Arabia Saudí detiene a 7 activistas que luchan por los derechos de las mujeres

Teresa Domínguez

Arabia Saudí detuvo el 15 de mayo a siete personas (cinco mujeres y dos hombres), nos han informado fuentes próximas a algunas detenidas. Según el NYTimes en un mensaje en twitter la mañana del sábado, el Ministerio del Interior Saudí confirmó que “siete personas habían sido arrestadas después de ser acusadas de comunicarse con ‘entidades extranjeras'”, infiltrarse en el gobierno y proporcionar apoyo financiero a ‘elementos hostiles’ en el exterior para socavar la seguridad y la estabilidad del Reino”. Las acusa directamente de traición.

La realidad, según denuncia la misma Manal Alsharif, es que la única traición que han cometido es luchar contra el inhumano sistema de custodia masculina que subyuga a las mujeres en su país, contra el patriarcado, contra un sistema que oprime a las mujeres y que les niega la total ciudadanía. Durante mucho tiempo han defendido pacíficamente el cese de la prohibición de conducir y del sistema de tutela. Ahora están siendo acusados de traición. “No hay lugar para los traidores entre nosotros.”

“Traidor” aparece estampado en las fotografías de los activistas valientes. Peligroso y vergonzoso. Dice Mona Eltahawy.

Algunas de las personas detenidas ya fueron advertidas en septiembre de 2017 cuando el anuncio del levantamiento de la prohibición de conducir. Fueron informadas de que no podían hablar con los medios. La defensa de los derechos de las mujeres resulta particularmente molesta para un gobierno que pretende mostrar el cambio y la “apertura” del país usando como argumento precisamente a las mujeres, dando a conocer su plan de modernización y reformas “Visión 2030”. El lugar de las mujeres en el corazón de las reformas de Arabia Saudí, afirma el príncipe heredero. Y para ello, hace alarde de su medida más espectacular y llamativa: que las mujeres podrán conducir en el reino. Naturalmente esto choca frontalmente con los movimientos por los derechos humanos que pretenden visibilizar las principales reinvindicaciones de las activistas que son principalmente abolir el sistema de tutela masculina.

En su día hablamos con “Rocío”, activista, una de las fundadoras del digital @alamal_news periódico de denuncia y lucha feministas que reivindica los derechos de las mujeres. Una de las protagonistas que lanzaron la campaña  contra la tutela masculina en Arabia Saudí. Hoy nos muestra su enorme preocupación porque varias de sus compañeras han sido detenidas y están completamente aisladas, no sabe nada de ellas desde que fueron arrestadas.

“Lo que me mata es que el gobierno está sacando noticias falsas sobre ellas que son unas traidoras y cobran dinero de otros países”

Es evidente su preocupación, su temor, y su impotencia. “No sé qué hacer para poder ayudarlas”. Y a la pregunta de qué podemos hacer nosotros para ayudar, me suplica que hablemos de ellas, que les demos apoyo a través de las redes sociales para hacer presión internacional ya que en Arabia Saudí las redes están en manos del estado.

Human Right Watch exige a las autoridades Saudíes que liberen a los y las activistas de inmediato o los acusen de un delito reconocible. Según Sarah Leah Whitson, directora para Oriente Medio de Human Rights Watch. “El mensaje es claro: cualquier persona que exprese escepticismo sobre la agenda de los derechos del príncipe heredero enfrenta un tiempo en la cárcel”.

Los y las activistas y disidentes saudíes que actualmente cumplen largas condenas de prisión basadas únicamente en su activismo pacífico son: Waleed Abu al-Khair, Abdulaziz al-Shubaily, Mohammed al-Qahtani, Abdullah al-Hamid, Fadhil al-Manasif, Abdulkareem al-Khodr, Fowzan al -Harbi, Raif Badawi, Saleh al-Ashwan, Abdulrahman al-Hamid, Zuhair Kutbi, Alaa Brinji, Nadhir al-Majed, Issa al-Nukheifi, Essam Koshak, Mohammad al-Otaibi, Abdullah al-Attawi y Fahad al-Fahad. Según HRW.

Recordemos que Arabia Saudí preside el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas y ocupa un cargo en el Consejo de Mujeres de la ONU hasta 2022, siendo uno de los países más machistas del mundo. Y que es uno de los 125 países que no tipifica la violencia doméstica. No existen leyes que protejan ni a la mujer, ni a las hijas, ni de violencia de género, ni de agresión sexual.

Hessah al-Sheikh, trabajó en un estudio que señalaba que la exposición internacional a los medios de comunicación “puedría ser un escudo protector contra el castigo severo por la participación activa en las causas de las mujeres”. Así que vamos a ayudar en ese frente y difundir sus nombres, es lo menos que podemos hacer. Nos piden ayuda, en nombre de Eman al-Nafjan, Lujain al-Hathloul, Aziza al-Yousef, Aisha al-Manea, Hessah Al-Sheikh, Madeha Al-Ajroush, and Walaa Al-Shubbar todos los detenidos en nombre de los derechos de las mujeres, de los Derechos Humanos. Hablen de ello, tuitéenlo, extiendan el mensaje por las redes con el HT internacional  y . No dejen que caiga en el olvido. Nos necesitan.

       Tuitea por ellas

Teresa Domínguez

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardar

 

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies