¿Primero los de aquí?

Por Javier F. Ferrero 

Cometen un gran error los que creen que pueden elegir entre ayudar a sirios o a españoles, no se trata de una balanza donde están situados unos y otros y quitando peso se decantará por caer hacia uno de los puntos.

Por mucho que se repita y se difunda, se trata de un hecho irrefutable. La única elección que tenemos es si ayudar o no a una gente que huye del miedo y la muerte y que no tienen país al que deportarles. Por mucho que cabree a algunos, por mucho que pataleen y por mucho que protesten, no podrán influir en esta circunstancia. Que se los refugiados sirios fuesen expulsados no ayudaría a cambio a los españoles en apuros de ninguna de las maneras debido, entre otras cosas, al gobierno que votó la mayoría y al sistema que nos toca aguantar por ello. Si tuviésemos un gobierno que en lugar de destinar 11.000 millones de euros a la iglesia, los destinase a ayudar a los necesitados, si podría cambiar, pero estamos hablando de imposibles si tenemos en cuenta que varios ministros son miembros del Opus Dei y la iglesia en este país sigue siendo intocable independientemente del miembro bipartidista que ostente el poder.

Una de las principales excusas para negar la ayuda es el: “Entre los sirios se cuelan terroristas del ISIS”. ¿En serio creéis que se están colando terroristas entre los refugiados? Por mucho que Fernández Díaz lo diga (supongo que alguien con dos dedos de frente no creerá lo que dice el Ministro que otorgó una medalla al mérito policial a la Virgen del Amor), no hay asesinos del Estado Islámico entre los que intentan alejarse de la guerra. Básicamente porque ellos ya están aquí, si quieren atentar en Europa ya tienen suficientes soldados con pasaporte europeo para ello sin depender de unos pasaportes sirios para colarse justo por la vía más controlada. Sería un absurdo táctico con más lagunas que el expediente de Francisco Nicolás.

Teniendo claro que no se cuelan terroristas ni que el dinero que va destinado a ayudarles iba a ir para necesitados españoles ¿Cuál es la excusa para negar la ayuda? Quizá la religión: no son cristianos practicantes, eso está claro. Yo tampoco, espero poder mantener mi estatus de ciudadano aún con ese handicap. O su color de piel; aunque no creo que sean mucho más negros que los adinerados visitantes veraniegos de Mallorca. No sé, ¿no encajan en nuestra cultura?¿En cuál de ellas? La diversidad cultural española es abrumadora, poco tenemos gastronómica y culturalmente en común gallegos con andaluces, por ejempo. Pero claro, siempre hay un achaque, por muchas respuestas que se otorguen siempre habrá más prejuicios.

Esto solo puede cambiar si el que propone las respuestas coincide con el que ostenta el poder, pero actualmente, los que gobiernan este país solo proponen preguntas.

 

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies