Reino Unido vuelve a las urnas

Los británicos vuelven hoy a las urnas, un año después del inesperado triunfo del Brexit, para elegir a la persona que llevará a cabo el reto de sacar al Reino Unido de la Unión Europea tras más de cuatro décadas.

Los candidatos a tal gesta son Jeremy Corbyn (1949), antimonárquico y partidario de la nacionalización de la electricidad, los ferrocarriles y el gas, y Theresa May (1956), feminista e hija única de un vicario, con seis años como ministra del Interior. El mayor reto de May, según sus palabras, es controlar la inmigración.

Theresa May

Hace 50 días, Theresa May se las prometía felices convocando elecciones anticipadas en el Reino Unido, pero la presentación del manifiesto conservador y el avance de la campaña electoral deterioraron su imagen y las críticas crecieron.

El país ha sufrido tres atentados en poco más de dos meses cometidos además por individuos, en su mayoría, con pasaporte británico y que ya habían sido fichados previamente por las autoridades. Los periódicos británicos presentan en sus portadas las caras de los yihadistas a diario y eso perjudica claramente a Theresa May. Dos de los tres terroristas que llevaron a cabo el atentado contra Borough Market eran conocidos por las autoridades y la actuación de los servicios secretos está en entredicho. May fue responsable, como Ministra de Interior, del MI5, MI6 y policía y de los recortes que redujeron en casi 20.000 el número de agentes.

May se ponía hace un par de meses en contra a los jubilados británicos al sugerir que aquellos que dispusiesen de viviendas valoradas en más de 100.000 libras tendrían que costearse la asistencia a domicilio. Ante la oleada de críticas incluso por parte de la prensa más conservadora, a las pocas horas tuvo que rectificar y matizar que habrá un límite a la cantidad que los pensionistas deban pagar. Tras el traspié volvió al guión de la campaña: el de que el Reino Unido necesita un Gobierno fuerte y estable para el Brexit, repetido hasta la saciedad, dejando en evidencia una clara falta de carisma.

Jeremy Corbyn

Nacido en Londres hace 68 años, Corbyn fue elegido líder del partido Laborista en septiembre de 2015, poco después del varapalo sufrido por Ed Miliband en las últimas elecciones generales, ganadas por mayoría absoluta por David Cameron. Varios candidatos se negaron a liderar el partido, pero Corbyn aceptó el reto.

Corbyn era considerado un cadáver político hace poco más de un mes, el líder laborista ha remontado en los últimos días ya se enfrenta de tú a tú con la primera ministra. Theresa May infravaloró a Corbyn y estaba tan convencida de su popularidad que decidió adelantar tres años los comicios y convocar unas elecciones anticipadas.

La campaña ha ofrecido a Corbyn la plataforma en la que mejor se desenvuelve, encuentros en la calle donde explicar sus iniciativas de nacionalización y sus ideas antimonárquicas. Se augura una movilización del voto joven, tanto por estas ideas, como por la promesa de acabar con las tasas universitarias.

La historia muestra que la libra esterlina suele debilitarse cuando hay grandes cambios hacia el laborismo. Analistas y sondeos muestran que los operadores anticipan una caída inmediata de la moneda si gana Corbyn y esto puede perjudicar el voto hacia el laborista.

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies