Voces de la calle | Podemos: ideas distintas, un mismo camino

Por Francisco Gallego 

La principal discrepancia entre Pablo Iglesias e Iñigo Errejón de cara al Vistalegre II es la de votar en el mismo “pack” a personas e ideas, como defiende el primero, o separar ambos y votarlos por separado, como defiende el segundo. Los dos líderes de Podemos se han respondido a través de los medios lo últimos días sobre este asunto y  desde luego da la sensación de tensión que seguro se respira internamente en la formación en estos momentos.

Atendiendo primero a la tesis de Errejón, es decir, que se voten por separado personas e ideas, debemos observar que es totalmente incongruente y podría llevar a la absurda situación de que alguien fuera elegido para defender y llevar a cabo ideas que no son las suyas, no a través de un convencimiento mediante la razón y un compromiso sincero para con la mismas, sino por ser más votado que otros, aspecto en el que pueden influir cosas tan banales como el carisma o la proyección mediática, lo que nos lleva a la reflexión de que la idea de Errejón encierra una contradicción en si misma y es que tus ideas fracasen y tú no.

El formato preferido por Pablo Iglesias, votar a las ideas y personas en conjunto, es una opción mucho más lógica, pero que puede generar dudas e inquietudes por parte de los discrepantes. Pablo Iglesias aboga por que no se puede separar a las personas de sus ideas, lo cual es verdad, una idea no surge por generación espontánea, nace de un cerebro, de un ser, que está primero que la idea y por lo tanto son indivisibles. Teniendo esto claro la pregunta es ¿debería Errejón marcharse si sus ideas no son las las más votadas? Parece lógico que con la tesis de Iglesias si, debería irse, pero en cambio según la de Errejón no. Otra pregunta sería: ¿es Errejón una persona válida y capaz y puede ostentar un cargo pese a que su ideario fracase? Pensando de forma lógica diríamos que si, obviamente, lo cual demuestra que el pensamiento de Iglesias tampoco es perfecto. Una victoria de Iglesias, la cual es más que previsible, no debería significar el contar con un poder absoluto dentro de la organización ni tampoco que mucha gente inteligente y comprometida con PODEMOS más allá de quien sea el líder se marche o no se cuente con ellos.

Queda claro que ninguna de las dos opciones representa una justicia total, ni es la mejor al 100% y esto lleva a pensar que en la política tampoco todo puede ser lógica, sino que debe haber sentimiento, un ideal que esté por encima de todo lo demás y que provoque la unidad, en contraposición con las discrepancias naturales implícitas en el ser humano. Dicho en otras palabras, Vistalegre II debe estar vacunado del veneno del sectarismo y el orgullo intelectual, de las etiquetas, de la prepotencia, de la hipocresía, de la vanalidad, porque todos buscan un mismo fin, de lo que se trata es de construir juntos el camino a recorrer, aportando cada uno lo mejor de sí mismo, y no hacerlo por senderos diferentes.

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies