Atravesadas por el poder

Por Sara Curto Domeque con ilustración de ElKoko

Los seres humanos tenemos necesidades conceptuales que nos permiten denominar a todos los objetos, tanto físicos como abstractos. Este procesamiento de la información se realiza mediante la categorización conceptual, la cual nos permite un gran ahorro cognitivo, agrupando diferentes conceptos bajo una misma categoría. Sin embargo, este procesamiento de la información requiere de una perspectiva más allá del objeto físico, ya que debemos tener en cuenta las motivaciones históricas que desde el poder motivan nuestras conceptualizaciones actuales.

Antes de que podamos comunicarnos o desenvolvernos por nosotras mismas, desde la sociedad constantemente se nos está delimitando e imponiendo, los conceptos que engloban la categoría de mujer y la categoría de hombre. El poder nos impone normas y reglas que debemos cumplir para obtener el aprobado social, sin tener en cuenta lo que de verdad deseamos. Foucault, afirmaba que el sujeto es producido por el poder, y ello implica que el mismo esté limitado desde el exterior, no pudiéndose concebir la subjetividad fuera de las leyes y reglas que gobiernan nuestras sociedades. Esta construcción social del individuo marca su individualidad y lo categoriza, imponiendo una ley que él mismo y otros deben de reconocer.

El sistema patriarcal se ha construido tanto a sí mismo, como ha construido al feminismo, porque siempre ha estado en la esfera del poder. Como dice Foucault, lo importante del poder, es que es sostenido porque la sociedad cree que representa la verdad absoluta. Por ello, a lo largo de nuestra historia el patriarcado ha sobrevivido, porque no hemos podido conocer otra verdad. En palabras de Gerda Lerner, el patriarcado se habría creado con la escritura, que provocó un gran cambio en la conciencia y simbología de la sociedad a favor del hombre.

Las mujeres cada día somos más conscientes de que el patriarcado atraviesa nuestros sueños y aspiraciones, imponiendonos que roles debemos desempeñar.  Judith Butler dice que, en la construcción reiterada del sujeto, el poder lejos de dejarlos acabados los deja a medio hacer, ya que la producción repetitiva muchas veces no coincide consigo misma, no es idéntica. Este sujeto inacabado tiene la necesidad de encontrar una identidad que lo cierre, y  desde el poder se nos tendría que ofrecer una pluralidad de identidades, lo que es incompatible con el sistema patriarcal, rígido e inflexible.

Entonces, ¿Qué podemos hacer para acabar con este poder patriarcal? Este tiene que ser disputado, enfrentándonos a él. Las normas y prohibiciones de la sociedad no impactan en nosotras de igual forma, ya que aquí actuarían nuestras diferencias individuales. El poder por tanto es imperfecto y podemos combatirlo desde sus entrañas, no pudiendo abolir sus identidades, pero sí pudiendo discutir o reflexionar por ejemplo; sobre las categorías de hombre y de mujer. Esta confrontación, causaría sus contradicciones internas y un desajuste en el mismo, produciendo una transformación social, una nueva realidad.

Tenemos que luchar para conseguir un sistema más flexible, un sistema de poder que nos ofrezca una pluralidad de identidades y realidades,  para conseguir una mayor libertad y expresión de los sujetos.

Cada vez hay una mayor unidad de las mujeres en el campo social, donde son superados los antagonismos, las controversias o las diferencias individuales para unirse y luchar por un objetivo común: la destrucción del sistema patriarcal. Tenemos que luchar para conseguir un sistema más flexible, un sistema de poder que nos ofrezca una pluralidad de identidades y realidades, para conseguir una mayor libertad y expresión de los sujetos.

Como dice Judith Butler, existe un ideal neoliberal masculino, paternalista, e individualista. Y es tarea del feminismo desmantelar ese ideal, y luchar por la emancipación de los sujetos construidos totalmente  por el poder.

One thought on “Atravesadas por el poder

  • 26/03/2018 at 1:30 pm
    Permalink

    Me alegra que llegara este momento, es una infamia, mantener estas absurdas condiciones, por mas tiempo.

    Reply

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies