La represión del gobierno debe acabar aquí

Por Javier F. Ferrero @SrPotatus

En referencia con lo ocurrido en Charlie Hebdo, me gustaría abrir unos puntos sobre la libertad de expresión o en la falta de esta.

Nuestra constitución dice lo siguiente al respecto:

Artículo 20 de la constitución española:

  1. Se reconocen y protegen los derechos:

a) A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.

b) A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica.

c) A la libertad de cátedra.

d) A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión. La ley regulará el derecho a la cláusula de conciencia y al secreto profesional en el ejercicio de estas libertades.

  1. El ejercicio de estos derechos no puede restringirse mediante ningún tipo de censura previa.

  2. La ley regulará la organización y el control parlamentario de los medios de comunicación social dependientes del Estado o de cualquier ente público y garantizará el acceso a dichos medios de los grupos sociales y políticos significativos, respetando el pluralismo de la sociedad y de las diversas lenguas de España.

  3. Estas libertades tienen su límite en el respeto a los derechos reconocidos en este Título, en los preceptos de las leyes que lo desarrollen y, especialmente, en el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de la juventud y de la infancia.

  4. Sólo podrá acordarse el secuestro de publicaciones, grabaciones y otros medios de información en virtud de resolución judicial.

El Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, aseguró hace un tiempo que desde su gabinete y en colaboración con el Ministerio de Justicia intentarían “poner coto” a aquellas expresiones que incitaran al odio o hiciesen apología del delito en las redes sociales”, aunque siempre respetando el derecho a la libertad de expresión.
Esta declaración, que parece totalmente inofensiva, tiene una carga de palpable represión. Lo que se intenta con este tipo de comentarios es que cuando decidas tuitear una crítica según a que sectores o a postear comentarios en facebook que puedan ofender a alguien, te lo pienses dos veces.

La forma inconstitucional de decirnos que nuestros pensamientos son para nosotros y sólo para nosotros, beneficia enormemente al gobierno ya que, acribillado como está por sus medidas contra la crisis (aunque ahora un poco menos, toca año de elecciones) le supone un respiro en la imparable perdida de intención de voto en los dos últimos años.

 

Con el atentado anteriormente referido dan comienzo una serie de comentarios por parte de la policía:
https://twitter.com/policia/status/552810428200673280
o por ejemplo, del portavoz del partido popular, Rafael Hernando:
https://twitter.com/Rafa_Hernando/status/552841026025816064
Estos comentarios son totalmente hipócritas y carentes de moral o ética, demagogia en estado puro. En nuestra mano está el cambiar esto, el no callarnos y el defender a los que no quieren callar, no más represión.

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies