndolos.

Desde que se impusieron con una guerra a lo que eran entonces varios reinos con un mismo monarca, el daño de tu familia al país ha sido constante, solo salvado por los períodos republicanos (no así el dictatorial) y llega hasta nuestros días. No quiero meterme con la corrupción en tu familia, porque quizás esas cosas no pueden cambiarse, pero sí que nos sirven para saber de dónde venimos, y que la legitimidad tuya como jefe de Estado -fundada en ser el primer varón legítimo del elegido por Franco para ser rey, así como tener un apellido asociado a una familia no muy buena- no es algo de que presumir, sino que debe cambiarse.

Sé que, desde que Franco dejara la jefatura del Estado a tu padre, tanto la televisión institucional, como la radio y los diversos medios que orbitaban en torno al dictador, comenzaron a hacerlo en torno a tu familia. Solo hubo que llevarse bien con el partido de tradición republicana para que tuviera pudor (aún lo tiene) de sus raíces, y junto con su periódico escudero se olvidasen de qué significa la palabra democracia. Sin embargo no estamos en los años setenta, donde el alivio de perder al genocida hizo que aceptáramos cualquier cosa, ni en los ochenta, donde llevarse muy bien con el PSOE garantizaba que ningún partido político con peso reclamara la república, ni estamos en los años noventa, donde los medios de comunicación podían adoctrinar sin pudor. Estamos en el siglo XXI, ya no quedan bodas reales con que fomentar aplausos, ni nos informamos solo de los medios que tu familia puede ayudar. Ahora podemos estar más amordazados, pero estamos menos aborregados. Ya no sirven las viejas fórmulas y, aunque se esfuercen unos pocos, la manipulación no cuela.

Solo con Fernando VII tendríamos suficiente como para declarar a los Borbones personas non gratas en nuestro país, y sin embargo seguimos manteniéndolos.

No quiero aburrirte mucho. No sé si eres tan poco lector como tu padre, que tanto gustaba de ver películas de westerns en vez de leer algo, pero si has llegado hasta aquí, te agradezco el tiempo que me has dedicado. Quiero simplemente concluir con una respuesta: acabado el discurso del 78 como válido para tu vida lujosa, acabado el discurso de estabilidad de tu familia y excluido el argumento del coste de la monarquía (con cuentas opacas a la ciudadanía), solo tiene un sentido que tú sigas viviendo a nuestra costa: que una mayoría esté dispuesta a ello. Por tanto, no te quedaría más remedio, para ser medio legítimo, que ser votado. Yo te garantizo que no te votaré, o si tengo que optar entre monarquía y república, por primera vez en nuestra historia, votaré república, para poner al jefe de Estado que quiera y quitarlo cuando ya no lo quiera. Deja de esconderte detrás de los partidos monárquicos de la triple alianza PP-soe-C´s y acepta que tu vida a nuestra costa se someta a nuestra aprobación. No creo que una institución anacrónica, absurda, contraria a la democracia y a los más elementales derechos sea un modelo de Estado válido, pero si el pueblo lo decide, quienes nos oponemos al mandato del dictador tendremos que aceptarlo. Hasta entonces, tú puedes tener el aplauso de quienes viven en el lujo, pero no dejará de ser una herencia cara y absurda de un genocida.


Tú eres nuestra única fuente de financiación. Con tu ayuda podremos seguir ofreciéndote nuestros artículos:

Ayúdanos a seguir con Nueva Revolución

51 Comments

  1. Absolutamente infumable, pueril y simplona. Te dije una vez que aparte de la filosofía perdiste la historia, lo que te inhabilita para ser un escritor medio decente en los temas que eliges. Tu público mononeuronal te jaleará la chorrada de redacción escolar que has publicado.

  2. Sin ser monárquico, la carta es un cúmulo de sandeces, pseudorrazonamientos, chorradas varias y simplezas para matar el aburrimiento del autor y el tiempo que por equívoco le he dedicado.

    • Pue si le sabe tan mal, mantengalos……
      Nadie ha dicho que la Républica sea la panacea pero sí Democracia de votar y opinar! Con un Monarquía impuesta y mantenida ni tenemos voz, ni voto!!!!!

    • España es una monarquía parlamentaria porque así lo establece una Constitución aprobada mayoritariamente por los españoles en referéndum, la única de nuestra historia que ha sido sometida a votación popular, y Felipe VI es rey con el voto de 285 diputados que representan al 80% de los españoles, solo se opusieron 19. Si de verdad os preocupan los españoles, ocuparos de otras cosas más importantes que de moverle la silla al rey, porque de él no depende el gobierno de España, sino solo la jefatura del Estado. Para un representante que tenemos preparado, queréis quitarlo y poner a otro político inútil de Jefe del Estado. Anda ya!!!!

    • La monarquía nunca se planteó someter a votación la Corona independientemente de la Constitución que ayudó a crear gracias al gran Torcuato Fernade Miranda y la colaboración de los padres constituyentes, y en su día a parte de que nunca se planteó un referéndum hubiera sido contraproducente, aunque los Borbones han sido nefastos en ese momento si acertaron, no así co Armada y 1981.

  3. Un jefe de estado no elegido por el pueblo . Una dinastía heredada y prolongación del fascismo , con un sistema de gobierno mafioso y consentido de la corrupción.
    Institución obsoleta y rancia , que empobrece al pueblo con el beneplácito militar y religioso.
    Quiero un referéndum y el pueblo eliga.
    Monarquía o un jefe de estado elegido por el pueblo , y votado cada cuatro años..

  4. La ignorancia y la envidia son muy atrevidas,la gente ignora o no se preocupa de saber lo que hay detrás de un rey,España tiene reyes desde hace mas de 500 años, que el problema de pensiones,trabajo, y demás historias no de pende de rey,sinó del presidente del gobierno.
    No todos podemos vivir y ser reyes, de ser así,no existiria el pueblo, seguramente muchos de los que se quejan,cuando el rey Felipe estaba preparandose para rey en sus estudios,ellos estarian de copas y de botellon; en cuanto a los pensionista que tienen una pensión baja yo les pregunto:cuanto han cotizado en su vida laboral,seguro que lo mínimo o nada,trabajo en negro, pues de esas mieles ahora tienen estos bienes.
    No se molesten en ponerme a parir,en llamarme monárquica,o facha,porque no lo soy,trabaje toda mi vida desde los 15 años,eso sí,cotizando y mucho.

  5. El problema es que tenemos 18 gobiernos y no hay ,dinero pero todos los países que tienen Marquina, tienen solo un 10 por ciento de políticos que tiene España y no tienen aforados ni pensiones, vitalicias. Hacia falta un tío con cojones qué limpiara, el 90 por ciento de los políticos y punto

  6. Pero como podeis defender a esta corona ,si los ejemplos de varias generaciones a sido ,de lo mas bajos en todos los sentidos,que los gobiernos que nos han gobernado durante estos 80 años ,fueron de lo mas nesfastos para la historia de España,no los justifica a estos parasitos,que lo unico que hacen es darle aguante a estos canallas que nos estan arruinando la vida.

  7. Traer permanentemente Franco y el franquismo al centro del debate político, no solo pone de manifiesto la profunda ignorancia que se tiene de Franco y del Franquismo, sino el enorme vacío que hay en el discurso político de la izquierda. Prueba de lo anterior, tambien es el empeño en generar, no un debate sino un problema alrededor de la monarquía. Y mientras tanto, y según las encuestas, la derecha y el centro derecha copan el 60% del voto, sumando PP+C’+PNV+PdCAT ¿no les da qué pensar?

  8. Hombre de historia se puede hablar mucho, de verdad el problema de España es la corona? Por que vamos, manarquia tiene Noruega, Suecia, Dinamarca, Bélgica, Holanda, gran Bretaña, Canadá, Australia, o nueva Zelanda, en estos países son primeros ministros los jefes de gobierno, no tienen presidentes, se vive mal en esos paises o son ejemplo de progreso y bienestar? Yo pienso que lo peor son los políticos que elegimos no la corona como estais empeñados en decir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.