Parados a la mar

Por Hugo Brea

Lo prometido es deuda, dije en el anterior artículo, “Y tú me lo preguntas, neo-liberalismo eres tú” que explicaría de forma sencilla por que tenemos el paro que tenemos y como acabar con él en pocos meses, con un plan que le diera una forma duradera y sostenible, obviamente en un corto artículo es imposible exponer un plan completo, que se entiendan las implicaciones y el por que de las mismas, pero una idea general, si se puede.

El desempleo según todos los economistas puede subdividirse en tres tipos, friccional (muy a corto plazo derivado de los cambios bruscos), estructural y cíclico. Del primero nos vamos a olvidar ya que este además de autorregularse, solo es el responsable de menos de un 1% actualmente, hablaremos de los otros dos fundamentalmente, el estructural que hasta la fecha ha venido dado por un exceso de población frente al PIB del país y cosas así, y el cíclico que hasta ahora ha dependido de los ciclos económicos. Hago hincapié en el, hasta ahora, porque las situaciones han cambiado y en esto, también.

Hasta hace relativamente poco, los ciclos económicos marcaban también ciclos de mayor y menor desempleo, estas subidas de desempleo en épocas de recesión, regulaban a la baja los salarios a veces inflados de las épocas en que habían subido y vencían la resistencia natural de la gente a ver recortados tanto sus sueldos como sus pensiones … etc, después, venia una época en la que hacia falta casi todo el mundo para trabajar, y se vencía la resistencia natural del capital a pagar salarios mas altos y garantizar protección social. EL MERCADO SE AUTOREGULA, ¿os suena?.

Desde la revolución industrial se han ido provocando pérdidas de empleo por mejoras tecnológicas que no eran ni malas ni peligrosas, ya que a cambio, se creaban nuevos puestos mas cualificados o simplemente diferentes, esto se dio en llamar destrucción creativa por el austriaco Joseph Schumpeter, la persona que cultivaba a mano es sustituida por un tractor, pero es reciclada en la fábrica de piezas de tractor o en la de envasado … esta destrucción creativa se producía a un ritmo suficientemente lento como para que la sociedad se adaptase en su formación a esos cambios, y aunque la mejora tecnológica y su destrucción creativa no devolvía tantos puestos como destruía, esto se veía compensado por un crecimiento en la producción de bienes y servicios suficiente para compensarlo. Ojo que he dicho crecimiento productivo de bienes y servicios, y no crecimiento económico, luego entenderéis por que.

Por otro lado, el paro cíclico regulaba los salarios como he dicho anteriormente y el paro estructural era absorbido cíclicamente, cuando sobra gente emigra, tiene menos hijos por falta de recursos, se muere, al final el mercado se autorregula en una o dos décadas.

Pero de manera sibilina y silenciosa, como un carcinoma social, los avances tecnológicos empiezan a acelerarse de manera exponencial, las personas capaces de nuestro planeta que se dedican a producir estos avances tecnológicos y dejan la menos noble tarea de vigilancia y control de los logros conseguidos y de la economía mundial a otros, que por su cortedad de miras han sido seducidos por el poder y el dinero, es significativo que por ejemplo en España las universidades como derecho, ciencias políticas, economía, sociología, admitieran casi cualquier expediente, mientras se pedían las mejores notas para ingenierías, física, exactas, medicina … La combinación ha resultado un desastre, como no podía ser de otra forma, los vigilantes y administradores de lo común, han dedicado su poca capacidad al cien por cien a su beneficio personal en términos de poder y dinero, olvidándose de su verdadero cometido. Lo peor, era que algunos de los que tenían malas notas no era por falta de capacidad, si no porque desde niños ya eran unos golfillos que engañaban a padres y tutores para vivir como reyes sin hacer apenas nada, lo sé, porque yo era uno de ellos, mea culpa.

Bueno pues los golfillos se hicieron golfones y ostentan altos cargos en empresas y bancos, junto con otros que eran buenos chicos de pequeños, de pequeños insisto y otros que se hicieron alcaldes, ministros …

Nos encontramos con que nadie vigila el mercado para que no se comporte de forma radical, y creerme si os digo, que no hay, ni ha habido, ni habrá, dictador, terrorista o genocida mas radical de lo que es el mercado.

El mercado es como una goma elástica que jamas se rompe y siempre devuelve un latigazo equivalente al estiramiento anterior, cómo lo odio y que bien funciona.

Volvamos al desempleo que me disperso, tenemos por un lado un montón de inventos y avances que hacen que se puedan fabricar mas coches con la mitad de empleados, robots que pintan como veinte personas y solo necesitan una para su mantenimiento, o superordenadores que manejan un montón de cajeros automáticos que sustituyen un montón de empleados, drones que sustituirán en el futuro a transportistas, coches autotripulados que sustituirán a todos los choferes, taxistas, profesores de autoescuela, examinadores y camioneros… sistemas de contestación automática que sustituyen a cientos de operadores telefónicos, y de verdad, si sigo no acabo en un mes. A esto sumarle las deslocalizaciones empresariales que hacen que las fábricas, call centers, se desplacen a los sitios con mano de obra mas barata gracias a la globalización, los puestos destruidos por intereses puramente económicos y no tecnológicos, que simplemente cambian calidad de producto y servicio por ahorro en costes, por ejemplo restaurantes de comida rápida donde tú te sirves, gasolineras donde tú te sirves, supermercados donde tú te sirves y te cobras, gimnasios donde tú te entrenas, tiendas de muebles donde tú te haces los muebles a partir de piezas …

Como diría Matias Prats, permítame que insista, en que mientras esto estaba ocurriendo, los encargados de evitar esta deriva que no hace mas que estirar fuertemente la goma del mercado, estaban peleándose como perros rabiosos por su parte del pastel. Todo esto se abona con el hecho de que el ser humano, que es de por sí un poco imbécil de manera individual, cuando forma una masa suficientemente grande, cede toda su inteligencia a una entidad cruel y despiadada como no hay otra ni la habrá, lo adivinasteis, el mercado.

Los ciclos económicos y las ayudas sociales de gobiernos que hacen llamarse de izquierdas no hacen si no, enmascarar el mal que crece en la sombra de una sociedad aparentemente sostenible.

A todo lo anterior sumarle el concepto de profundidad financiera, resulta que unos señores se inventan una especie de mercado virtual en el que pueden operar financieramente sin necesidad de invertir en infraestructuras ni de crear economía real, derivados los llaman y futuros, si viniera un extraterrestre y le dijéramos que tenemos un mercado virtual en el que vendemos futuros, como mínimo empezarían a analizar en que momento de la evolución se torcieron las cosas.

Este mercado es el que hace de amplificador en la tensión de la goma, y como es ya tradición en el mercado de derivados, se hacen productos financieros complejos, los de las hipotecas subprime y cositas así, hasta que un día se produce el efecto Minski o efecto coyote del correcaminos, en el que el coyote se queda en el aire unos segundos y cuando se da cuenta de que se ha salido de la montaña, se despide y se precipita al vacío, pero después del batacazo sale con la intención de hacer exactamente lo mismo.

Bueno pues hasta aquí la explicación de que ha pasado y por que estamos aquí, con un 25% de paro y sin solución de continuidad. El por que la gente no reacciona y/o no lo ve o no quiere verlo y que habría que hacer para cambiar eso, trataremos de desvelarlo en otro artículo que será después de diciembre, a fin de que no pueda ser usado para alterar los resultados de las elecciones. Los ecosistemas no deben alterarse ni desde dentro, en eso soy muy liberal.

Básicamente tenemos un problema que puede y debe dividirse, como se hace en programación, en varios problemas mas pequeños, hagámoslo:

1.- Paro estructural provocado por la no necesidad de mano de obra para incrementar el PIB

2.- Paro cíclico que nos viene dado por condicionantes externos como la crisis mundial o la política económica de UE a la que estamos tristemente vinculados.

