Angelo Nero

Todos somos armenios, todos somos Hrant Dink

Hrant Dink pagó con su vida la osadía de los hombres libres, la de aquellos que no se callan, que no se pliegan ante las amenazas, que se crecen en los juicios, y que se hacen gigantes en las cárceles. Recordarlo es también un ejercicio de libertad, contra aquellos que quisieron callarlo con una bala. […]