Lo que necesita el PSOE es llevarse la hostia en las elecciones

Por Alfilo de la brecha @LfilodelabrechA

Los partidos políticos no solo representan personas, también representan sentimientos. Por eso hay varios partidos peleándose por el mismo tipo de votantes. El PP, que a los de derechas les hace el juego con políticas de derecha y al resto les dice que es de centro. Pero ojo, algunas personas de derechas están opinando por esos comentarios “pro-centro” (somos el partido de los trabajajajaja… Perdón, no lo puedo decir EN SERIO), que no son demasiado de derechas. Así que ¡ojo!. Lo que hay suelto en la viña del señor. Por eso hacen una votación-encuesta en forocoches y sale VOX con representación parlamentaria. Por ese “falsocentrismo” del PP y porque es Forocoches, para que vamos a engañarnos.

ilsorpasso 2
Montaje sobre un fotograma de la película “Il sorpasso” de 1962, por @SrPotatus

Por otro lado tienes a Ciudadanos, un partido que se dice nuevo pero que se creó para luchar contra la independencia catalana hace diez años. Cuando dieron el salto a nivel nacional les salió mucho mejor que a Foro Asturias, que según abrieron la sede, la volvieron a cerrar. Se dice que aún en Somosaguas (la facultad de Políticas, sí, sí, la de Pablo Iglesias) hay carteles de Francisco Álvarez Cascos de aquella aventura. Lo que no estoy seguro es de si el maquillaje de señora iba de serie o lo puso alguien para que perdurara el cartel.

Por otro lado distinto está Unidos Podemos con un eslogan de lo mas socialdemócrata, válido para todos los públicos pero con la “coletilla” de que van en las listas los de Izquierda Unida, así que la gente no se cree que sean “de centro” los de la candidatura en la que va el Partido Comunista. Pero claro, si el PP puede decir que son el partido de los trabajadores, aquí vale todo.

Donde vale todo también es en el PSOE. El PSOE tenía en el “centro” su cortijo. Llegó a la arena política fusilando sus ideales de izquierdas, pero manteniendo “un aroma” republicano. Como la homeopatía, que tiene un aroma.

El PSOE, tras la creación de Ciudadanos (o salto a nivel nacional) y la creación de Podemos, tenía que luchar en dos frentes, como Hitler en la segunda guerra mundial (si hay algún lector socialista… ¿a que jode la comparación con Hitler? Pues no la hagáis tan a la ligera; que vosotros la soltáis muy rápido para los demás y ya tenéis la mitad del nombre del nacional-socialismo y la otra parte entre las banderas de Pedrito y la preocupación por evitar la independencia catalana: ¡la estáis cogiendo!).

Pero es que el PSOE ha ido dando bandazos intentando salvar la sangría de votos durante ya las cuatro últimas elecciones. Si Rubalcaba se presentó con un chaleco bomba (lo digo porque era un suicidio político voluntario por el bien de su partido) y ni siquiera todos los trapos sucios que conocía pudieron salvarle de volver a ser profesor, imaginad con Pedro Sánchez si saca dos malos resultados seguidos.
Pero es que yo creo que el PSOE hizo mal, que cuando tuvo tres vías para elegir y tiraron por Pedro Sánchez, cualquiera de las otras dos les habría dado más resultados (al menos frente a Podemos). Porque, por el lado de la derecha, Ciudadanos les ha comido mucho terreno.

EL PSOE, LO QUE NECESITA AHORA, ES DARSE LA HOSTIA DEL SIGLO

Como la que se llevó Rajoy en su Pontevedra natal por parte de un sobrino político (ironía que fuese familia y política, las dos aficiones de Rajoy), pero a nivel metafórico.

¿Por qué? Tampoco es que odie al PSOE, reconozco que muchos cambios de la sociedad han sido gracias a ese grupúsculo de gente que abanderaba el cambio con coderas de pana. Pero ese grupo impidió en sus filas cualquier atisbo de rivalidad a su liderato, y al igual que la sociedad española tiene una generación perdida, pues lo mismo les pasa al PSOE. Los jóvenes que lideran la bandera del cambio, que abogan con palabras de socialdemocracia, no han “sentido los colores del PSOE”, más preocupados ahora de defender el pasado lustroso que de crear un futuro mejor.

Oye que nosotros TRAJIMOS EL AGUA POTABLE A ESTE PAÍS o algo así. El PSOE además lo tuvo en bandeja con el posible pacto con Podemos. Podían haber gobernado unidos, mantener el cortijo de la socialdemocracia con sangre nueva, venida de fuera…como cualquiera de sus fichajes, pero a lo bestia. Pero no intentaron fagocitar a Podemos por temor a ser ellos fagocitados.

La brecha de la sociedad actual está en la clara ruptura de los colores socialdemócratas porque Podemos y PSOE, ambos, se auto-identifican con esa etiqueta pero han preferido alejarse del centro o atraer a otras fuerzas minoritarias al centro antes que pactar entre ellos. Una ruptura generacional entre la actual vieja guardia y los jóvenes con ganas de sonreír.

Que no quiero faltar el respeto a las juventudes socialistas, ni a los jóvenes socialistas, pero es que todos sus líderes con capacidad de movilización son carcamales, o tienen un enfoque ideológico distinto del socialdemócrata (véase Susanita). El cementerio de elefantes ha provocado que el PSOE se vea con imposibilidad de sucesión. Porque a Pedro Sánchez no le conocía nadie ni en su propio barrio antes de las primarias (no me vengan con cuentos de un líder joven). Hasta Pablo Iglesias de un partido “joven” era más conocido. Es que también debéis entender que eso es parte de la estrategia: los votantes del PSOE tuvieron que elegir entre una cara conocida y aceptable de “centro” (Madina), una cara desconocida de izquierdas y una cara totalmente desconocida pero apoyada por los barones. Y es con este falso liderazgo de un “niño” donde la trama socialista más se parece a Juego de Tronos. A ver quién le ha dado el veneno al pobre. Yo no querría ser ahora el enano en esa peli.

Y salimos de las elecciones con una “socialdemocracia” dividida, con cuatro partidos políticos diciendo ser “de centro” bien representados, donde en teoría si son todos de centro, es que están cerca sus posturas. Pues mira, no, tenemos que volver a votar porque “contigo no, bicho”.

PP no ha hecho nada en esta campaña. Mariano se ha dedicado a correr por España, a cagarla en los medios cada vez que hablaba, y dicen que en el debate estará “de cuerpo presente”. C’s probablemente quede en la misma posición. Ha intentado conseguir el voto de derechas extranjero viajando a Venezuela, a ver qué pasa. Pero donde está la riña es en la socialdemocracia. Podemos en cada elección desde su creación ha dado un salto. Cada vez más gente está convencida por esta marea morada. Y si claro, si su eslogan es sonreíd, ¿quién no quiere sonreír? Bueno Rajoy dice que quiere que España vayamos EN SERIO (pero no debería decir esas paridas que dice si no quiere que nos riamos).

EL SORPASSO

Desde mi cordial amor a todos los podemitas, les digo que no deberían usar ese término. Aunque mole decir el sorpasso, que es el temor de los socialistas y toda la pesca. La palabra no la habéis elegido vosotros, la han elegido los medios. Os están manipulando y no os dais cuenta. Os dan un caramelito con droga a la puerta del colegio y no os enteráis. El sorpasso implica que el malo es Podemos, que trepa y da un “zarpazo” al PSOE, que está ahí inocente y es alcanzado por los “ambiciosos”.

Oiréis esa palabra muchas veces. “Joe, qué ambicioso eres, Pablo Iglesias”. “Pues yo veo ambicioso al coletas, y tal y tal”. Eso es la pelea del lenguaje.

EL SORPASSO NO EXISTE, SON LOS PADRES.

Parece coña, pero es así: el sorpasso, de producirse es porque los jóvenes que han votado a Podemos están convenciendo a sus familias de cambiar su anterior voto, “porque mira, PSOE pacta con C’s. Es de derechas, desengáñate ya”.

El sorpasso, de producirse no sería un acto decidido por Podemos per se, sino que sería que gente que antes no ha votado o votó diferente ahora, vote a Podemos. O gente que votaba a PSOE ahora no les vote. El sorpasso es poner en manos de Pablo Iglesias la culpa de que el PSOE pierda electores. Pues no, el PSOE no va a recibir un sorpasso. El PSOE se va a dar una hostia.

Y la necesita. Que deje ya de preocuparse de mantener el cortijo del centro, que el centro no existe, son los indecisos entre izquierda y derecha. Y frecuentemente la gente de derechas que no quieren admitir lo fachas que son. Eso es el centro. No hay políticas de centro. Hay políticas de izquierdas o de derechas. Las políticas moderadas no son ni lo uno ni lo otro. No solucionan nada, no cambian nada, es el cambio “tranquilo” como dirían los del PSOE. ¿Y por qué se pelean tanto por el centro? Porque en el centro se ganan las elecciones. Por eso se apelotonan todos ahí. Pero como forocoches tenga razón y Vox saque representación parlamentaria eso pasaría por culpa de que todos andan peleándose en el centro. A ver si van a culpar también al coletas de eso. Así que recordad: cuando os hablen del sorpasso de Podemos, decid: “no, no, la hostia del PSOE”.

2 thoughts on “Lo que necesita el PSOE es llevarse la hostia en las elecciones

  • 11/06/2016 at 11:42 am
    Permalink

    Lo que necesita el PSOE es llevarse una hostia. Punto,

    Reply

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies