30 Días 30 Voces

¿Y de la vivienda qué?

Con la situación que vivimos actualmente y la crisis que se avecina (pocos son ya quienes defienden que no será así), la realidad que nos espera es poco halagüeña. La pérdida de poder adquisitivo de la clase trabajadora por la carestía de la vida, la desvalorización de la fuerza de trabajo, con convenios colectivos actualizando un IPC testimonial y los despidos que podemos prever por la recesión venidera, nos deben hacer intuir que por mucho que se quiera repercutir la subida de precios a través del aumento de las rentas, esto no será posible ante una clase trabajadora y unos sectores poblacionales, cada vez más ampliamente empobrecidos.

30 Días 30 Voces

Pago por uso, algo que debatir

Si desde el socialismo se hubiera hecho una propuesta similar al pago por uso, la mayoría de fuerzas políticas se habrían escandalizado y acusado de totalitarismo estatalizador al comunismo y a su obsesión con acabar con la propiedad privada.

30 Días 30 Voces

La regulación del precio de la vivienda. Fantasía o retórica socialdemócrata

Por supuesto, es posible que al final, el Gobierno ponga un límite al precio de los alquileres, pero la clase capitalista acabará invirtiendo menos en la construcción de viviendas o en la compra para alquiler si de las medidas estatales se desprende un descenso de la rentabilidad. Esto llevaría a una menor oferta, lo que no ayudaría a la solución capitalista del problema.

30 Días 30 Voces

No somos mayores, somos idiotas

De nada sirve concluir que nuestro problema con respecto a la banca, no es su posición central en el engranaje del capitalismo actual y en la base de su dominación, sino que hay pocos cajeros automáticos de donde sacar nuestros ahorros para comprar, no hay una atención presencial como debiera y que dejan a poblaciones enteras con menos posibilidades de desarrollo ante su abandono.