Economía

Empresaurio

Cuando el 35% de los consumidores europeos recurre a sus ahorros o al crédito para pagar las facturas, y las compras se concentran en los productos básicos, algunos accionistas deben estar planteándose que el dinero no se come, y que el capital, si no circula y se invierte para generar excedentes, acaba pudriéndose. Es sencillo.