Las razones, el por qué y el cómo de la moción de censura

Por Alba Martínez 

El pasado miércoles, Unidos Podemos anunció la presentación de una moción de censura al gobierno de Mariano Rajoy.
Esta iniciativa está basada en el artículo 113 de la Constitución Española y los artículos 85.2 y del 175 al 179 del Reglamento del Congreso.

Está decisión integra no sólo a partidos políticos, sino también a colectivos ecologistas, sociales, sindicatos y mareas. De esta forma se promueve la implicación de todo el país y no solo de las Instituciones.

La principal razón de la moción de censura es la corrupción en torno al partido que preside el gobierno y todo el saqueo público llevado a cabo. Son muchos los casos de corrupción ligados al Partido Popular (Gürtel, Púnica, Palma Arena, Imelsa, Taula, Emarsa, Brugal, Soria, Rato… y podríamos seguir).

La corrupción afecta a la democracia y a las condiciones de vida de las personas y actúa directamente en contra de los derechos fundamentales. Está ligada a privatizaciones y esto hace que el poder que en manos de empresarios que no se postulan en las elecciones.

Pero no se trata solo de robar. Todo la corrupción del PP afecta a la separación de poderes, pues estos días hemos comprobado la convivencia entre la fiscalía general del Estado y la fiscalía anticorrupción, el entramado empresarial conformado por destacadas empresas del ibex 35, con la red corrupta del PP.

Como afirma Alberto Garzón, el PP ha parasitado las Instituciones. Pero estas razones no han bastado al PSOE ni a Ciudadanos quienes han anunciado que no la apoyarán y tampoco parece que vayan a hacer nada.
El procedimiento al presentar una moción de censura es el siguiente:
• Se puede presentar con un número mínimo de diputados (36). La presentación de ésta impide al mismo grupo presentar otra en el mismo periodo de sesiones.
• Tienen que pasar 5 días (hábiles) entre la presentación y el debate. En los dos primeros días del debate el resto de grupos pueden presentar alternativas (la pelota aquí juega en el tejado del PSOE y Ciudadanos si quieren hacer algo).
• El grupo que presenta la moción comienza con una intervención crítica sobre el gobierno actual. Después el candidato propuesto presenta su programa básico de gobierno.

En resumen, esto es lo que la ley permite llevar a cabo cuando nos encontramos con una situación de saqueo y en la que un gobierno, dicho de forma coloquial, se ha estado riendo de todos sus ciudadanos durante mucho tiempo.

Es hora de actuar, y basta ya de acciones que se llevan a cabo en el Congreso. Pedirles explicaciones y que se sienten a darlas no es suficiente; ha quedado suficientemente demostrado.

Unidos Podemos ha hecho uso de la ley para actuar en contra de un gobierno antidemocrático que utiliza las instituciones a su antojo y para sus intereses propios y los de sus amigos del Ibex 35. Y como es Unidos Podemos las críticas han estado a la orden del día.

Parece que en este país cuando alguien hace algo legal se le critica. La moción de censura ha sido presentada por el resto de partidos políticos como una demonización de la política. Hacer política basándose en la carta magna es un “acto de mala fé”, según el portavoz del PSOE Antonio Hernando.

¿Por qué no apoyarla y presentar candidatos alternativos si no se está de acuerdo con el que presente Pablo Iglesias? Esa opción está, pero es más cómodo criticar, o parece que hay políticos que no conocen a fondo la ley y no se informan antes de hablar. Con estas actuaciones se ponen del lado de la corrupción y no en contra de ella.

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies