Me niego

Por Hernán Tiseyra @htiseyra

adalides 15M

Dejarse o abandonarse es una actividad pasiva, solo hay que dejarse llevar.

Negarse en cambio, conlleva una acción, un pensamiento, rebeldía. Por eso me niego.

Me niego a que el voto sea elegir al menos malo.

Me niego a creer que la política es corrupta.

Me niego a creer que la policía esta comprada.

Me niego a creer que somos un pueblo perdido

que somos una generación ausente y gastada.

Me niego a la intolerancia.

Me niego a elegir mediante miedo.

Me niego a creer que no existe el periodismo,

que busquen la verdad a cualquier precio.

Me niego a los refugiados sin refugio.

Me niego al machismo y al sexismo,

al fascismo y al racismo.

Me niego con el alma al dolor del terrorismo.

Me niego a perder el trabajo y a denigrarme para mantenerlo.

Me niego al maltrato animal.

Me niego a coartar vidas por alimento.

Me niego a la tortura, que jamás será cultura.

Me niego al olvido de las luchadoras.

Me niego al silencio de los buenos.

Me niego a la hipocresía de los malos.

Me niego a dejar la sangre derramada.

Me niego a la austeridad del pobre,

al derroche de los ricos, a la impunidad del poderoso.

Me niego a esta Europa envejecida y amargada

que tontea con la joven y promiscua yanqui

y rechaza cruelmente a Asia y África, mientras denigra a la maltrecha América.

Me niego por rebelde, me niego porque hay causas.

Me niego a rendirme

porque siempre hay esperanzas.

Me niego al silencio cómplice.

Me niego porque quiero. Me niego porque siento.

Porque mientras más nos quieren dormidos, seguimos muy despiertos.

Escrito por Hernán Tiseyra @htiseyra

Ilustración de Javier F. Ferrero @SrPotatus

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies CERRAR