Sobre el punto dos, poquito podemos hacer, de hecho un país tan pequeño como el nuestro debería intentar aprovecharse de las situaciones económicas globales, en lugar de luchar contra ellas o intentar cambiarlas ya que esto es casi imposible, así que nos queda el punto uno que como hemos visto puede subdividirse en dos:

  • Paro por destrucción creativa, es decir por mejoras tecnológicas.
  • Paro por destrucción cicatera, es decir por empeoramiento de la calidad en pro de un ahorro en los costes laborales.

Sobre el primero, lo único que hay que hacer es formación, formación y formación, teniendo en cuenta que será muy lento y que habrá gente que por su edad y formación de base, será complicado que pueda reciclarse a la velocidad de los cambios que actualmente se producen. No podemos esperar resultados positivos sobre esto, si no en una generación y suponiendo que no venga un desgobernante y ceda a toda esa gente cualificada al país que le ha llevado a tener que cederlos.

Si existiera alguien así de incompetente, habría que sustituirlo rápidamente, como cualquier malfuncionamiento de cualquier pieza de cualquier sistema.

Por otra parte, aunque esto aparentemente no crea directamente muchos puestos de trabajo, estas personas son la clave para el incremento de valor añadido que supondrá la diferencia entre el primer y tercer mundo de dentro de diez años (hablaremos de eso en próximo artículo).

Así que hemos llegado al punto que quería llegar, que es a concluir que mientras el desempleo cíclico solo queda esperar a que se solucione solo y que el estructural de causa tecnológica no podrá solucionarse al ritmo que los avances tecnológicos marcan, solo podemos actuar en tres sentidos en el corto plazo:

  1. Reducir el desempleo por motivos de ahorro de costes no eficientes (porque empeoran la calidad)
  2. Paliar el resto de casos con reparto de horas de trabajo y protección social.
  3. Generar nuevos puestos potenciando sectores productivos que afectan positivamente  a la balanza comercial y que generan empleo, (se desarrollará en el próximo artículo que será sobre estrategia en política económica).

Sobre el punto dos anterior, así como para la formación y el I+D+I, haría falta unos recursos que harían que los microeconomistas cerebrales, predicadores del esfuerzo y el sufrimiento eterno como semilla del bienestar social, que tan bien considerados por la masa están últimamente, dijeran “pos a mí, no me salen las cuentas” o “y de donde vas a sacar el dinero para hacer eso” o “eres un populista, radical de extrema …” y cosas así. Por tanto antes, y cuando digo antes digo mientras, ya que en la macroeconomía de verdad antes es mientras y dos mas dos raramente son cuatro, se deberían tomar medidas puente, que activen un ciclo económico que ligue el descenso del paro al crecimiento del PIB, aunque sea artificialmente mientras se da tiempo al plan principal de provocar el cambio estructural necesario, y disponer de recursos para que se produzca.

A lo práctico, imaginemos que por ejemplo todas las gasolineras tuvieran por motivos de seguridad que tener al menos un empleado de servicio por cada dos surtidores o por cada x cantidad facturada,

12000 gasolineras por dos empleados, 24000 empleados mas, los bancos han cerrado 13000 oficinas desde 2008 pero aún así de las que quedan han reducido el personal hasta el punto de provocar colas diarias y dar un servicio cada vez peor pero ganando cada vez mas, pongamos un empleado mas por sucursal que ahora mismo 30500 oficinas por un empleado mas, 30500 empleos, esto sin entrar en las oficinas generales, las compañías telefónicas por ejemplo tienen call centers en países de bajo coste de mano de obra, los están trayendo debido a que se han dado cuenta del rechazo de los consumidores y a que las condiciones de los nuevos contratos en España ya son similares a estos países, también influye que tontos tontos, no son y son conocedores de la teoría de la goma, pero no por ayudar a las personas, de hecho las condiciones laborares son terroríficas, primero cabrean ellos a los usuarios con sus servicios automatizados de contestador y sus largas esperas en linea poniéndoles publicidad, y luego esperan que los operadores lo resuelvan o les castigan, esto es como cuando los romanos echaban a los cristianos a los leones. Fabricantes de ropa como Inditex u otros, tienen miles de personas fabricando fuera (solo en Bangladesh y solo Inditex tiene unos 200.000 en nómina) para que un pantalón que venden por 30€ les cueste 3€ en lugar de los 7€ que les costaría hacerlo aquí , yo como consumidor preferiría pagar 34€ y que se fabricara aquí pero no me dan la oportunidad, ¿curioso verdad?.

Con solo tres ejemplos de cuarenta y siete que se me han ocurrido mientras escribía estas lineas, ya tenemos mas generación de empleo de lo que el actual gobierno ha conseguido en cuatro años, que por otro lado es mentira, porque dada la naturaleza de los nuevos contratos, podrían repartirse los supuestos anteriores en contratos temporales o media jornada y convertirlos en casi el triple.

Consecuencias de que se produjeran estos cambios:

Mayor recaudación a la seguridad social para las pensiones y otras prestaciones

Mayor consumo interno ya que las familias pueden gastar lo que usarían para ayudar a sus familiares en dificultad, lo que a su vez produce nuevos puestos de trabajo que devuelven mas cotizaciones e impuestos que a su vez permiten al estado empezar a gastar en infraestructuras y renovación de equipamiento que a su vez genera puestos de trabajo y vuelta a empezar.

Las empresas que inicialmente tuvieran que hacer el esfuerzo, lo recuperarían por incremento de consumo y solo harían que adelantarlo meses, además siempre se puede estudiar medios de resarcimiento de dichos esfuerzos, que lejos de bajar los precios de sus acciones por supuestos sobrecostes, los hagan subir por las expectativas futuras de beneficios.

Verdaderamente, sería una mejora de Pareto de manual, que además permitiría no ahogar sin sentido la sociedad de un país en el que no hay un problema de sobrepoblación, las políticas actuales parecen mas encaminadas al descenso demográfico, que no ha lugar o a generar un abismo entre clases que vuelve a ser estirar la goma, en este caso en contra de los mas ricos y poderosos.

Os voy a contar un pequeño secreto, el mercado no tiene amigos, si estiras mucho la goma te devolverá un latigazo sin importarle tu raza, religión, logia, posición social, sexo, nacionalidad … los que tienen la capacidad para alterar precios y cantidades intercambiadas, caen en uno de los mejores engaños que tiene el mercado, el delirio del control, creen que pueden controlarlo o peor, creen que ellos son el mercado. Si hay algo que nos ha enseñado la historia es que ninguno de los que tensaron la goma demasiado sobrevivió, desde el antiguo Egipto, a la Alemania de Hitler, pasando por el imperio romano o la misma España cuando no se ponía el sol en nuestras tierras, todo el que tensa la goma cae, tarde o temprano, cuanto mas tarde desde mas alto.

Para evitar que se irrite la fina piel de los fundamentalistas radicales del neoliberalismo, no se debería obligar a nadie a hacer nada, bastaría con tomar medidas que promuevan estos comportamientos con premios sustanciosos de diversa naturaleza, desde descuentos en impuestos hasta publicidad gratuita a través de medios, una lista de empresas “patriotas” que apoyan y apoyaron cuando mas falta hacía, apoyo internacional, prioridad para contratar con la administración y montones de cosas mas que podrían hacer que fuese mucho mas rentable no ser egoísta y cicatero, que serlo.

No obstante, como ya dije, ninguna de estas ideas se llevará a término por lo mismo que le dijeron al ministro griego Varoufakis: “tienes toda la razón en lo que dices, pero igualmente vamos a machacarte”.

En el próximo artículo veremos como se puede y debe, trazar una estrategia en política económica eficiente que maximice las capacidades de todo un país y los beneficios que esta produce, así como las diferencias entre las potencias mundiales y el resto.

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies