Motivos para rechazar el referéndum del 1-O

Por Tin Morín

El compañero Rafael Silva Martínez ha realizado un gran análisis de las razones para un referéndum el 1 de Octubre de 2017 en este buenísimo artículo.

A mí me parece buenísimo a pesar de que en su mayoría no estoy de acuerdo con él. Me parece buenísimo porque pienso que no puede expresar mejor y con más claridad sus razones, esté o no de acuerdo con ellas, y más allá de que no esté de acuerdo con las conclusiones que saca de algunos autores que cita, conclusiones que me voy a disculpar por prescindir de argumentar mi desacuerdo con ellas y por no usar en lo posible ningún argumento de autoridad para no convertir esto en una discusión paralela al tema principal ni en una guerra de citas. Encuentro el trabajo de Rafael imprescindible además de por su esfuerzo de reflexión y análisis porque yo me he sentido interpelado ya que no estoy de acuerdo con la realización de dicho referéndum y me considero una persona de izquierdas además de, obviamente, progresista a fuerza de racionalista.

 

Empiezo aclarando que yo soy uno de esos ingenuos a los que Rafael se refiere en su artículo, pero todavía más ingenuo incluso de lo que él pudo imaginar al escribir aquello, soy tan ingenuo que creo (como ya vengo explicando en este generoso espacio de Nueva Revolución) que la solución verdadera y viable a los déficits democráticos que padecemos en la actualidad, junto a las consecuencias que acarrean, pasa por tener democracia en vez de aristocracia, y eso tiene necesariamente poco que ver en primera instancia con votar, y mucho que ver con responsabilidad ciudadana, con sorteos y con deliberar, por asombroso que a primera vista nos pueda parecer gracias a siglos de interesada confusión. En otros lugares que miro con aspiración y con admiración así se está empezando a pensar y a trabajar para mejorar sus sistemas: Islandia, Canadá, Holanda…Lo único que lamento profundamente en el artículo de Rafael es su afirmación de que ante el referéndum planteado en octubre sólo cabe o el apoyo explícito o su ataque y que entienda que el ataque en el fondo se corresponde sólo con posturas antidemocráticas; esos “sólo” me llenan de tristeza y minan un poco mi natural optimismo respecto a la gente, gente sobre todo como Rafael. Aquí me gustaría explicar, si es posible, que tengo mi postura por radicalmente democrática a pesar de estar en contra del referéndum.

Básicamente los argumentos de Rafael para defender un referéndum en Cataluña este octubre pueden muy bien resumirse en una máxima y en mi opinión en dos familias, la máxima es el la soberanía los catalanes sobre su futuro sin contar con el resto de españoles y luego por un lado están los argumentos de la familia de la deslegitimación del sistema político actual por caduco y antidemocrático, y por el otro están los argumentos de la familia de la nefasta actuación de los partidos de ámbito estatal sobre todo y paradigmáticamente del PP, y esta puntualización es muy importante, no de todos los partidos que vienen participando y participan de aquel sistema político que se define como agotado, en la argumentación de las razones para el referéndum sólo resulta nefasta la actuación de los partidos “españoles”.

Suponer que en el referéndum tal y como está convocado va a decidir el pueblo de Cataluña su futuro es para mí una enormidad inasumible

Respecto a la máxima de la soberanía me gustaría resaltar algo que los favorables al referéndum se cansan de repetir y considero totalmente falso, y es que se dice pedir apoyo al referéndum fundamentándolo en la soberanía “del pueblo catalán” o “la ciudadanía catalana” cuando los llamados a votar básicamente son los que pueden votar en unas elecciones autonómicas. Me permito decir aquí que esos no son “el pueblo catalán” o “la ciudadanía catalana”, primero porque el concepto de “pueblo” es un concepto tan difuso que no por más manoseado va a estar más claro ¿quiénes son “mi pueblo”? ¿Los que comparten mi lengua materna, mis costumbres, en fin mi cultura? ¿Los que comparten mi sangre? ¿Acaso los que comparten mis valores y mis objetivos para el futuro? ¿Simplemente los que viven o nacen en el mismo lugar? ¿Los que cumplen todos esos requisitos, o sólo parte? En fin… Y segundo y más importante ¿Qué ocurre con los miles de catalanes que tienen su domicilio en la actualidad fuera de Cataluña y no pueden votar según las normas del referéndum? ¿Y con sus hijos si acaso han nacido fuera y que se pueden sentir tan catalanes como el que más? ¿Acaso ellos no son pueblo de Cataluña? Me cuesta asumir que alguien piense que es un método democrático que en unas elecciones autonómicas, algo tan liviano y habitual, es normal que simplemente cada cual vote en su lugar actual de residencia, pero suponer que en el referéndum tal y como está convocado va a decidir el pueblo de Cataluña su futuro es para mí una enormidad inasumible…

Respecto a la deslegitimación del sistema en el que vivimos yo no puedo defender aquí este sistema con el que nos gobernamos, sin embargo no veo que el que se quiere implantar en Cataluña mediante la victoria del SÍ en el referéndum sea en algún elemento fundamental diferente al que tenemos, el mismo sistema partitocrático y aristócrata se quiere para Cataluña que el que tenemos ahora mismo, igual de caduco y de superado y con los mismos problemas si no más que el actual. Alguno enseguida habrá pensado: ¡¡¡pero no tendrán rey!!! En efecto, pasarán de tener un aristócrata por razón de sangre como jefe del estado a tener un aristócrata (de la aristocracia intelectual, de la económica o incluso de la de los valores morales) votado en razón a otro mérito más racional que sus genes; yo desde luego prefiero lo segundo si tengo que elegir, pero eso no va a garantizar la democracia del resto del sistema, es decir: el verdadero acceso del pueblo a decidir bajo qué leyes se quiere gobernar. La elección mediante voto de la jefatura del estado y del ejecutivo en una democracia de verdad (la deliberativa y por sorteo, no la basada en votaciones que nos han vendido durante siglos) es el proceso precisamente menos democrático, y también menos importante, porque en una democracia de verdad, ambos están sujetos en primera instancia a las leyes que son las que determina verdaderamente el pueblo soberano.

El sistema que se plantea como alternativa al actual sea esencialmente diferente, la alternativa propuesta de una república electiva mediante voto es en la práctica el mismo sistema o peor, pues nos suma a lo que ya tenemos ahora una aborrecible frontera, y segundo porque el argumento es tramposo, no es en absoluto un argumento a favor del derecho a decidir de nadie, es simplemente un argumento a favor del SÍ

Aun compartiendo el disgusto de Rafael por el sistema político que tenemos actualmente en España no comparto su argumento de que este referéndum del que hablamos sea ninguna solución. Primero y ante todo, como ya he dicho, porque no creo que el sistema que se plantea como alternativa al actual sea esencialmente diferente, la alternativa propuesta de una república electiva mediante voto es en la práctica el mismo sistema o peor, pues nos suma a lo que ya tenemos ahora una aborrecible frontera, y segundo porque el argumento es tramposo, no es en absoluto un argumento a favor del derecho a decidir de nadie, es simplemente un argumento a favor del SÍ; lo que interesa según el argumentario de Rafael no es que en Cataluña se decida, lo que interesa es que se decida SÍ para desmontar el régimen del 78. Se llega a destapar sin tapujos esta realidad cuando se afirma que aunque ganara el NO y no se consiguera aquello que es la razón para apoyar el referéndum (recordemos, desmontar este sistema caduco), el referéndum seguiría siendo positivo simplemente porque se interpretaría como un acto de soberanía que sería un avance hacia un SÍ futuro, y en esto tiene absoluta razón, más aún, de hecho Cataluña si se vota ya sería independiente de facto ¿o acaso no es independiente el que puede decidir, sin importar en esto qué cosa decida, por si mismo sin contar con nadie más? En fin, no interesa el voto en sí mismo, interesa sólo un sentido del voto y el hecho de poder decidir independientemente, es decir, una vez más el voto como engaño democrático, sólo interesa el voto como palanca para los objetivos de parte de la sociedad, no como expresión de la voluntad e interés real del pueblo, cosa que por otra parte es prácticamente imposible que sea el hecho de votar. El argumento contrasistema no es un argumento a favor del referéndum, es un argumento a favor del Sí, y además un argumento erróneo ya que de ganar el SÍ no supondría un cambio de sistema, más bien al contrario, serviría para dotar de supuesta legitimidad a un sistema tan corrupto como el actual, con unos partidos tan repugnantes como los que tenemos a nivel estatal, y serviría como coartada y logro a apuntarse de una clase dirigente catalana que no es otra que la que lleva gobernando en aquel territorio desde hace más de 100 años, por más que ahora hayan encontrado la excusa perfecta para refundarse en el independentismo…

Respecto a la familia de argumentos sobre lo nefasto de la actuación de los partidos españoles ¿qué puedo decir? Ya he señalado que los partidos “exclusivamente” catalanes no son en absoluto mejores, pero más allá de eso el argumento es desconsolador, seré breve y hablaré en plata ¿El que algo sea una mierda hace que otra mierda sea mejor? Claro que la actuación del PP ha sido nefasta, claro que la del resto de partidos de ámbito estatal es manifiestamente mejorable pero ¿de qué manera piensa Rafael, y los que mantienen esa idea, que va a perjudicar al PP en el resto de España el enfrentarse a la fragmentación de la “soberanía nacional”, el presentarse como “adalid contra el separatismo” o en última instancia “contra una traidora Cataluña” independiente va a restar votos al PP? Adelanto mi respuesta: en ninguna manera; el PP saldrá fortalecido, y ya sea con un estado con Cataluña dentro o contra una Cataluña en rebeldía el PP saldrá ganando. Podría entender que un separatista en Cataluña llegase a pensar que a él le importa poco o nada este hecho en cualquier caso, pero que una persona de izquierdas en el resto de España no vea lo que se nos viene encima para mí es desolador.

En el texto de Rafael encuentro algunas afirmaciones que creo que es bueno que encuentren una réplica para el debate: “ (…)Que no nos vengan con monsergas: en nuestro país existe únicamente descentralización administrativa, pero no autogobierno de las Comunidades Autónomas(…)” Pasemos por alto que nuestro modelo de autonomía territorial internacionalmente está reconocido como un modelo difícilmente igualable en cuanto a autogobierno de los territorios, incluso por países como Canadá o Reino Unido que se citan por Rafael como ejemplos de tolerancia democrática en lo que respecta al derecho a decidir, podría ser que todo el resto del mundo se equivocase, o como en mi caso que en realidad esto diese en el fondo lo mismo, pero cómo afirmar eso cuando vemos nuestros diferentes gobiernos autonómicos ¿Podemos afirmar sin ponernos colorados que lo único que hacen es administrar y que no hay diferencia política entre ellos? Quizás yo podría hacerlo desde mi crítica a nuestro sistema mediante votaciones, pero si se acepta ¿Cómo no ver que hay autonomía política amplia para los gobiernos de las autonomías?

“(…)Porque si no podemos abrir la brecha a nivel estatal debido al dominio hegemónico del bipartidismo y sus acérrimos y antediluvianos defensores, quizá podamos seguir abriendo brechas más pequeñas, más limitadas, pero que contribuyan a deteriorar este régimen, y a abrir procesos constituyentes dirigidos por la inmensa mayoría social, en defensa de sus intereses. Creemos que esta es la auténtica leyenda del 1-O. Que los árboles concretos no nos impidan ver el bosque.” Esto es un deseo, más que una realidad, que es muy tozuda, aparte de lo que ya he apuntado antes del gran beneficio que supone este proceso para el PP, la realidad es que la auténtica leyenda del 1-O es la de un sistema partitocrático tan corrupto como el del resto de España que viendo amenazada tanto su hegemonía como su impunidad decide aprovechar la crisis y el descontento popular, canalizado hacia un independentismo la mayoría de las veces demasiado rancio, para intentar envolverse en la bandera del soberanismo y refundarse, un sistema de una sociedad que es una de las más ricas del estado, un sistema capitaneado por unas élites económicas que durante muchísimo tiempo ha explotado sin ningún complejo ni escrúpulo independentista la fuerza de trabajo del resto de comunidades, que han sido décadas y décadas su mercado cautivo y fuente ingente de riqueza y que ahora, cuando la crisis es peor y azota con dureza a todos, pretende desvincularse del resto hasta que “más adelante” considere oportuno refundar de nuevo unas relaciones que vuelvan a serle beneficiosas, un sistema, y esto es uno de los peores aspectos del proceso, al que no le ha importado dejar instituidos unos procesos parlamentarios de excepción que si bien piensan aprovechar en beneficio propio no se han parado a pensar en lo que ocurrirá si llega a manejarlos por ejemplo el PP.

Sí, yo soy de esos ingenuos que piensa que otro proceso es posible, y que hay que trabajar para conseguirlo, y que no hay atajaos que no tengan otros intereses que no sean confusos o erróneos. En concreto un proceso similar al canadiense con Quebec, con una ley de claridad envidiada por muchos de los que apoyamos el derecho de las diferentes comunidades a elegir su forma de gobernarse y asociarse, una ley en la que, oh sorpresa, la última decisión de aceptar el resultado del referéndum descansa en el parlamento que representa al conjunto.

8 thoughts on “Motivos para rechazar el referéndum del 1-O

  • 13/09/2017 at 6:24 pm
    Permalink

    Decálogo de argumentos ‘cuñaos’ contra el independentismo
    Mientras se habla de Cataluña no se habla de la corrupción
    Claro, esto es fundamental, porque todos sabemos que si se hablara estos días de la corrupción, por pura vergüenza el PP se disolvería y entregaría las actas. Bueno, igual no, porque llevamos años haciéndolo y en cada elección son más corruptos, más sinvergüenzas, más represores, y además tienen más votos.
    Quebec, Escocia o Kosovo eran casos diferentes al de Cataluña
    Y también entre ellos. No hay dos casos iguales, pero sí tienen algo en común, y es lo fundamental: hay una mayoría social dispuesta a decidir democráticamente su forma de Estado y su marco territorial, legal y administrativo.
    Si se independizan no estarán en Europa (sic)
    ¡Válgame un poder!, en Europa, de no ser que alguien pase una radial grandota y los conviertan en una isla que llevar al trópico, sí estarán. Lo de pertenecer a la UE… pues ya se verá, pero apuesto a que por desgracia para ellos sí serán admitidos y además con urgencia.
    Yo estoy a favor de la consulta pero en toda España
    Claro, y también de que tu pareja tenga que contar con tu opinión para dejarte
    Cataluña es lo que es gracias a España
    Sí, seguramente, por eso desde el S. XVIII hasta nuestros días tanto trabajador español ha migrado sin que nadie se lo pidiera desde esa España esplendorosa en la que todo lo tenía hacia esa Cataluña menesterosa. A lo mejor no está de más plantearse que quizá España sin Cataluña hubiera sido un lugar más desigual, atrasado e injusto de lo que ya es (que ya es decir). En cualquier caso, en las relaciones cada cual pone lo que puede o quiere, y es así hasta que se terminan.
    Votar no es democracia, con Franco también se votaba
    Esto es completamente cierto, votar eventualmente no es equivalente a democracia, solo hay que ver lo que nos pasa en España. Pero prohibir votar y perseguir urnas sí es equivalente a dictadura o Estado totalitario.
    La votación de 1-O no es legal
    No es legal según las leyes españolas, pero sí según las nuevas leyes catalanas. Y es que la soberanía emana del pueblo, y eso incluye las leyes.
    Yo estoy a favor de un referéndum de autodeterminación, pero tiene que ser pactado
    Sí, sí, y John Lennon quería un mundo sin religiones y en el que todos fuéramos hermanos. Las misses piden la paz mundial y a mí me gustaría tener la facilidad de Grigori Perelmán para las matemáticas. Lástima que todo eso sea imposible, como lo es y lo seguirá siendo que los partidos monárquicos herederos del franquismo (PSOE de Isidoro especialmente incluido) o sus nuevas promesas vayan a poner en cuestión la sagrada unidad de la patria: Una, Grande y Libre (sic).
    No sé de qué se quejan de la corrupción si allí tienen a los Pujoles (si eres un cuñao no lo escribas con jota, que queda raro)
    Pues aunque Pujol ya no tenga ningún cargo, es verdad, seguro que sigue habiendo corruptos, pero al menos eliminan la posibilidad de duplicidades. Y con suerte si crean un nuevo sistema de justicia igual les resulta algo un poco más independiente que el español. A poco que se despisten les sale uno mucho mejor.
    Esto es un plan de la derecha catalana para librarse de los tribunales españoles
    Sí, claro, claro. Sin duda. Los tribunales españoles son famosos por ser implacables con la corrupción, el mismo Pujol te lo puede confirmar desde su chalé, Bárcenas desde las pistas de esquí de Bariloche, Rato desde el yate o Urdangarin desde Suiza.
    Querer la independencia es puro egoísmo
    Es inadmisible. Y es casi inconcebible que se comporte así la población de un territorio de este gran país en el que estamos tan abiertos a acoger refugiados y ayudar a los inmigrantes, a los que tratamos como hermanos, y en el que día sí y día también salimos a manifestarnos contra las desigualdades, y en el que somos absolutamente solidarios entre regiones, empezando por los recursos hídricos, por ejemplo. Además, seguro que tú si tuvieras la posibilidad de vivir mejor ni lo intentarías. Y eso por no comentar que se puede ser perfectamente solidario con otros países desde tu propio país, cosa que por ejemplo no es España con nadie, ni siquiera con su propia población autóctona.
    A mí me daría mucha pena que los catalanes ya no fueran españoles (sí, lo he leído)
    Aquí solo puedo preguntar algo… ¿y se puede saber por qué? No me quiero imaginar que por casualidad hubieras nacido en otro país… todo el día llorando por no ser español/a.
    Cataluña sin España lo va a pasar muy mal
    Bueno, pues no te preocupes tanto y deja que esos pobres inconscientes se estrellen, y ya verás qué risas nos pegamos. Nosotros aquí nadando en la abundancia, disfrutando de unos derechos sociales y civiles envidiables y a punto de conseguir la Arcadia soñada mientras los pobres catalanes, mucho más ignorantes, sufriendo lo indecible.
    Y el más importante:
    A los catalanes los están manipulando (esto es un plan de la burguesía 2)
    Este me da mucha risa, pero bueno: ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio. En cualquier caso, si es que fuera verdad, pronto quedará resuelta la incógnita, no como aquí, que como nunca decidimos nada, nunca cambia nada (pero eso no es manipulación, eso es porque tú quieres. Casi seguro).
    (Pepito Grillo)

    Reply
    • 14/09/2017 at 11:33 am
      Permalink

      Yo he tenido la honradez de respetar al que me lee haciendo el esfuerzo de escribir yo mismo mis argumentos, por esforzado que me resultase, sin descalificar los argumentos de la postura contraria pues no necesito llamar “argumentos cuñaos” a los argumentos de nadie, antes al contrario los he valorado y he expuesto razonadamente el porqué de mi desacuerdo. Sin con poner aquí un copia pega de argumentos sin desarrollar y la mayoría de ellos falaces cree usted que aporta algo al debate y al entendimiento felicidades, lo único que ha demostrado es la nula disposición a entender una postura que no sea la suya, espero al menos que esté contento.

      Reply
      • 15/09/2017 at 9:28 am
        Permalink

        Estáis muy susceptibles algunos, y no aceptáis la crítica con deportividad, eso no me hace feliz, al contrario me decepciona, yo he hecho el “esfuerzo” de leerte y de traer mis textos y otros alternativos, pero no lo haré mas contigo Tim, veo que te disgusta cualquier cosa que te lleve la contraria y yo discutir con gente así lo evito, es perder mi tiempo, que es tan valioso como lo pueda ser el tuyo, a los que os leen deberías tratarlos con mas comprensión y menos suficiencia, pero me voy con mi falacia a otra parte, no pasa nada, Un saludo.

        Reply
  • 12/09/2017 at 3:19 pm
    Permalink

    No claro, los territorios comprenden a sus gentes y sus recursos de todo tipo, eso se da por sabido, no se refiere a los bellos paisajes o agrestes montañas XD. Y para resumir y aclarar un ejemplo: Andalucía por ejemplo no progresa adecuadamente por culpa de sus élites y el descarado clientelismo de sus políticos con el dinero que no recauda, desde luego no por culpa al menos directa, (votando ya vamos a dejarlo estar y a ver si se fijan mas en Teresa) de sus habitantes extraordinariamente productivos en otros entornos que pueden ser hispanos o extranjeros como mi hijo catalán sirviendo chips en Inglaterra y otros amigos en Escocia, que esa si podía hacer referéndum porque no pertenecía a las Españas, tampoco la culpa de su subdesarrollo se debe a su bellísimo “territorio” en el sentido literal y que obviamente no es el adecuado, al que te me refieres amigo . Piensa que cuando de alguna manera se coincide con el PP o con el PPSOE, aunque sea con muchos matices, que no quiero decir ni mucho menos que sea lo de tu artículo, por lo menos la puntita seguro que nos la están metiendo, es un principio que no falla nunca, con ellos ni de cañas se puede ir, (ironía en modo on)
    Tim. yo también estoy feliz de dialogar contigo.

    Reply
  • 12/09/2017 at 2:14 pm
    Permalink

    España en mi opinión necesita una purga de caballo 40 años de régimen de 78 deben terminar urgentemente, si que hay atajos, y también autopistas rescatadas, lo que no hay es caminos:
    Me apunto a favor de Rafael Silva lo siento por el largo y creo que bien intencionado artículo de Tim.

    (Ramón Cotarelo):
    “No hay futuro en España sin la independencia de Cataluña. Puede parecer absurdo desde un punto de vista materialista y cortoplacista, pero no lo es. El mantenimiento de Cataluña a la fuerza dentro del Estado español, supone el del statu quo por los siglos de los siglos. Unas zonas del país (els països catalans y Madrid) productivas y el resto subsidiado a excepción del País Vasco y Navarra que, con su sistema de cupo y concierto tampoco aportan ni detraen nada y, en consecuencia, son magnitud neutra. Esto significa, en efecto, perpetuación de la lamentable situación actual: ni las zonas más productivas acaban por despegar del todo debido al lastre de los territorios subvencionados, ni estos tienen suficiente estímulo para despegar de una vez y vivir de sus propios recursos y su adecuada gestión.

    La sacudida de la independencia de Cataluña obligará a la gente a vigilar a la oligarquía española tradicional, a impedir que siga robando, a castigarla en los tribunales y a prosperar por sus propios medios. Al principio puede ser difícil, pero esa misma dificultad obligará a las gentes españolas a exigir responsabilidades a la clase política, políticas y penales.”

    Reply
    • 12/09/2017 at 2:47 pm
      Permalink

      Lo de Cotarelo es lo de siempre, el independentismo más clasista e injusto, habla de territorios subvencionados y territorios productivos, como si los territorios trabajasen…Aún suponiendo que fuese verdad lo que dice (que no lo es) se olvida que la mano de obra (entre otros muchísimos recursos productivos) de esos supuestos territorios productivos vino en millones de esas otras partes “subvencionadas”, esas partes a las que se acusa de no terminar de desarrollarse no por un sistema injusto que dura siglos y del que los grandes beneficiados son precisamente los “pobres ricos del norte tan injustamente expoliados”, claro. Ahí tenemos expresado en toda su crudeza el argumento repugnante que se usa siempre desde el rico hacia el pobre: eres pobre porque no te esfuerzas, te falta estímulo, si no serías tan rico como yo…Nada nuevo, lo usa el norte de Europa con los PIGS, Europa con África, etc.

      Como digo en el artículo, la sacudida de la independencia de Cataluña lejos de obligar a la oligarquía española tradicional a nada lo que hará es veneficiar a la oligarquía tanto catalana como española; aquélla adquirirá un coto privado en el que explotar durante las décadas siguientes su “triunfo soberano”, y ésta levantará la bandera contra los que han fragmentado la soberanía española y eso le servirá para ganar nuevos votos y esconder su latrocinio. nada nuevo, lo que llevamos años viviendo pero aumentado infinitamente, ambos bloques usando al otro en beneficio de sus intereses particulares, el primero de todos tapar su expolio criminal, y mientras les vamos haciendo el caldo gordo con opiniones como las de Cotarelo…

      Reply
      • 12/09/2017 at 8:42 pm
        Permalink

        Buen artículo, aunque con lo que me acabo quedando tras su lectura, es que bien por A o bien por B parece que todos queréis liquidar aquello que se denomina “Régimen del 78”. Entiendo que es un sistema imperfecto, partitocrático, oscurantista (sus partidos) y con la descompensación Bicameral entre Parlamento y Senado.
        Pero quizás lo que habría que pensar es porqué tras 40 años gozando de Autonomías y Libertades varias, desde ciertas regiones del país, las Instituciones y sus políticas se emplean en enfrentar a españoles entre sí.
        Y todavía espero que alguien me diga etnológicamente las diferencias entre un españoles y que sean tales como para empezar a hablar de hechos diferenciales y Nacionalidad distinta, teniendo en cuenta que no hay árbol genealógico en este país que resista 3-4 generaciones sin cruce entre las diferentes regiones, y mucho más acentuado en las últimas décadas.

        España cuenta con mecanismos legales para Cambiar, Modificar y Tumbar la Constitución presente y actual.
        Que para conseguir ese cambio sean necesarias amplias mayorías es lo más normal del mundo, caso contrario esto sería un sin vivir en cuanto cambiase el signo del Gobierno. Pero si para articular un cambio legal, hay grupos que pretenden reventar el Marco Legal por el que nos regimos, sintiéndolo mucho, y aunque sean millones de almas, eso, el ESTADO no lo puede tolerar.

        Por último, la Clarity Act de Canadá, establece que territorios Quebec pueden separarse de la misma en caso de secesión, y esto pensando en especial a sus áreas fronterizas, empleando, con gran criterio, que si la integridad de Canadá puede ponerse en cuestión, la del estado segregado también.Quizás por eso, desde hace más de 20 años desde Quebec no se impulsa un nuevo intento… no vaya a ser que se queden como un queso Gruyere.

        Reply
    • 12/09/2017 at 2:48 pm
      Permalink

      Muchas gracias por tu comentario, no estoy en absoluto de acuerdo como ya has podido leer, pero en cualquier caso gracias.

      Reply

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies