Poesía crítica | Versos sueltos para Esperanza Aguirre

Por Javier DG

Las mentiras

no caen del cielo.

No vuelan

por el espacio sideral

sin destino conocido.

Más bien,

se crean para esquivar

el luminoso entramado de estrellas

que estorban a su paso.

Se inventan con mucho cariño

para buscar con sigilo

planetas y meteoritos

guardados en el bolsillo.

Mentiras profesionales

de algunos hombres y mujeres

de aquél fino Gabinete,

capaces de aparentar

que bajo unos techos muy altos

tienen un mundo frío, triste, vacío

y oscuro,

pero relleno de

hipocresía liberal subvencionada

y nada proclive

a la verdad.

Las mentiras, querida Esperanza,

como un imán, van

hacia los contadores de historias

cubiertas de maquillaje

y trazan líneas torcidas

por el carril bus

de la Gran Vía,

para luego venderlas

en la prensa de los amigos

como si fueran arte.

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies