La verdadera transición. Parte 4. Nace la transición 2.0

Por Earl Kiji

IR A PARTE 1 | IR A PARTE 2 | IR A PARTE 3

(Si has llegado aquí sin pasar por las partes previas puedes tratar de engancharte sin conocer el principio, pero te recomiendo que tal decisión la dejes sólo para las series de televisión que eternizan hasta que pierden la gracia y se ven abocadas a ser canceladas sin un final digno a sus destellos de entretenimiento. Y ni eso. Esas series hay que dejárselas. La vida es corta para perderla con temporadas de más de diez episodios).

Con el paso de los minutos, la conversación había ido ganando en confianza entre ambos interlocutores. El jefe de Estado acababa de ofrecer un nombre propio como solución al estado de bloqueo político que comenzaba a generar tanta desidia en el ciudadano.

Felipe de Borbón: -Llevo días madurando la idea. Los medios han filtrado cierta tensión entre las dos figuras destacadas del partido y aunque Pablo tenga más carisma a la hora de hacer reivindicaciones sociales, siempre será tachado de radical por un sector importante de la sociedad. Presumen de relación entre ellos y, aunque Iglesias esté mejor valorado dentro del partido y entre sus seguidores, Errejón tiene más opciones de llegar a ese grueso de la población más “receloso”.

Alberto Garzón: -Resulta irónico. Justo él que es más desconfiado con respecto a la capacidad de reacción del pueblo ante la mano que lo oprime. Iglesias tiene más fe en la clase trabajadora y en que la ilusión que se despertó con el 15M pueda insuflar una respuesta que se contagie a todos aquellos a los que están condenando a la precariedad como agradecimiento a un voto sin sentido. Pero sí. Puede que el primer paso para ganarse a la sociedad sea hacer una “cesión” a los que atesoran el poder y los medios. Que Pablo dé tal paso echándose a un lado, respaldado por tu figura, les puede dejar sin margen de maniobra para cargar sobre la opinión pública. Este movimiento cogerá a Rivera a contrapié y balbuceando a Rajoy, y el soE no tendrá más remedio que dejar hacer o tratar de participar en un gobierno progresista, si no quiere terminar de poner la losa de la profunda tumba que llevan tiempo cavando.

FB: -Soy consciente de que encabezó la crítica a la coalición con tu partido. Desconozco cuál es la relación personal entre vosotros, aunque es evidente que en lo profesional hay ciertos puntos en los que veo confrontación. Y eso que vi en #GarzónOnTheRoad que te lo llevabas a tomar espetos en el paso de la campaña por Málaga y hacías de gran anfitrión sentándolo a tu lado bueno, el izquierdo-bromea.

AG: -Me deja atónito que seas consciente de la existencia de ese material audiovisual. Que esto quede entre nosotros o no quiero imaginarme hasta dónde pueden crecerse los chicos de “LaCueva”.

FB: -También pude ver ahí cómo el dueño del bar en el que cenabais manifestaba ser votante del PsoE y le transmitía a Íñigo la preferencia hacia su persona sobre la de Iglesias. Creo que es un reflejo del sentir de la izquierda aburguesada se este país, sin la que, a día de hoy, lo vais a tener imposible para sacar una alternativa seria al PP.

AG: -Es una pena que esto sea así, después de haber demostrado que tienen más fuerza quienes tiran del partido hacia el “centro”-derecha que hacia la izquierda. Con el tiempo seremos capaces de dejar atrás a un partido con mucha tradición ideológica, de la que ha prescindido para convertirse en un organismo con políticos profesionalizados y de “familias”.

FB: -De todos modos, no me dejo llevar por lo que presentan los medios y soy consciente de que lo que os une tiene mucho más peso, y de que si esta maniobra sale bien, dejarlo al frente no significará, necesariamente, darle el cetro de mando. Si bien es cierto que mañana conoceré la opinión de Pablo y estamos a tiempo de negociar determinados aspectos. Es absurdo pensar que el presidente del gobierno goza de independencia de acción ante su partido y, aunque ese fuera el caso en determinados momentos en gobiernos como los del PP, no tiene sentido pensar que no tiene poderes por encima de él de los que también recibe presiones y ante los que tiene que responder. Vamos, prácticamente coinciden en gran parte con los que me presionan a mí, y eso que mi cargo ha llevado implícita la capacidad de ejercer presión sobre otras instituciones.

AG: -Siendo realistas, que no monárquicos, ¿no tienes cierta preocupación con respecto a las capacidades de esos poderes cuando vean que les das la espalda para ponerte a la disposición de tus “súbditos”?

FB: -¿Estás pensando en un 23F o en alguna otra forma de sublevación?

AG: -Al fin y al cabo han pasado a penas dos generaciones de los hechos más dramáticos acontecidos en este suelo y prácticamente no se ha castigado a quienes las cometieron en el pasado. Cabe pensar que aún hay herederos de aquellos hombres situados en cargos estratégicos e incluso sometidos a otros poderes de mayor peso.

FB: -Sería tremendamente irresponsable por mi parte no haber tanteado bien el terreno y haberme cerciorado de que tengo la espalda relativamente cubierta. Quizá haya algún “elemento” polémico con opción de sacar los pies del tiesto, pero creo que podríamos estar preparados para atajarlo con solvencia-respira con cierta preocupación.-Y confío en que, en la calle, el orden se mantendrá. Saldrá algún agitador, pero los mismos que podemos ver en determinados disturbios. La gente está tranquila y el mundo nos ha llevado hacia una paz que se ve más amenazada por los desequilibrios financieros que por la defensa de ideas o derechos básicos.

AG: -Me deja más tranquilo escucharlo de tu boca. Sin que sirva de precedente, en este momento me alegro de tu posición como Capitán General-responde en un tono entre jocoso y aliviado.

FB: -Lo fundamental ahora es llevar al PsoE por el camino de sus valores y no el de sus intereses. De otra manera, tendremos las temidas “terceras” a la vuelta de la esquina.

AG: -No las veo tan espantosas después de los últimos movimientos. El golpe de mando en Ferraz y, ahora, tu apoyo. El panorama puede cambiar muchísimo.

FB: -Espero que no tratéis de llevarlo hacia una nueva campaña que termine de fustigar al ánimo y a la ilusión de la gente.

AG: -No, mientras consigamos que “los de la gestora” se comporten con responsabilidad democrática. Por mi parte haré todo lo que esté en mi mano para influir positivamente en todos aquellos a los que llegue a tener acceso.

FB: -Confiaba en que no fuera de otra forma y he de pedirte un último favor. No lo desveles todo en la rueda de prensa. Espero que seas capaz de hacer un guiño a los militantes y simpatizantes del PsoE. Que trates de prepararlos con el fin de que, en la histórica jornada de mañana, sean capaces de ejercer una presión tan brutal hacia su aparato que no tenga más remedio que darles voz; sobre todo, después de la “ejecución” de Sánchez justo cuando se disponía a mirar a su izquierda. Sé que te pido demasiado, pero sigue siendo ventajoso que una de las primeras reuniones haya sido contigo. Adelántale algo a Iglesias, si te parece bien, pero sé cuidadoso de cara a los medios. Ya habrá tiempo para difundir las buenas noticias y espero que las exclusiva sea para los medios libres y que los que ahora luchan en la “clandestinidad” tengan merecidamente abiertas las puertas de la pública en un mañana muy cercano. Sólo te pido unas horas de prudencia para no levantar demasiado revuelo hasta mañana.

AG: -Me parece razonable. Voy a trabajar la rueda de prensa con Clara para desvelar lo justo, intentar de encender la mecha de las bases socialistas y no tratar de quedar como embustero por hacer guardar la sorpresa.

FB: -Gracias, Alberto. Sé que me daba ventaja empezar las entrevistas contigo. Es difícil no entrar en colapso al descubrir lo que he estado pensando en los últimos días.

AG: -A mí me ha costado lo mío, pero me quedo atento a la cara con la que salen mañana Rivera y Rajoy a sus respectivas ruedas de prensa-deja escapar una breve carcajada con la que libera la tensión de una de las conversaciones más relevantes que sabía que podría tener a lo largo de su carrera política, pese a la trayectoria que tenía por delante por su estreno prematuro en un escaño.

FB: -Que todo vaya bien. Espero que podamos seguir trabajando juntos, aunque en el fondo de tus principios esté el de que desaparezca mi figura a nivel institucional.

 AG: -Así debe ser, aunque tu figura como persona se ha visto fuertemente reforzada tras este encuentro.

FB: -Podría devolverte, con creces, el cumplido. Suerte y a por España-se despide con una sonrisa de la que emana gran cordialidad y el alivio de haberse quitado un gran peso de encima.

AG: -Salud y República-responde irónicamente devolviéndole el guiño y la sonrisa a su anfitrión.

Continuará…

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies CERRAR