La verdadera transición. Parte 2. La propuesta

Por Earl Kiji

IR A PARTE 1

(Sé consciente de que esto es una continuación del  relato de unos hechos que no se parecen a la realidad más que en las críticas al sistema y sus métodos de manipulación.)

24 de octubre de 2016-Palacio de la Zarzuela, Madrid.

Felipe de Borbón, anfitrión de las consultas previas al último intento de investidura analiza la situación del país ante un Alberto Garzón atónito.

FB: -Como te digo, el intercambio de golpes del bipartidismo toca a su fin y más ahora que parece que pueden formar buena pareja de dobles. El problema es que Ciudadanos quiere jugar del lado de cualquier de ellos y si Unidos Podemos está solo en el otro lado de la cancha, no hay forma de poder determinar unas reglas lógicas para que se desarrolle el partido.

AG: -Siguiendo tu analogía, sólo existen dos opciones: Que el PsoE escuche a sus bases y acepte que su lado en la pista está junto a nosotros o que se imponga el aparato de los barones y, el árbitro, y sobre todo los espectadores, se den cuenta de que los tres están más cerca de formar un mismo equipo. Si se acabara en esta tesitura, que es lo de que parece que estamos más cerca, el partido, en todo caso, debe disputarse cara a cara y no todos contra uno, y más cuando el que juega para que la gente se divierta es el que está solo. Sin contar ya con que los que pagan la pista estén de su lado e incluso controlen a los comentaristas para que traten de convencer al aficionado de qué juego es el que deben admirar y no se dejen llevar por el que le parezca más atractivo desde un criterio personal.

FB: -Nos está quedando muy bien la metáfora.

AG: -Es que eres un gran seguidor del deporte, español -sonríe con el matiz- y además del Atleti. El que se autodenomina equipo “pequeño” que pelea con los grandes. Aunque hoy te estoy descubriendo en una faceta prácticamente rayista- bromea el diputado.

FB: -En todo caso, es hora de poneros en la pista. Ya han desperdiciado sendas oportunidades de buscar un gobierno. La tarea no será fácil, pero os ha votado prácticamente la misma cantidad de españoles que al “SOE” y pese a una terrible campaña mediática en contra.

AG: -No sé si comentarte el peligro de airear esa opinión en público.

FB: -Como te digo, yo también estoy sometido a presiones. No creas, por ejemplo, que estuve de acuerdo en aparecer en un salón cargado de oro en mi segundo discurso de Nochebuena, después de haber debutado en aquel despachito más humilde. Tocaba tratar de demostrar como fuera que la crisis se estaba acabando y no me quedó más remedio que “actuar” en este salón.

AG: -Cuando en realidad la crisis está más cerca de agravarse por el continuismo de las medidas de precarización. Cuando los que notan la recuperación son aquellos que tienen más poder y dinero a base de explotar, cada vez más salvajemente, a la clase trabajadora, amparados por la ley. Esa clase trabajadora que cada vez tiene más difícil obtener un trabajo de garantías y que se ve amenazada por la posibilidad de perder el trabajo en el que se mantiene después de haber perdido sus derechos. Con la cantidad de jóvenes y no tan jóvenes que se han visto obligados a buscarse un futuro lejos de las fronteras de este país. Y además es la clase manipulada y castigada también por los medios de comunicación, que les venden una realidad totalmente distinta y les fabrica el espejismo de la clase media, despojándolos de su misma conciencia de clase para que les sea más difícil aunarse por defender los derechos que antaño pelearon sus abuelos- Alberto había ido bajando su expresión corporal y su mirada, llenándose de la injusticia de las palabras que estaba pronunciando. Pero de repente, volvió a aquel despacho y dirigió una mirada expectante a su anfitrión.-Pero Felipe, valorando gratamente tus manifestaciones y reconociéndote la sorpresa y admiración que me produce escucharte hoy,  eres consciente de que no entiendo la lucha por la igualdad en un estado que no sea republicano, en el que ningún cargo pueda estar sujeto a derecho de sangre.

FB: -Lo sé. No sé si es que tantas elecciones me están dejando sin defensas. Al final van a tener razón Inda y Marhuenda y pasar por las urnas va ser malo para la salud mental-comenta con una gran sonrisa antes de volver a la seriedad de su mensaje.-Del movimiento que vamos a tratar de iniciar a contar con una sociedad española lo suficientemente preparada para darte la razón al respecto, al menos con una voz si demasiadas notas discordantes, ha de transcurrir un periodo de tiempo en el que demostréis que sois capaces de dirigir un país evidenciando que todos los temores que trata de esparcir la caverna son infundados-hace una pausa.- Lo he dicho bien, ¿no? Lo de la caverna.

AG: -Claro. Proviene del mito de la caverna de Platón, que curiosamente se encuentra en su obra “República”, aunque su sistema ideal quizá se parezca más a la democracia actual, en la que el poder es del pueblo pero sin el pueblo, que a la república con la que sueño.

FB: -La verdad es que sí que hay mucho de sombras de la realidad en lo que los medios venden. No veo nada sensato dedicar tanto espacio a los lujos de la vida de determinados futbolistas cuando hay ciudadanos que no pueden pagar la luz a las eléctricas con cargos de sueldos desorbitados, muchos de los cuales, son políticos que han cogido una puerta giratoria.

AG: -He de admitir que no para de sorprenderme verte tan angustiado por los problemas de los españoles. Te hacía en una burbuja, todavía más ostentosa que la de aquellos ricos de cuna que miran para otro lado.

FB: -Volviendo a tu “amenaza”, espero que este proyecto salga bien y la transición que comenzó con mi padre pueda cerrarse conmigo. Es el momento de dejar atrás definitivamente al régimen. Va a seguir habiendo ideologías diferentes, pero debemos darle la soberanía al pueblo para que pueda defenderse del abuso de los poderes económicos, y dársela  de verdad, no con representantes que puedan venderse a las multinacionales. Que las dos Españas se separen sólo por cuestiones económicas y que desaparezca la división reinstaurando la clase media real y favoreciendo la aparición de una gradación cada vez más fina entre clases, de modo que los ricos dejen de ser más ricos y los pobres más pobres, porque si alguien es capaz de generar mucha riqueza con una idea, será capaz de poder invertirla en generar puestos de trabajo para desarrollarla, con salarios justos para los que se impliquen en ayudar a hacerla realidad. Incluso me dirás que más que una persona, lo natural sería que los proyectos se desarrollaran entre varias y que incluso los trabajadores podrían ser asociados y no mera mano de obra.

AG: -Definitivamente, los de “Inocente, inocente” van por todo lo alto este año.

FB: -Espero que se instaure la meritocracia y se acaben el enchufismo y los dedazos. Que la economía sumergida coja la asíntota hacia el cero y que encubrirla deje de ser deporte nacional. Si perdiera mi posición, podría tener una vida my cómoda sólo con mi patrimonio, pero doy por sentado que buscaré la manera de embarcarme en nuevos proyectos, y tranquilo, que no estoy pensando en emular a mi cuñado ni a otras personas de mi círculo. Y también está Letizia. No creo que tuviera sitio en RTVE con los Maraña, Artal, Cintora,…; o los grandes espacios con los que contarían la Cafetera o Carne Cruda, que no sé si no tienen bastante potencial como para dar el salto a la pantalla.

AG: -Jamás me hubiera imaginado que conocieras estos medios libres.

FB: -Debía conocer la opinión de los españoles que se encuentran en la cuerda floja y no acuden al adoctrinamiento de los Griso, Ana Rosa, o incluso en cotas más peligrosas para el juicio crítico autónomo, Cebrián-el diputado vuelve a mostrarle su total conformidad con un gesto facial.-¡Ay! Me imagino a las cadenas privadas peleándose por contar con la reina en plantilla aunque sólo fuera por la audiencia que les daría el morbo de sus primeras apariciones-bromea el monarca.-El caso es que si sois capaces de gestionarlo todo y llega el momento de someter mi cargo a referéndum, seré uno de los que quede más satisfecho.

AG: -Me pintas un futuro esperanzador. Debemos tener mucha fe en la gente para que sepa responder a la gran oposición que vamos a encontrarnos, aunque bien es cierto que tenerte de nuestro lado allanará el camino.

Continúa…

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies CERRAR