Pacto de trileros

Por La oveja negra

Un juego de trileros consiste en un engaño hacia aquellas personas que participan en él, y donde los trileros traman una estrategia para que finalmente los beneficiados sean ellos mismos. Para ello es fundamental que uno de los trileros actúe como cebo, haciéndose pasar por un participante más que pretende ganar a los trileros y cuyos intereses son supuestamente distintos a los de éstos.

Entendiendo en qué consiste el juego, os informo (para quien no se haya dado cuenta aún) que estamos siendo engañados por un grupo de trileros llamados PP, PSOE y Ciudadanos. El tripartito, el búnker, la gran coalición, “los sinvergüenzas esos”, llámenlos como quieran. Todo lo acontecido tras las elecciones del 20D ya venía gestándose meses antes. El diseño de un plan cuyo único objetivo es el de mantener las estructuras de poder, las cuales venían siendo amenazadas por un pueblo indignado que comenzaba a organizarse ante el hedor de un sistema podrido de corrupción en el que sólo se benefician unos pocos.

Hernando y Hernando, foto de @radiocable

En este juego de pactos que estamos presenciando cual espectáculo esperpéntico, hay trileros y estafados. Los estafados somos los ciudadanos en primer lugar, eso ténganlo claro. Pero además están siendo estafadas aquellas fuerzas políticas que con buena voluntad pretendían ganar el juego en favor del pueblo.

Hablamos de un sistema nacido de una falsa transición a la democracia en la que se pasó página a la dictadura del enano cabrón con más miedo que vergüenza, manteniendo en las nuevas estructuras de poder (que venían impuestas por el gran imperio capitalista) a los herederos de ese régimen fascista y repugnante. Dos bloques, el rojo y el azul, constituyeron el bipartidismo que se turnaría en el poder para mantener las reglas del juego (ese en el que ellos ganan y el pueblo pierde). Una vez hartos de robar a manos llenas, de usar su poder en su propio beneficio y en contra de quien se lo otorga, surgen fuerzas políticas que emanan de la calle, que se niegan a ser manejados por el monstruo de hacer dinero. ¿Un monstruo? Sí, un monstruo llamado capital cuyo poder reside en un lugar conocido como IBEX35.

El IBEX35 vivía muy tranquilo con el bipartidismo rojo y azul. El PP y el PSOE hacían lo que ellos les pedían a su antojo, “sírvase usted mismo”. Mientras, por otro lado, sus dirigentes recibían la recompensa por el trabajo sucio (un carguito por allí, un consejo de administración por allá). El nacimiento de fuerzas políticas populares no les iba a fastidiar a ellos su fiesta. Por tanto crearon su propio producto prefabricado, su cebo perfecto, su engañabobos de color naranja: Ciudadanos. La maquinaria propagandística se puso en marcha y cayeron como moscas. Unas tras otras. Pocos nos dimos cuenta de que el nuevo partido de la regeneración política con traje, corbata y pasado de rosca, no era más que un compinche. El IBEX35, los bancos, las eléctricas, los medios, el PP y el PSOE ya tenían a su cómplice para el engaño.

NlGNG8O2

Y finalmente llegaron las elecciones. El PSOE fue elegido como verdugo para engañar a las fuerzas del cambio haciéndoles creer que sería posible un gobierno por y para el pueblo, mientras en secreto guiñaba el ojo (del culo dirían algunos) a su compinche naranja. La jugada ha sido penosa, pero no les quedaba otra. Hacer ver que si no hay gobierno del cambio es culpa de aquellos que no se han querido dejar engañar es tan miserable como triste. Pero más triste aún será su existencia, cuando veamos al Partido Socialista hundirse poco a poco en su propia mierda por vender los ideales que un día lo fundaron al mejor postor.

En todo este paripé, hay tres actores principales (de poca monta, por cierto). Tenemos por un lado al señor Pedro Sánchez, un producto de marketing cuya carrera política va directa del estrellato a estrellarse, tal y como está procurando su peor enemiga, la dueña del cortijo Susana Díaz. Era evidente que el nivel político de Sánchez era bajo, pero no sabía que fuera tan mediocre como está demostrando. Por otro lado tenemos al colaboracionista necesario, el cebo Rivera, que por cierto anda enfundado en su traje de Adolfo Suarez, salvador de la patria y defensor de la unidad de España, y está llegando a un nivel de pedantería realmente insoportable. Ambos queriendo vender un pacto con políticas sociales progresistas acompañadas de políticas económicas neoliberales. O ‘chicha’ o ‘limoná’, las dos cosas no me las vendan juntas porque no pegan ni con cola. Y el tercero en discordia es el presidente en funciones que pasaba por allí. Sí, ese que dirige un partido imputado por financiación ilegal y acusado de cobrar sobres con dinero negro. Ese mismo, Mariano Rajoy. Quien está viendo la vida pasar mientras otros se suicidan políticamente hablando, para al final acabar pillando cacho, como trilero que es.

3Ww4VH0p

Este pacto de trileros nos ha permitido ver a políticos que no saben o no quieren aprender a sumar, a un partido socialista y obrero dándole la manita a uno que habla por boca de la banca, o a partidos que anteriormente gobernaron de la mano de los nacionalistas gritar “herejía” por querer ahora pactar con ellos. Y por suerte también nos ha permitido escuchar al fin grandes verdades en el Congreso de los Diputados, como llamar a la bancada popular “hijos políticos del franquismo” o recordar a los socialistas que su idolatrado Felipe González hubo un tiempo que se llamó Señor X.

Y hasta aquí puedo leer de momento. Sólo dejar clara una cosa, y es que este pacto de trileros con el que nos intentan engañar no es otra cosa que una victoria más de los poderosos sobre el pueblo al que usan en su beneficio. No lo dudéis, se ríen de nosotros día tras día, y brindan con champán del bueno para celebrarlo. Mientras, la mano que nos aprieta el cuello a los de abajo no cesa, hasta que perdamos el conocimiento por completo. Suerte.

9 thoughts on “Pacto de trileros

  • 10/03/2016 at 2:38 pm
    Permalink

    252 escaños entre los tres partidos de 350 posibles. Decir que nos están estafando con un pacto de trileros cuando es lo que vota todo el mundo parece un análisis un poco chusco, no?

    Reply
    • 10/03/2016 at 3:58 pm
      Permalink

      Esto no va de simples sumas. La gente que ha votado PSOE no quiere al PP. Y sospecho que tampoco a Ciudadanos. Esa suma no vale.

      Reply
      • 10/03/2016 at 4:09 pm
        Permalink

        En la consulta que hicieron a las bases salió que casi el 80% de los afiliados avalaba el pacto con ciudadanos, así que de engaño a la ciudadanía nanai.

        Nos guste o no nos guste, hay mucha gente que no es ni de izquierdas ni de centro izquierda, pero la democracia es esto amigos.

        Reply
        • 10/03/2016 at 8:21 pm
          Permalink

          Parece que no saber matemáticas es cosa del PSOE en general… Si el 50% de los militantes participa y el 80% de ellos vota sí, da un total de…. ¡Un 40% votando que sí! (Y 40 no es igual a 80 que yo sepa).

          Y a todo esto, la pregunta ni mencionaba a Ciudadanos

          Reply
          • 11/03/2016 at 10:31 am
            Permalink

            Que quieres decir, que todo el que no votó estaba en contra? En que elección los porcentajes no se calculan sobre la gente que ha participado? Madre mía…

            Reply
            • 12/03/2016 at 12:51 am
              Permalink

              No, que un 80% de los votantes no es lo mismo que un 80% de los afiliados, que es lo que has dicho. A no ser que quieras sumar al SÏ el 80% de las abstenciones. Así de sencillo.

              Reply
  • 10/03/2016 at 1:50 pm
    Permalink

    El problema está en que ese pacto ya estaba cocinado antes del 20D entre PP, PSOE y C’s, en la creencia de que Ciudadanos iba a ser la tercera fuerza política y que la “casta” iba a seguir siendo el amo del cotarro. Pero, hete ahí, que PODEMOS “se metió por medio” y quedó por delante de Ciudadanos, como tercera fuerza y a los que ya cantaban victoria se les torcieron sus planes. ¿Por qué decía Sánchez que no pactaría con nadie? Porque ya estaba pactado de antemano. ¿Por qué pactó entonces con Rivera si quería una regeneración política, en vez de hacerlo con Podemos disponiendo de mejor situación que C’s? Por lamisma razón, porque ya estaba pactado con Rivera y el PP. Ahora, que se jodan, que ni unos ni otros, y a otra cosa, mariposa. Promulgación de nuevas elecciones y ya veremos quién es quién.

    Reply
  • 10/03/2016 at 12:37 pm
    Permalink

    El caso es que C´s en Cataluña “su discurso” gusto a muchos por aquello de la defensa territorial y demás cierto que la gente pedíamos a gritos un cambio y ahí surgen PODEMOS y C´S estos últimos tenían que trasladar el mensaje a nivel nacional y eso es otra cosa en Cataluña poca opción tenían de hacer efectivas sus propuestas que ahora todos conocemos y que no son sorprendentes cuando además en la UE firma con Liberty y no esconden lo que son a pesar que en su web aún hoy siguen diciendo son centro izquierda.

    De PODEMOS pues ya sabemos en las europeas todos se asombraron llegaron las municipales (confluencias) autonómicas (confluencias) y nos posicionamos bien dentro de lo que cabe y hay joder! llegan las generales y un perverso sistema D´ont pero y aún así nos sitúa en la tercera fuerza y ahí creo yo Pablo mete la pata en la propuesta al Borbon y después difunde con los repartos, debería a ver sido más discreto y dejar para la negociación los puestos y condiciones salvo que desde el principio ya pensará en nuevas elecciones que lo dudo…pero en fin.

    Sin embargo las confluencias que nos acompañan nos deja solo en 49 y ya hay descrepancias, tantas que ya la Colau empieza a desmarcarse pero eso es harina de otro costal.

    JA! el PSOE que dejo de ser de izquierdas en el 83 cuando la CIA le obligo abandonar el marxismo y por si fuera poco Guerra va y entierra a Montesquiu que aún hoy nadie quiere desenterrar, votan juntos PPSOE en la UE sus políticas contra los más desfavorecidos y recortes sociales son casi comunes y es evidente que al Komite un pacto de izquierdas PODEMOS UP_UI les asuste y ponga todo patas abajo tienen pánico como el PP perder el control sobre todo de lo judicial.

    Y en unas nuevas elecciones se terminara con el gran pacto hoy rechazado en donde al PPSOE no les quedará otro remedio de darse vidilla unos años más quizás no hasta el 2.019 y ahí resurga PODEMOS

    Reply

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies