Miguel Blesa y las causas pendientes que deja su muerte

Por Roberto Santos

El expresidente de Caja Madrid y condenado por el escándalo de las tarjetas black, a seis años de cárcel, ha sido hallado muerto este mismo miércoles en la finca “Puerto del Toro”, en Villanueva del Rey, Cordoba, lugar al que iba frecuentemente de cacería.

Según los primeros indicios, la causa de la muerte ha sido un disparo en el pecho producido por una escopeta de caza y parece ser, según las primeras hipótesis, que se trata de un suicidio.

Alrededor de las siete de la mañana, Blesa se encontraba desayunando con un grupo de amigos antes de salir de cacería, cuando de pronto, se ha levantado de la mesa porque al parecer quería mover el coche que estaba aparcado en el garaje.

Es un trabajador de la finca, de 1.600 hectáreas situada en Sierra Morena, el que llamó al 112 para alertar de que una persona se encontraba tendida en el suelo con un disparo. Según certifican los servicios sanitarios desplazados a la zona tras recibir una llamada de alerta efectuada a las 7.50 horas, según fuentes de la Guardia Civil, que se ha hecho cargo de la investigación.

En cualquier caso, habrá que esperar a que se realice la autopsia y la investigación sobre esta muerte, que no deja ser llamativa por el personaje del que se trata y también por las dudas que dejan tanto el escenario de su muerte como el arma elegida, si de verdad estamos ante un suicidio.

Blesa llegó a la finca en la madrugada de este miércoles con la intención de pasar unos días allí, con unos amigos para irse de cacería. ¿Quiénes son esos amigos? ¿Qué personas le acompañaban? De momento no disponemos de está información que es absolutamente relevante, porque estamos hablando de las últimas personas que lo vieron con vida.

No debemos olvidar que el expresidente de Caja Madrid fue condenado en marzo de este mismo año a seis años de prisión por el caso de las tarjetas black, donde fue encontrado culpable de un delito de apropiación indebida, pero que la Audiencia Nacional decidió no imponer ninguna medida cautelar hasta que la sentencia, que él recurrió, fuese firme.

Tampoco podemos olvidar que Blesa se convirtió en el primer banquero de la crisis financiera que pisó la cárcel por supuestas irregularidades en la compra del City National Bank de Florida, en mayo de 2013, cuando el juez Elpidio Silva ordenó su ingreso en prisión, de donde salió rápidamente, tan solo un día después, tras pagar una fianza de 2,5 millones de euros.

El cinco de junio de ese mismo año, vuelve a entrar en prisión por orden del mismo juez en base a nuevas pruebas, decisión que en un primer momento fue avalada por la Audiencia Provincial de Madrid, que cinco días después anuló la investigación del juez Silva, lo que dejó sin efecto todas las acusaciones derivadas de la investigación llevada a cabo por Silva, incluyendo la causa de la compra del City National Bank de Florida.

Tras esto continuó con su vida como si nada y hasta contrajo matrimonio en segundas nupcias con Gema Gámez. Hizo varios viajes y siguió con su vida que no era precisamente una vida austera.

Blesa tenía pendiente otra causa instruida en los juzgados de Plaza Castilla también relacionada con su gestión al frente de Caja Madrid. La titular del Juzgado de Instrucción número 45 de Madrid, Luisa María Prieto, dictó en febrero auto de apertura de juicio oral que le sentaba en el banquillo a él y al exdirector financiero de la entidad, Ildefonso Sánchez Barcoj, por un delito de administración desleal derivado de los sobresueldos irregulares que, según el FROB, causaron un perjuicio económico de 14,8 millones de euros.

El expresidente de Caja Madrid, estaba pendiente de que se fijase la fecha de este nuevo juicio en el que se enfrentaba a una petición de cuatro años de cárcel por parte de la Fiscalía Anticorrupción.

Tampoco podemos olvidar el escándalo de las preferentes, que dejaron en la ruina a miles de personas que confiaron en su banco y que perdieron todo por ello. En este sentido y de forma paralela a la instrucción del caso Bankia, el juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu reactivaba la pieza separada que investiga a la excúpula de Caja Madrid por las preferentes.

Pese a ello, los abogados del exbanquero estaban convencidos de que se iba a cerrar sin consecuencias para Blesa la comercialización indiscriminada de este producto solo apto para inversores especializados, cosa que ya nunca sabremos, pero que contrasta fuertemente con que Miguel Blesa haya decidido suicidarse.

Las pesquisas, iniciadas en 2013, se dirigen contra la antigua cúpula de Caja Madrid, para esclarecer “si para paliar, retrasar u ocultar de alguna manera” el deterioro patrimonial de Bankia, las cajas “utilizaron la emisión de deuda subordinada y/o participaciones preferentes como una manera de captar activos y disfrazar la situación de insolvencia”.

Blesa llegó a la presidencia de Caja Madrid, en sustitución de Jaime Terceiro, gracias a su amistad con el entonces presidente del Gobierno, José María Aznar. Son muchos los que piensan que de no haber sido por su relación con el expresidente, no hubiera tenido una carrera tan fulgurante, ya que se caracterizaba por tener un perfil bajo a todos los niveles.

Ocupó cargos también en los consejos de Telemadrid, Dragados, Endesa y fue presidente de la Fundación General de la Universidad Complutense y miembro del patronato del Museo Thyssen.

En 2010 fue sustituido por Rodrigo Rato, tras una lucha política por el control de la caja entre la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, que apoyaba su continuidad, tras la intervención de Mariano Rajoy.

Queda por tanto esperar los datos de la investigación y que ver si obtenemos un relato que nos explique lo sucedido en torno a la muerte del condenado por apropiación indebida, Miguel Besa, que la última investigación que deja abierta es la de su propia muerta.

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies