Amazon en Lucha: «Si luchas puedes perder, si no luchas ya has perdido»

Salvar Al Garito IOSIF

Por Daniel Seixo

¿Cómo se lucha contra una multinacional como Amazon?

Tenemos que partir de la base de que el enfrentamiento con este tipo de empresas es muy difícil ya que disponen de todos los medios económicos necesarios para llevar a cabo sus políticas y poner en marcha su modelo económico y empresarial. 

Algo que tenemos claro en CCOO y repetimos constantemente, es que no podemos hacer las cosas de forma individual y aislada, y que todo debe basarse en la organización y en la acción colectiva, y partir de ahí podemos hacer una buena defensa de los intereses generales y de las necesidades particulares de sectores más desfavorecidos. 

¿Cuáles eran las reivindicaciones del sector? ¿Se han llegado a materializar?

El conflicto se inicia cuando la empresa aprovecha a que a finales de 2017 finaliza el Convenio de Centro que teníamos e intenta, basándose en la reforma laboral del 2012, meternos en el Convenio Sectorial de Logística de la Comunidad de Madrid. 

Desde CCOO vemos que conlleva la pérdida de una serie de condiciones económicas y laborales por lo que después de varios meses de negociación, en la que la empresa está decidida a aplicar unilateralmente el Convenio Sectorial, nos vemos abocados a iniciar las protestas y movilizaciones que terminan en huelgas. Entre otros aspectos los puntos principales de nuestras reivindicaciones son:

– Subida salarial para mantener el poder adquisitivo. 

– Mantener el complemento por parte de la empresa en caso de incapacidad temporal. 

– Mantener las categorías existentes, y los salarios correspondientes. 

– Mantener las medidas de flexibilidad que nos permiten conciliar vida laboral y personal.

– Mantener los permisos retribuidos. 

– Mantener los porcentajes de aplicación sobre el valor de la hora ordinaria para determinar el valor de las horas nocturnas y de las horas extraordinarias. 

– Reducción de la alta tasa de temporalidad. 

Como verás, la mayor parte de nuestras reivindicaciones se trataban de MANTENER las condiciones que se venían aplicando en el Convenio propio de nuestro centro de trabajo y no perder derechos al aplicarnos el Convenio Sectorial de Logística. 

¿Han mantenido contactos con otos centros logísticos de la multinacional? ¿Consideran que internacionalizar las presiones contra Amazon podría ayudar a ejercer mayor presión?

Hemos visto que la forma de trabajar de Amazon es común en todos los países en los que se implanta, apareciendo problemas y reivindicaciones muy parecidas, por lo que internacionalizar el conflicto es bastante fácil ya que es la propia empresa quien va provocando que aparezca en cada uno de los países en los que se establece. Lo que puede ser más complicado, que requiere más esfuerzo por nuestra parte es coordinarnos, pero al final es cuestión de tiempo, y poco a poco lo estamos consiguiendo. 

Durante el conflicto hemos mantenido contacto con otros centros trabajo, tanto a nivel nacional e internacional, y lo que es más importante, que a día de hoy estás relaciones y este entendimiento se viene haciendo cada vez más fluido y habitual. Intentamos hacer una red de comunicación, de diálogo y coordinación de dentro hacia fuera, es decir, comenzando por nuestro propio centro hacia los centros de trabajo a nivel nacional pero sin olvidarnos y manteniendo relaciones a nivel internacional. 

¿Consideran que resultaría necesario una mayor regulación para contener el poder de gigantes como Amazon?

En cualquier entrevista que se hace a los responsables de la empresa no paran de hablar de que todo lo hacen «por y para sus clientes» y de la cantidad de puestos de trabajo que están creando. Pero de lo que nunca hablan es de la cantidad de puestos de trabajo de pequeñas y medianas empresas que están destruyendo, de las condiciones laborales en sus centros de trabajo, del monopolio del sector, de las condiciones que imponen a otras pequeñas empresas que quieren trabajar a través de su plataforma y de su competencia desleal. 

No es normal que este tipo de empresas con beneficios económicos descomunales, porcentualmente paguen menos impuestos que cualquier persona que a pesar de tener un puesto de trabajo llega a fin de mes con dificultades.  

Amazon se centra exclusivamente en su beneficio empresarial que no es otro que su beneficio económico y por lo tanto, es necesario un control de este tipo de empresas a todos los niveles; con medidas regulatorias de orden económico, fiscal, laboral y social para que parte de este beneficio económico, que están consiguiendo gracias al esfuerzo de las personas que trabajamos en sus centros de trabajos y gracias a las personas que compran a través de su plataforma, revierta a la sociedad. 

Amazon ha llegado a publicar una oferta de trabajo en la que se requerían analistas de inteligencia para detectar amenazas, como terrorismo, pero también “líderes políticos hostiles”  y representantes sindicales, ¿se respetaba el derecho a huelga en la compañía? ¿Se han llegado a sentir perseguidos o señalados por reclamar sus derechos laborales?

No podemos olvidar el lugar de origen de esta empresa, en el que el triunfo se mide en dólares, por encima de las personas, amparándose en una legislación laboral hecha a su medida. Y su modelo de negocio lo exporta a nivel mundial. 

Cuando llega a Europa, y más concretamente en España se encuentra con una legislación laboral menos flexible, con plantillas más organizadas a nivel sindical, y esto es lo que no le interesa la organización y la acción colectiva por lo que es evidente que es una empresa claramente antisindical. 

En un momento de grave crisis económica Amazon emplea a más de 115.000 personas en Europa, ¿consideran que la compañía usa esto para depauperar las condiciones laborales de sus trabajadores?

Amazon es una empresa que en todo momento mira por el interés de sus «clientes» por encima de los intereses de las personas que formamos su plantilla, y aprovecha cualquier ocasión para llevarlo a cabo. Pero ahí estamos organizaciones sindicales como CCOO para parar sus intenciones. 

 ¿Cómo son las condiciones de trabajo en Amazon? ¿Les han proporcionado las medidas sanitarias adecuadas durante esta pandemia?

Cuando a mediados de marzo se implanta el Estado de Alarma debido a la pandemia, en Amazon no teníamos ningún tipo de medida para garantizar la seguridad y salud de la plantilla. Tuvo que ser a través de una denuncia a la Inspección de Trabajo cuando se pusieron las pilas y adoptaron todas las medidas necesarias, más que nada porque se jugaban el cierre del centro de trabajo. 

¿Cómo fue vuestra relación con los diferentes partidos políticos presentes en el parlamento español? ¿Les han apoyado realmente?

El único partido político que se interesa por nuestra situación es Unidas Podemos, tanto a nivel local como nacional. Han estado apoyándonos desde que comenzó el conflicto, personalmente en marchas, concentraciones, durante los días de huelga, dándonos voz en sus actos, haciendo referencia en sus intervenciones de nuestra situación… 

¿Qué “lecciones” extraería de todo este proceso de lucha?

Algo fundamental que tenemos que tener siempre claro es que para iniciar cualquier tipo de lucha sociolaboral, como es en nuestro caso, tenemos que tener unos buenos pilares: la organización y la acción colectiva. 

¿Qué le diríais a los diferentes colectivos obreros que se resisten a pelear por sus derechos por miedo a las posibles represalias o simplemente falta de unidad entre sus trabajadores?

Aquí podemos recurrir a los tópicos que se escuchan en este tipo de preguntas, y uno muy típico es el que dice «si luchas puedes perder, si no luchas ya has perdido». 

No podemos estar permanentemente viviendo con miedo por reclamar mejoras de las condiciones de trabajo, sobre todo porque en los últimos años estamos perdiendo derechos que habían ganado con mucho esfuerzo nuestro padres y abuelos hace 40 años, y lo que es triste es que estamos pasando de reclamar mejoras a reclamar que no nos quiten los derechos que manteníamos desde hace años. 

No podemos esperar a que alguien venga a solucionarnos los problemas porque no se va a dar el caso; tenemos que salir del estado de sopor en el que nos encontramos, tenemos que rebelarnos para no conformarnos con las «migajas» y exigir todas las mejoras necesarias para la clase obrera. 


Tú eres nuestra única fuente de financiación. Con tu ayuda podremos seguir ofreciéndote nuestros artículos:

Ayúdanos a seguir con Nueva Revolución

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.