Música | Se cumplen 20 años de Bitter Sweet Symphony

Por Javier F. Ferrero

Bitter Sweet Symphony de The Verve fue lanzada el 16 de junio de 1997 y alcanzó el número dos en Reino Unido y el once en EEUU. Formó parte de su aclamado álbum, Urban Hymns, que fue lanzado el 29 de septiembre de 1997.

La canción era una adaptación de The last time de la Andrew Oldham Orchestra: la misma música, pero arreglada de forma diferente, con hasta cincuenta pistas nuevas de instrumentación y con una letra completamente original. El grupo se puso en contacto con Decca Records para poder utilizar el sample de Oldham y no le pusieron trabas. La canción comenzó a sonar recurrentemente por todas las esquinas del país, siendo de pronto un éxito a escala mundial y se convirtiéndose en la canción más grande de la banda.

El asunto empezó a torcerse cuando entró en escena Andrew Loog Oldham, primer manager de los Rolling Stones y propietario de los derechos de esas cinco notas del sample desde que los Rolling la habían usado en una versión. El mánager de los Rolling de aquella época, Allen Klein, demandó a The Verve en nombre de Abkco Records, que son los dueños de los derechos de todo el material de los Stones desde la década de 1960, alegando que la banda había usado más de lo que habían pactado.

The Verve se dieron cuenta pronto de que tenían todas las de perder en la disputa jurídica. Se mostraron públicamente en desacuerdo con los representantes de los Rolling, pero al final decidieron ceder todos los derechos de la canción a Mick Jagger y Keith Richards. Desde entonces, cada centavo que genera en derechos el himno por antonomasia de The Verve va para los Rolling y en los créditos de su canción solo figura Ashcroft como letrista, todo lo demás se lo reparten Jagger, Richards y Oldham.

La canción, para lamento de Richard Ashcroft y los suyos, fue candidata al Grammy de 1999 a la mejor canción de rock, y la nominación recayó en Jagger y Richards como propietarios. Hubiese sido icónico ver recoger a los dos genios de la música un premio por un trabajo en el que no tuvieron nada que ver, pero finalmente la canción no ganó. Después del episodio de los Grammy, Richard Ashcroft declaró: “Es la mejor canción que Jagger y Richards han escrito en los últimos veinte años”.

La letra de la canción de The Verve rezaba que “la vida es una sinfonía agridulce” para los “esclavos del dinero”. Un título que define a la perfección la historia de Bitter Sweet Symphony.

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies