Carta abierta a Carlos Sobera. Carlos, no seas cómplice

Un tipo con barba

Dibujo de Javier F. Ferrero

Querido Carlos,

El otro día confesabas en una entrevista a un medio de comunicación en el día mundial de la diabetes, tu preocupación porque tu hija no desarrollara tu misma enfermedad.

Te admiro, mi abuela fue diabética y tengo otros familiares que también lo son y me parece una lucha loable.

Pero ahora te voy a contar mi historia, yo he sido ludópata, conseguí vencer esta batalla, eso sí con muchas dificultades, en algún momento pensé en quitarme del medio para no ser un estorbo para la sociedad.

Verás, yo todavía no soy padre, aunque algún día espero serlo, y tampoco quiero que mis hijos, si algún día los tengo, desarrollen esta enfermedad.

Me gustaría que respondieras con sinceridad esta pregunta, Carlos ¿de verdad te vale la pena? Si, ya se que me vendrás con la excusa que cada uno debe ser responsable de sus actos.  Pues a eso te respondo, cuando uno es ludópata, ese control ya lo ha perdido y con anuncios tan agresivos como el tuyo cada vez gente más joven está acudiendo a los centros de desintoxicación del juego.

Ahora bien ¿te sigue valiendo la pena? No se, te tomo por un comunicador de rigor, y sinceramente no te vería anunciando cocaína, pues las apuestas crean la misma o mayor adicción.

Reconozco que alguna vez de las que he visto tu anuncio he sentido rabia e impotencia, y alguna vez me han entrado ganas de tirar el mando a distancia contra la televisión. Solo espero que el Gobierno apruebe pronto el Decreto de Prevención de la Ludopatía donde anuncios como el suyo no tengan cabida en nuestra televisión.

Termino ya, ¿Carlos de verdad te vale la pena? Sólo te pido que no seas cómplice de fomentar una generación llena de ludópatas a imagen y semejanza de la generación de los 90 adicta a la heroína.

16 thoughts on “Carta abierta a Carlos Sobera. Carlos, no seas cómplice

  • 06/01/2019 at 7:29 pm
    Permalink

    ¿Sabéis qué es lo peor de todo? Sobera fue profesor en la Universidad del País Vasco antes de dedicarse a la interpretación. Pero peor todavía, fue profesor de Derecho de la Publicidad, donde entre otros temas enseñaba el fraude en publicidad o los abusos en la publicidad. Por eso, sabe perfectamente lo que está haciendo. Peor aún: cuando anunció créditos rápidos también le criticaron. Y le dio igual, porque tiempo después aceptó ser imagen de una casa de apuestas con un anuncio vomitivo. Si mañana legalizaran la heroína o las pistolas, las anunciaría… Y me duele mucho, porque es un señor al que he admirado mucho. Le he admirado, primero, porque tiene un lado serio y analítico que le llevó a ser profesor universitario, algo que no está al alcance de cualquiera. Y le he admirado también por esa vertiente artística y creativa de la interpretación, la producción artística… Tener esas dos facetas, la analítica y la creativa es un regalo que muy pocos tienen. Un don extraordinario. Pero también he sentido admiración porque cuando le han entrevistado ha sido un señor sensato y con un gran criterio humano. O al menos eso aparenta. La entrevista que dio a Bertín Osborne fue modélica, por ejemplo, en su opinión sobre la violencia de ETA que el vivió de primera mano. Por eso me cuesta entender que por dinero se preste a vender cosas tan dañinas. Créditos de usura, juego on-line… ¿Por qué, Carlos? Qué decepción. Me siento decepcionado. Supongo que le da igual (al fin y al cabo, no nos conocemos). Pero cuando uno tiene una imagen pública, debería cuidarla un poco. Yo ya no puedo ver igual a este señor.

    Reply
  • 29/12/2018 at 10:44 am
    Permalink

    Claro que Carlos Sobera es consciente de lo que está haciendo cuando publicita las apuestas pero la pastuki ganada con poco esfuerzo tira mucho y a este tío Le encanta la plata y trabajar poco

    Reply
  • 04/12/2018 at 10:29 pm
    Permalink

    El spot es absurdamente agresivo.

    Reply
  • 27/11/2018 at 8:50 am
    Permalink

    Estoy de acuerdo, que un presentador de TV, admirado por muchos haga estos spot publicitarios, es lamentable con la cantidad de personas que hay enganchadas y familias rotas por el juego.

    Reply
  • 26/11/2018 at 4:45 pm
    Permalink

    Pienso que hay muchas mas campañas de publicidad que hay que quitar:
    Huevo Kinder (Publicidad “De donde viene la alegría” (de un chocolate hace referencia))
    CocaCola
    Por poner algunos.

    Reply
    • 27/11/2018 at 11:05 am
      Permalink

      Vaya ni tanto ni tan calvo si es cierto que se debería prohibir la publicidad que crea adicción o que quede prohibida la venta a menores como el alcohol y el juego pero la coca cola los kinders…..

      Reply
  • 26/11/2018 at 3:34 pm
    Permalink

    Estoy totalmente de acuerdo con éste anónimo. No sabía dónde escribir pero cada vez que veo a Carlos me dan ganas de llamarle directamente para decirle lo mismo. Me parece un hombre educado y es un referente para mí, me encanta lo poco que conozco de él pero me chocó la primera vez que le ví en éste anuncio, no lo entendí. No le veo como persona que entre en estos juegos y me da mucha pena, no sé sus motivos pero me encantaría que dejara de hacerlo pues incita a que la gente le siga.

    Reply
  • 26/11/2018 at 11:56 am
    Permalink

    Completamente de acuerdo, hay que prohibir anuncios de casas de juego y demás en televisión, Carlos Sobera hay algo más que el dinero, se llama DIGNIDA

    Reply
  • 24/11/2018 at 2:57 am
    Permalink

    A mi me indignan estos anuncios. Yo al primero que vi anunciando fue a Ronaldo, el pobre sera que necesita dinero!!!!!!!!!!!

    Reply
  • 23/11/2018 at 4:20 pm
    Permalink

    Este señor no creo que sea consciente de lo que el juego puede provocar, o eso me gustaría creer. Soy la mujer de un ludópata y todos los juegos están diseñados hasta el último detalle para que te enganches al juego. El dolor la desesperación el miedo no les quita las ganas de vivir solo al ludópata si no que destroza a toda la familia. La lucha para salir de hay es muy larga la desconfianza se instala en tu ser y aunque con los años la vas recuperando ese fantasma permanece usted no sabe del tiempo que se necesita para controlar el juego los años de terapia la lucha que mantiene con sigo mismo la persona que quiere dejar de jugar y lo agotador que es acompañar a esa persona en su lucha. Y vea usted que lo más importante para la familia son los sentimientos que el tema económico queda en segundo plano aunque el desastre económico que conlleva no se lo puede ni imaginar. Espero sinceramente que no presté más su imagen para algo tan tan dañino o cargará sin saberlo mas de un muerto a sus espaldas

    Reply
  • 23/11/2018 at 9:20 am
    Permalink

    En este país siempre creamos primero el problema y después desesperados buscamos soluciones haber si por una vez somos capaces de atajar esta invasión de propaganda con firmeza y contundencia por el bien de nuestra juventud jose Luis g.del valle.

    Reply
  • 22/11/2018 at 9:30 pm
    Permalink

    Pues si
    Es una vergüenza la ludopatia es una enfermedad terrible que los gobiernos y las administraciones tendrán que tomar cartas en él asuntos cada más jóvenes están echando a perder sus vidas… es vergonzoso usar tu imagen para esto….Muy mal Carlos Sobera…

    Reply
  • 21/11/2018 at 7:04 pm
    Permalink

    Hay muchas personas incongruentes con ellas mismas, nunca llegue a pensar que se valiera de ese tema para ganar dinero seguramente lo sopesó y se decidió por algo, que no pensaba aceptar, pero por mi parte no me ha gustado su decisión.

    Reply
  • 20/11/2018 at 12:20 pm
    Permalink

    Tu comentario, desborda una verdad real, gracias por ser tan generoso en en la crítica al Sr. Sobera. El Sr. Sobera no creo que ni se inmute, ya se ha declarado en diferentes ocasiones defender el poder económico como la mejor virtud para la sociedad.
    Estimado amigo, a este tipo de personas puedes estar seguro que tu petición le causara risa, “supongo”.

    Reply
  • 20/11/2018 at 11:38 am
    Permalink

    Desde luego los publicitarios sus voces y sus rostros no son asépticos anunciantes, son cómplices de otra lacra social el juego como arma de desesperación masiva. Señor Sobera no lo reconocerá pero usted también tiene su grado de culpa en la deconstrucción de la sociedad. Los dueños de esos garitos además negocian con drogas, trata de blancas pagan a políticos corruptos o a punto de corromperse, trafican con el robos de niños y la desesperación de los emigrantes. Unos angelitos que acarician a sus hijos por la mañana porque para eso son buenos cristianos.

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Canal de Nueva Revolución

Síguenos en Telegram
Cerrar