A ti, Florina

Por Laura Isabel Gómez García

El pasado 30 de enero hallaban el cadáver de Florina Gogos en una acequia, a las afueras de la localidad de Silla (València). Florina tenía solo 19 años, fue vendida a una mafia de trata cuando era menor y era obligada a prostituirse. Florina era apenas una niña aún, las personas de la asociación valenciana que asiste a las mujeres prostituidas en València (ASFA), la conocía bien desde hacía un par de años en los que habían tratado de ayudarla a salir de la calle, pero Florina era como todas esas mujeres que son prostituidas en nuestro país, tenía miedo y no acababa de poder dar el paso. Florina era una chica bastante inocente (en el mejor de los sentidos), carecía de picardía y eso la hacía blanco fácil de los engaños y regateos por parte de los puteros que se daban cuenta y se aprovechaban de su inocencia. Según otras mujeres que son prostituidas junto con ella en ese mismo lugar, decían que “No sabía ser puta”.

Este 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, como siempre, mujeres como Florina no van a ocupar el centro de los debates en los medios, no habrá un titular para ellas, nadie dirá Unas 500.000 mujeres este 8 de marzo continúan en situación de explotación sexual en España. Por eso desde aquí, desde mi humilde rincón en este medio de comunicación yo sí voy a centrarme en todos esos miles de mujeres que como Florina no cuentan ni existen, en general, para nadie, y para cuando cuentan es para usarlas por parte de algunos sectores, para vender el discurso falaz de que “las putas necesitan derechos porque son trabajadoras sexuales”, y encima sacan a relucir este discurso entorno a un día como el 8 de marzo como si de una broma de mal gusto se tratara, por aquello del “día de la mujer trabajadora”.

Miren, no. Las mujeres prostituidas no son “trabajadoras”. Son esclavas sexuales, explotadas, deshumanizadas y cosificadas al máximo, puestas a disposición de los varones para acceder a sus cuerpos cuando les plazca.

Para nosotras, las feministas radicales, sí que existen, las vemos, las conocemos y muchas de nosotras trabajamos con, para, por ellas. Y no, las “putas” no necesitan “derechos laborales” que las mantengan prostituidas, mientras mafias, chulos y proxenetas siguen lucrándose del uso y abuso que los prostituidores hacen de sus cuerpos. Lo que necesitan las mujeres en situación de prostitución son derechos humanos, justicia, dignidad para sus vidas, una salida de la prostitución, un trabajo “normal”, remunerado, justo y digno, como con el que soñamos todas nosotras y nosotros; porque está muy bien eso de defender el “trabajo sexual” pero no para ti misma/tú mismo, tus hijas, tu mujer… sino para las demás.

Defender la prostitución como “trabajo”, es legitimar el discurso Patriarcal que nos divide a las mujeres en mujeres buenas, decentes, (unas) y mujeres malas, indecentes (las demás), que se ve que vienen al mundo para ser usadas y abusadas, “porque les gusta” o “porque valen para ello”. FALSO, FALAZ Y MEZQUINO. Porque ni una sola mujer cuando era niña soñaba con ser prostituta, ni una. Jamás.

Si están en situación de prostitución es, en primer lugar, porque son mujeres empobrecidas, desesperadas por la necesidad de sobrevivir, tener un techo sobre sus cabezas y comida en un plato, y porque en muchas ocasiones tienen menores a su cargo que han de sacar adelante, o por circunstancias de la vida. Por lo tanto, una mujer en prostitución lo está porque se ha visto empujada a ello, porque el Sistema, y la Sociedad en su conjunto le han fallado. Eso cuando hablamos de mujeres autóctonas, que representan un mínimo porcentaje del total de las mujeres prostituidas en nuestro país (un 10% más o menos), porque en segundo lugar una característica generalizada de las mujeres que ejercen la prostitución es que son mujeres migrantes  en situación irregular que han sido captadas en sus países de origen por desalmados o a veces incluso vendidas a las redes del tráfico de mujeres con fines de explotación sexual por parte de sus propias familias, padres, maridos, hermanos… Y son estas mujeres las que representan el mayor porcentaje de mujeres en prostitución, hablamos de entorno a un 90% de las prostituidas. La realidad de todas estas mujeres, queda invisibilizada y aplastada por el discurso proxeneta de la legalización del “trabajo sexual”. Discurso que convierte a mafias y a proxenetas en empresarios, a prostituyentes violadores en clientela y las mujeres explotadas en “cuerpo de obra” barata.

Prostitución en España: Datos de la vergüenza

  • Mujeres prostituidas en España 400.000 y 600.000, de las que más del 90% son víctimas de explotación sexual.

  • España es el primer país consumidor de prostitución en Europa (unos diez puntos superiores al observado en la media europea), y el tercer país consumidor de prostitución en todo el mundo.
  • La edad media de los demandantes de sexo de pago es de 18 a 35 años y recurren a la prostitución como una forma de ocio más (4 de cada 10, lo que representa el 40%), y el 99,7% de la demanda de prostitución son varones quienes gastan unos 1.530 euros/año (unos 127/mes), en sexo de pago.
  • La web sobre el mercado negro global Havocscope cifra en unos 22.800 millones de euros los ingresos de la prostitución en España, el segundo puesto en su lista mundial solo por detrás de China. EN ESPAÑA, es el sector económico que más dinero negro mueve, incluso por encima de la droga o el tráfico de armas. EUROPOL estima que hablamos de unos beneficios anuales de 32.000 millones de euros, siendo la prostitución el segundo negocio ilícito más importante tras el tráfico de drogas.
  • Según datos de ONU MUJERES y la OMS, 1 de cada 3 mujeres prostituidas han sido víctimas de violaciones (el 62%), agresiones físicas y violencia extrema contra ellas.
  • Datos de Médicos del Mundo, muestran que entre el 80 y el 95 % de las prostitutas ha sufrido alguna forma de violencia antes de empezar a ejercerla (violación, incesto, pedofilia), además el 68 % sufre trastorno de estrés postraumático.
  • España, es habitualmente el primero/segundo país con mayor Turismo del mundo, lo que no te cuentan que uno de los motivos es que es debido a que nos estamos convirtiendo en un paraíso de turismo sexual. Ha pasado de ser un país de paso del tráfico de mujeres a ser un país de destino de mujeres traficadas para la explotación sexual.
  • Se estima que, en nuestro país, entre el 90-95% de las mujeres en situación de prostitución son víctimas de trata con fines de explotación sexual (datos del Gobierno de Aragón).
  • En España, el 99% de personas prostituidas son mujeres. De ellas, el 90% están prostituidas contra su voluntad y son mujeres extranjeras en situación irregular lo que hace que solo el 10% lo haga libremente (supuestamente).
  • Según estimaciones del INE, la prostitución supone en nuestro país el 0,35% del PIB anual (entre 4.000-5.000 millones de euros/año). Unos 8 millones de euros/día.
  • Los anuncios en prensa de prostitución generan 40 millones de euros/año en nuestro país.
  • Entre las prácticas sexuales más demandadas por los puteros son el sexo con embarazadas (cuanto más avanzado el estado de gestación mejor), el sexo en grupo (Manadas), el sexo con mujeres con discapacidad mental (ya se han detectado casos de captación de chicas españolas con Síndrome de Down para la prostitución), y la mayoría prefiere no usar condón, lo que implica que la inmensa mayoría de las prostitutas estén expuesta a ETS continuamente, al VIH y a embarazos no deseados y abortos forzados.
  • En ESPAÑA, el elevado porcentaje de hombres puteros (40%) refleja, según estudios realizados por Médicos del Mundo, que en nuestro país “ir de putas” es una práctica socialmente aceptada y extendida asociada a la imagen de hombría tradicional del “macho alfa” con unas necesidades fisiológicas que tienen que ser cubiertas para la estabilidad emocional y psicológica de los varones.
  • La investigación, Nueva pornografía y cambios en las relaciones interpersonales, reveló que los jóvenes españoles de entre 16 y 29 años se ha iniciado en la prostitución a través de las web de pornografía. Aunque los autores de la investigación aseguran que esta cifra podría ser mayor dado que el 25% de los encuestados se negó a responder. De esta investigación se desprende también que la edad de inicio en sexo de pago es cada vez más temprana.
  • Médicos del Mundo, advierte que el consumo de prostitución está normalizado dado que se paga por sexo en la discoteca, al salir de ella, cuando se va de botellón, en celebraciones deportivas, en fiestas privadas, despedidas de soltero y en cualquier contexto que implique fiesta y celebración. El putero solitario que iba a la esquina a pagar por sexo, a día de hoy es minoritario. Hoy la prostitución se ha convertido en una forma más de ocio, especialmente entre grupos de chicos jóvenes. Esto es debido también a que las mafias proxenetas captan clientes a través de RRSS, páginas porno de Internet, o de la publicidad callejera en parabrisas, tarjetas que se reparten a las salidas de eventos deportivos o lugares de ocio frecuentados por la gente joven.
  • La Asociación APRAMP, entre enero y septiembre de 2019, atendió a 2.400 mujeres víctimas de trata en el territorio español.
  • Según datos del Instituto de La Mujer, en nuestro país existen unos 1.200- 1500 burdeles y locales destinados al consumo de sexo de pago; siendo Castilla-La Mancha la región que acumula el 80% de ellos. Cabe puntualizar que muchos de estos locales están “camuflados” como locales dedicados al ocio y hostelería (discotecas, clubs, pubs, hoteles, bares…).
  • En ESPAÑA, el 34% de los varones cree que la prostitución no es una forma de violencia contra las mujeres.

Las mujeres explotadas sexualmente en burdeles, carreteras, pubs, hoteles, pisos, casas, polígonos y rotondas no saldrán este 8 de marzo a la calle, salvo para ser violadas previo pago por puteros, muchas de ellas ni siquiera saben lo que significa “8 de marzo”, o no saben tampoco que existe un día en el calendario dedicado a las reivindicaciones de las mujeres de todo el mundo. Pero nosotras sí sabemos que ellas existen y es nuestro deber como feministas y como sociedad que dice ser democrática, avanzada y de derecho, en este Día Internacional de las Mujeres, vocear desde nuestros balcones, ventanas, RRSS, y concentraciones varias, que mientras haya una mujer siendo comprada y vendida para el uso y disfrute de los varones, no podremos llamarnos sociedad democrática y del bienestar. Las mujeres prostituidas no pueden esperar más, es hora de presionar a este Gobierno autodenominado “el más feminista de la historia”, una Ley Abolicionista del Sistema Prostitucional. Porque o somos todas libres, o no lo seremos ninguna, porque mientras exista la prostitución, todas las mujeres somos prostituibles, porque todas en algún momento podemos vernos abocadas a ella, y como siempre digo “Lo que no quieras para ti no lo quieras para nadie”. Además, eso es el Feminismo, la lucha colectiva por la emancipación de todas las mujeres. Como dijo la gran Simone de Beauvoir, “El Feminismo es una forma de vivir individualmente, y de luchar colectivamente”. Porque puede ser que haya mujeres libres, no empobrecidas, españolas o con sus papeles en regla perfectamente acomodadas que decidan elegir la prostitución como “salida profesional”, pero porque un pequeño porcentaje lo haga no vamos a admitir la prostitución como “trabajo sexual”, porque cuando algo no incomoda al Patriarcado, cuando es aceptado por los varones sin rechistar y beneficia al patrón y al Capital, ES QUE NO ES FEMINISMO.

2 Comments

  1. Las cifras de la vergüenza me han dejado helada. Es muy gráfico verlo mentalmente en cifras… Porque pones caras. Yo pongo una, la de una chica que aún ví ayer. Esas cifras sí, me dan vergüenza, pero más aún, una rabia indescriptible. Comparto, porque se tiene que saber, porque se sabe, pero no se reconoce.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.