Los sioux libran la última batalla contra EEUU con decenas de detenidos

Por Jordi Vázquez @JordiVazquez

Cuando Barack Obama accedió a la presidencia la comunidad nativa americana lo acogió con esperanza. Como en muchos otros casos, sin embargo, el “Yes we can” se ha transformado en “No, I can’t”. Obama, había sido adoptado por la tribu crow dos años antes de ser presidente. Fue bautizado como “Águila Negra”. Ya en el cargo convocó el mayor encuentro de jefes tribales de la historia el 5 de noviembre de 2009 y se comprometió a defender la soberanía de las naciones indígenas.

 

156-5812752647307-1024x600

 

Autónomos pero “dependientes”

EEUU reconoce 564 grupos tribales que suman más de 4.100.000 personas y gestionan 225.000 km2 con notable autonomía. Sin embargo Barack Obama no ha mejorado sus condiciones de vida y acabará su mandato con el mayor conflicto indio desde las revueltas del American Indian Movement (AIM) de los años setenta. En aquel caso inclusive hubo muertos. Ahora hay decenas de heridos. De momento.

 

La victoria de Keystone XL

El origen del conflicto es el interés de Washington en llevar el petroleo canadiense a las refinerías de Texas e Illinois. Primero se intento con el oleoducto Keystone XL iniciado en 2010 y cuya cuarta y última fase fue vetada por mandato presidencial del propio Obama. Lo hizo tras una enorme campaña de indios, ecologistas, cowboys y personalidades. Entre ellas la actriz Daryl Hannah que llegó a ser detenida. Las marchas de decenas de miles de personas, algunas con 400 detenidos, consiguieron atajar el proyecto y su veto fue una victoria del movimiento indio de EEUU aliado al ecologista. Sin embargo la empresa implicada, TransCanada, inició una demanda judicial por daños que puede ser multimillonaria.

 

Volver a empezar

Keystone cruzaba Dakota del Norte y mientras se la vetaba otro oleoducto avanzaba por ambas Dakotas. Dicho territorio es el ancestral de los dakota, lakota y nakota, las tres ramas que componen la nación sioux. Con sorprendente rapidez, la Dakota Access Pipeline (DAPL) ha avanzado sobre territorio indígena y prevé empezar a bombear 450.000 barriles por día en enero de 2017. Las protestas centradas en Keystone permitieron a esta variante consolidarse… hasta mayo de 2016.
Un grupo de trece lakota instalaron un tepee frente a las obras y denunciaron que “EEUU está construido sobre tierras robadas”. Jovenes y ancianos se fueron añadiendo a la protesta hasta crear un campamento estable denominado Sacred Stone Camp. Bajo la bandera ReZpect our Water, la tribu sioux de la reserva de Standing Rock inició marchas, peticiones y una demanda para evitar el paso de la infraestructura junto a sus tierras. El argumento sioux es claro, la DAPL contamina el agua en las pocas tierras que el gobierno de EEU ha dejado en manos de sus propietarios originales.

 

dym1477616162

 

El 12 de agosto más de 250 personas se enfrentaron a la policía que custodiaba las obras. Hubo 18 detenidos entre ellos el jefe tribal. Tres días más tarde los agentes retiraron el bloqueo a las obras dando por terminada la protesta. Se encendió la llama. El efecto llamada congregó miembros de otras naciones indias y se alzó un segundo campamento, Red Warrior, donde actualmente viven centenares de personas y cuenta con escuela propia. Se trata de pequeñas ciudades de activistas que han llegado a ser atacados con perros por agentes de seguridad de la empresa.
La situación es muy tensa. Las obras continúan y la resistencia también. El gobierno se niega a negociar: el oleoducto se hará sí o sí. En este escenario 141 personas, la mayoría sioux u otros indígenas fueron detenidos el 27 de octubre en una batalla campal frente a las obras. Las imágenes de los sioux a caballo tratando de cruzar la barrera policial y frenar las obras están dando la vuelta por EEUU y dejando en evidencia una administración demócrata que prometió defender los derechos tribales. La bandera de la protesta, proteger el agua de la contaminación, atrae adeptos de todo origen frente a una obra claramente agresiva contra el medio ambiente.

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies