La Verdadera Transición. Parte 1. El Análisis del Ciudadano Felipe

Por Earl Kiji

(Los hechos aquí descritos pueden llegar a ser diametralmente opuestos a los acontecidos en la realidad. Este texto es pura política ficción y se ruega a quien pueda sentirse ofendido que ponga todo el cuidado que pueda en su salud biliar, con la psíquica hemos llegado tarde).

24 de octubre de 2016-Palacio de la Zarzuela, Madrid.

Alberto Garzón, secretario general de Izquierda Unida y representante de la coalición Unidos Podemos, abre una nueva ronda de consultas con Felipe VI, jefe del estado.

Tras las fotos de rigor, los periodistas abandonan la sala y el anfitrión ruega al parlamentario que tome asiento.  En la intimidad del despacho, ya sin cámaras, el monarca relaja su expresión y se muestra aparentemente cansado. Sabe que Garzón es una persona muy educada, y, pese a que públicamente le llame “Ciudadano Felipe” y en privado nunca vaya a llamarle “majestad”, siendo fiel a sus valores republicanos, es un personaje con gran educación que siempre le trata de usted. Por eso decide adelantarse en el saludo off the record:

Felipe de Borbón: -Buenos días, Alberto. Es la cuarta vez que nos encontramos en un espacio muy corto de tiempo y antes de que hagas gala de tu talante, me gustaría que nos tuteáramos.

Alberto Garzón: -Está bien, Felipe. Haciendo honor a la famosa campechanía de los Borbones contemporáneos-bromea el economista.

FB: -Espero que te encuentres mejor. He visto que has pasado unos días ingresado y te necesitamos fuerte para lo que España tiene por delante.

AG: -Nada relevante, gracias. Un virus más agresivo de lo común, pero nada que un poco de reposo y un sistema inmune que soporta dos campañas tan seguidas no pueda controlar. La dolencia de Sánchez, me temo, tiene mucha peor cura. El apuñalamiento de la cúpula de tu propio partido para darle el cetro a los que llevan cuatro años hundiendo a la clase trabajadora en la miseria. Usar el último recurso para tratar de esquivar el bloqueo que le impone la oligarquía a la presidencia de un gobierno de progreso, y que no le permitan ni consultarle a las bases…

FB: -Sé que te voy a sorprender, pero me venía muy bien que fueras uno de los primeros en recibir en estas audiencias. Mañana pasarán por aquí los cuatro aspirantes principales, pero con los movimientos de los que me hablas, todo nos conduce a un continuismo que no creo que nos lleve a buen puerto- en el rostro de Garzón se dibuja un gesto de perplejidad e inclina su torso hacia su interlocutor para tratar de conseguir una explicación más concisa. –No tengo autoridad para realizar grandes movimientos, pero he estado pensándolo fríamente. También yo tengo presión para no salirme demasiado del guión. Mi entorno no entendería que no llevara las riendas de la corona con la firmeza de mi padre, pese a que han debido apagarle alguno de los incendios que fue provocando. Ni siquiera yo sé exactamente todo lo que pasó en la transición o en el 23F y no sé si no habrá muchos detalles que mi padre se lleve a la tumba. Eran tiempos complicados, y se tomaron muchas decisiones que en el contexto histórico resultaron muy acertadas, pero también es cierto que ha pasado el tiempo suficiente para reconocer que el contexto no es el mismo.

AG: -No veo claro adónde quieres llegar, pero te reconozco que me tiene intrigado la sinceridad con la que me hablas.

FB: -La mayor fracción de voto de los españoles se la ha llevado el Partido Popular, pero ni siquiera eso e incluso con la muleta del partido de Rivera, alcanzan la mitad de los que acudieron a las urnas. Estos datos, además de que gran parte de la clase trabajadora de la que me hablas consume una información fuertemente manipulada, hacen que la sociedad de la nación no termine de poder expresar lo ahogada que se encuentra y haya ciudadanos que estén votando a quienes les muerden la única mano con la que pueden ganarse un trozo de pan.

AG: -Pareciera que quieras reproducir uno de mis mítines. Como broma ha estado bien, pero no creo que tengamos las agendas como para permitirnos perder el tiempo en un encuentro institucional.

FB: -Déjame continuar. Soy consciente de que este encuentro va a resultarte especialmente chocante, pero llevo preparándolo mucho tiempo y necesito que rebajes el nivel de escepticismo- la seriedad con que el jefe de estado pronuncia estas palabras hace que Garzón recupere la atención con la que había afrontado la parte inicial de la charla.-Vamos por el cuarto asalto a la presidencia. Rajoy no se atrevió con la primera y Sánchez, que no pudo conseguir nada jugando a dos bandas, se estrelló con el segundo. Como en un partido de Nadal y sin aceptar que esto ahora ya no es tenis individual la bola vuelve al gallego, que sigue sin apoyo. Última vez que la bola puede pasar la cinta antes de volver a ir a elecciones y volver a encontrarnos en la misma situación de cara a 2017. Sí, se espera una abstención de la izquierda que acerque al PP a la mayoría y más después del suicidio del grupo socialista.

AG: -“Socialista”- puntualiza el republicano con cierto desdén, tratando de interrumpir lo menos posible la elocuente intervención de Felipe VI.

FB: -Lo peor de todo, es que los medios llevan meses tratando de inculcar a las clases trabajadoras la pereza de acudir nuevamente a las urnas. “Votar en Navidad, qué locura.” ”Menos mal que el PP cederá y adelantará las elecciones al menos una semana.” Por supuesto, con el esfuerzo  que le supone que los expatriados no puedan ejercer su derecho al voto con facilidad, no van a permitir que los que han tenido que dejar sus casas puedan acudir a las urnas en las elecciones que están “llamadas” a darles la mayoría absoluta- El representante de Unidos Podemos seguía atónito. Siempre acudía cargado de cordialidad a estas entrevistas con quien tenía un cargo por derecho sangre, a lo que se oponía férreamente, pero desde el mayor de los respetos hacia la que consideraba una persona bastante preparada y cabal. Precisamente por eso, por esperarse a una figura cabalmente enrocada en su estatus le estaba sorprendiendo tanto encontrarse con esa persona tan preparada desprovista de la armadura de su cargo, analizando tan emotivamente la situación política y social tan dramática que estaba atravesando “su” pueblo.

Continúa…

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies