Las Cunetas, el Monumento Republicano | Especial Segunda República

Artículo de Jacin Domínguez | Viñeta de J.R.Mora

Seré breve, para como suelo ser, para hablar sobre el porqué deben exhumar y dar un entierro digno a los republicanos enterrados en cunetas, hablamos de personas que vivieron, lucharon y murieron por la libertad, la democracia y en contra del fascismo, qué menos que después de una vida y muerte tan digna como es luchar por lo justo tengan una sepultura a su nivel y no ser desechados como animales.

Viñeta de J.R.Mora.

Ningún gobierno que de verdad, y no solo de boquilla para simular aires democráticos, rechaza una dictadura militar y un golpe a la democracia de la que tanto presume no toleraría que España fuera el segundo país del mundo, después de Camboya, con más muertos en cunetas, calculándose que quedan aún 114000, pero la realidad es bastante distinta a como nos la dictan desde el poder ejecutivo, ya que vemos cómo se jactan de dedicarle la escalofriante cifra de cero euros a la Ley 52/2007 de 26 de Diciembre (Ley de Memoria Histórica) y cómo condenan a penas de cárcel a personas por hacer chistes sobre la muerte de un presidente de dicha dictadura militar, Carrero Blanco. Los hechos no concuerdan con las palabras, por culpa de lo “políticamente correcto” los políticos evitan decir lo que piensan y sus intenciones evitando así que sepamos la verdadera identidad de nuestros representantes, haciéndose frecuente que veamos como se contradice su palabra con sus hechos como en este caso donde a la hora de hablar al público presumen de democracia e incluso condena la dictadura franquista, pero a la hora de actuar vemos que su apoyo y agradecimiento, a dicha dictadura, es tal que utiliza todos sus medios posible para defenderla. Con estas acciones es normal que dudemos de la integridad de de una democracia cuando se impone su respeto y se rechaza cualquier duda hacia ella, ya que los medios y el Gobierno te tachan de antidemocrático si te opones a ella, como si la Constitución de 1978, creada tres años después de la muerte del dictador Francisco Franco (podemos hacernos una idea de su influencia), fuera el máximo esplendor de democracia posible e inmejorable.

En Ayuntamientos de diversas regiones de España vemos como el partido del actual Gobierno estatal, el Partido Popular, y en algunas ocasiones el otro brazo de la derecha, aunque principalmente lo haga a base de abstenciones, a Ciudadanos oponerse a quitar monumentos, plazas, calles… franquistas, e incluso vemos como en algunos sitios aún se les hace homenajes, algo que es intolerable en el resto de la Europa occidental. A todo esto tenemos que añadir comentarios como los de Rafael Hernando “los familiares de las víctimas del franquismo se acuerdan de desenterrar a su padre solo cuando hay subvenciones” o a Pablo Casado “los de izquierdas son unos carcas, todo el día con la fosa de no sé quién” (este último pidió perdón por esas declaraciones), siendo un sinfín las evidencias que nos dejan clara la verdadera posición del Gobierno ante esta dicotomía.

Seamos unos carcas y continuemos hablando del tema de las cunetas, el cual para algunos reabre viejas heridas y es revanchismo, heridas que no son suyas, pero los perjudicados por dichas heridas quieren abrirlas para poder limpiarlas, desinfectarlas y que dejen de pudrirse en tierra de nadie. Tampoco podemos hablar de revanchismo porque para que eso sucediera tendrían que fusilarlos, enterrarlos en cunetas y llenar el país de símbolos homenajeando esas acciones, como hicieron ellos, de lo que hablamos que es de no hacer leña del árbol caído, de que las consecuencias de aquella dictadura y anterior golpe de estado se reduzca lo máximo posible. ¿Por qué, si quieren cerrar heridas, mantienen el mayor monumento al fascismo de Europa, el Valle de los Caídos?, ¿por qué no desentierran por iniciativa propia a los enterrados en cunetas?, ¿por qué se empeñan en mantener plazas, calles, símbolos… en su homenaje? La respuesta es fácil, quieren mantener todos sus trofeos, aparte del poder, todo lo anterior mencionado son sus logros en la guerra civil española y la dictadura franquista, ya que devolver la vida a las víctimas y reparar el daño hecho no pueden, pero dejar de humillar a las víctimas y glorificar a los golpistas, sí.

Reflexiono y me pregunto por qué un régimen basado en la democracia burguesa, como es el actual, reniega de la II República, siendo también una democracia burguesa, la única respuesta que encuentro en que para entonces las inclinaciones políticas tendían hacia la izquierda, pero con la dictadura militar franquista de casi cuarenta años, logró controlar la educación, medios de comunicación, leyes… forzando que las inclinaciones fueran hacia ellos, hacia la derecha, y ahora que han conseguido que la democracia les favorezca y les facilite mucho el poder empiezan a estar por la labor de dicha democracia.

Voy a concluir sosteniendo que las cunetas son el mayor monumento, o al menos el más representativo, en contra de lo que fue la dictadura y lo que es la actual democracia.

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies