La susceptible realidad

Por Tin Morin

La opción populista de Errejón para los que rechazamos la Hipótesis Podemos de los dirigentes complutenses era la más peligrosa, por eficaz; relegado él a un segundo plano y sobre todo archivada su táctica (que no es otra cosa, un simple medio para alcanzar el poder, persigue exactamente los mismos objetivos que su excompañero de pupitre) la nueva izquierda tiene un problema grave con la realidad, esa realidad se llama sociedad a la que quiere gobernar. Y antes de que alguien se lance al manido “tú eres un facha encubierto” le aclararé que es muy libre de pensar así, pero pienso sinceramente que se equivoca. Creo firmemente en que necesitamos una revolución democrática, y creo que el camino para conseguirla somos nosotros, TODOS los ciudadanos, el objetivo es un nuevo paradigma y conseguir que la inmensa mayoría vea en él la solución a sus graves problemas actuales, personales y comunitarios.

Nadie en su sano juicio puede decir que no es progresista, por definición progresar es cambiar un estado concreto a un estado mejor, y por lo tanto es irracional no declararse progresista, si alguna gente se define como conservadora es evidente que ha venido haciéndolo porque los cambios que se le ofrecían no eran vistos por ella como mejoras y por lo tanto al no creer en ese progreso se colocaron y colocan en el ámbito conservador. La izquierda en este país tiene un grave problema con la mitad de su población, una mitad que no cree en el progreso que le proponen los autonombrados progresistas sea tal progreso, bien al contrario lo identifican con un peligro de retroceso, y por lo tanto vota a otros, incluso a unos corruptos impresentables, porque confían más en su improbable regeneración que en el cambio que les propone la izquierda, una izquierda que perciben como una amenaza a sus intereses, por modestos que sean. En general esta es la razón de la fortaleza del voto conservador en este país, claro que habrá gente corrupta y sin entrañas que prefiera a nuestra derecha para seguir robando o haciendo de su capa un sayo, pero sencillamente la mayoría les vota por aquello.

La mayoría de la gente de izquierdas ante este panorama no comprende que en el sistema en el que vivimos hay que convencer a esa parte de la población para que cambie de voto, en vez de eso considera preferible insultarles, decirles que votan a favor de la corrupción y que son bazofia electoral, les dicen que la idea que tienen de su país es irreal, un constructo franquista, y que por lo tanto si les asoma casi cualquier sentimiento positivo hacia lo que ellos consideran supatria, si piensan que existe una nación diferente a las naciones que reclama la izquierda y que puede englobarlas a todas, entonces son unos fascistas, enfundadísimos en su traje progresista y cargados hasta las trancas de razón, muy cómodos en su papel de látigo de fachas. Con eso esperan convencer a alguien en este país para que cambie de voto, insultándole…Rajoy encantado, claro.

La nueva izquierda tiene un problema grave con la realidad, esa realidad se llama sociedad a la que quiere gobernar

Tengo para mí que Errejón tiene una visión bastante parecida a la mía en esta cuestión, aunque estemos a años luz en muchas otras cosas, pero la “nueva izquierda irredenta” una vez más volvió a la carga, con el desquiciado Monedero a la cabeza, y se han vuelto a colocar en esa postura tan gallarda en la que si la realidad no les da la razón entonces que se joda la realidad, da igual que la realidad se empeñe en seguir siendo.

Creo que desde el principio fue así con ellos, y que el movimiento de cambio que se inició en 2011 iba por un sitio muy distinto, más pronto que tarde espero que los que participamos del ideal aquel de las plazas volvamos a saber que no nos representan y que necesitamos hacer nosotros los cambios, lejos de tutelas partidistas.

10 thoughts on “La susceptible realidad

  • 13/07/2017 at 12:55 am
    Permalink

    Eso tambien es verdad que se me pasó Tin, Juanqui es vehemente en ocasiones, lo otro como que no, buen apunte Marilé y Jose Luis¡¡

    Reply
  • 13/07/2017 at 12:30 am
    Permalink

    Serás partidario de no insultar a nadie para convencerles de que voten a la izquierda radical, pero llamar desquiciado a Monedero, no es, precisamente, un piropo. Un poquito más de coherencia, por favor.

    Reply
  • 12/07/2017 at 3:31 pm
    Permalink

    la verdad poner eso de Monedero pues no es lo más acertado.

    Reply
  • 12/07/2017 at 3:08 pm
    Permalink

    Hablando de insultos, hay que reconocer que los que insultan primero son los mismos de siempre, ahora recientemente han habido una hemorragia de ellos con lo de Miguel Angel Blanco y con lo del “opositor” Leopoldo, esto es Caspañazuela y ante bombardeos mediáticos de este calibre es difícil no contestar, en cuanto a colaborar con el nuevo PPSOE la cuestión es para que sirve y que programa se acuerda porque para que hagan lo mismo que el viejo PPSOE tampoco hacen falta dulces palabras, nunca insultos, pero es que en muchas ocasiones solo con decirles las verdades del barquero esta gentuza de piel sensible para lo que les conviene y acostumbrada a que nadie les lleve la contraria enseguida se consideran insultados :-))
    En cualquier caso no hay atajos, será una labor de proselitismo bien hecha, sin prisa pero sin pausa, o no será nada, ni habrá cambio político digno de mención, esa es la opinión que tengo, ojalá fuese otra.

    Reply
  • 12/07/2017 at 12:29 pm
    Permalink

    Gracias por tu comentario.

    De hecho probablemente disparas al centro de la cuestión. Para mí el problema es directamente este sistema aristocrático de partidos, incluido Podemos, y por lo tanto sí, para este viaje no necesitábamos otras alforjas…Pero efectivamente, si decides jugar a este juego aristocrático seguramente necesites métodos demoledores de propaganda a tu favor y desde luego empezar por no insultar a los que quieres atraer, en eso me centro en el artículo; pero esto es si quieres jugar a ese juego, yo no quiero propaganda, quiero gente deliberando con otra gente…, yo estoy por un sistema democrático por sorteo y deliberativo, en cuanto a lo que al legislativo se refiere.

    Reply
  • 12/07/2017 at 10:59 am
    Permalink

    Dice: “La nueva izquierda tiene un problema grave con la realidad, esa realidad se llama sociedad a la que quiere gobernar”.
    Creo que sería más realista decir que, La sociedad que busca gobernarse tiene un grave problema con la realidad, esta realidad se llama la nueva izquierda”.

    Debe de notarse que esta nueva izquierda no ha venido de Marte, sino que ha sido parida por esta sociedad. No es ni justo ni acertado echar sobre los hombros de la nueva izquierda los problemas de esta sociedad. ¿Quién tiene que autocriticarse? Cada palo que aguante su vela …. y dejémonos de autoflagelarnos.

    Reply
    • 12/07/2017 at 12:19 pm
      Permalink

      Gracias por tu comentario.

      Estoy de acuerdo contigo, me habré expresado fatal, discúlpame. Yo no echo la culpa de los males de nuestra sociedad a la nueva izquierda, le echo simplemente la culpa de no entender (según la línea de actuación que tiene a día de hoy) que es prácticamente imposible convencer a nadie insultándole primero…En este sistema, que a mí no me gusta, hay que tener claro que se trata de sumar votos, y eso insultando es imposible.

      Reply
  • 12/07/2017 at 10:07 am
    Permalink

    Pues para eso que dices y que puede parecer razonable ya tenemos al PPSOE me parece a mi, convencer a la gente acojonada y conservadora por efecto del miedo es imprescindible, pero para eso conviene tener televisiones que les convenzan o les laven el cerebro, de lo contrario es asaz complicado Tin.

    Reply

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies