¿Por qué soy radical y no me importa confesarlo?

Por Victor Chamizo @vichamsan


Dice la RAE, entre sus distintas acepciones, que radical es: “el partidario de reformas extremas”, o, “Extremoso, tajante, intransigente”. Y define radicalismo como: “Conjunto de ideas y doctrinas de quienes, en ciertos momentos de la vida social, pretenden reformar total o parcialmente el orden político, científico, moral y aun religioso”.

puno

No obstante, los partidos conservadores han asociado a la palabra radical, o al radicalismo, un carácter negativo, perjudicial para la sociedad y para el sistema, “su sistema”. Hasta tal punto han demonizado el vocablo que emplean “tolerancia cero” cuando realmente quieren expresar radicalidad con algo. La Iglesia es absolutamente radical con temas como el aborto o la eutanasia,  por poner dos ejemplos sencillos y claramente identificables, y ningún medio, ningún partido político dirá jamás que la Iglesia es una institución radical.

¿Qué hay de malo en ser radical?

Realmente todos somos radicales en algo, pero a algunos les han vendido la idea de que existe un centro, equidistante de unos extremos radicales, que es el lugar ideal en el que instalarse ideológica y políticamente. Y ellos lo han comprado. No existe ese centro. Es una falacia, una entelequia y una trampa.

Yo soy radical porque no me conformo con este sistema político en el que nos vemos inmersos. No pretendo afirmar que todo sea desechable, pero sí considero que muchos aspectos del mismo deben ser revisados y modificados.

Soy radical porque no estoy de acuerdo con el reparto que existe de la riqueza.

Soy radical porque no estoy conforme con la explotación que existe de unos pueblos sobre otros.

Soy radical porque creo que la cultura es un bien necesario, y debe ser libre y accesible para todos.

Soy radical porque no creo en un modelo económico que persevera en la riqueza de unos pocos a costa de la miseria de muchos.

Soy radical porque creo en la universalización de la sanidad.

Soy radical porque creo en la libertad de las personas y en los Derechos Humanos.

Soy radical porque pienso que no existen las verdades absolutas.

Soy radical y me importa un carajo lo que piensen los demás de mi radicalismo.

2 thoughts on “¿Por qué soy radical y no me importa confesarlo?

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies