La fiscalía turca pide 5 años de cárcel para el futbolista kurdo Deniz Naki

Por Jordi Vázquez @JordiVazquez


El deportista del Amedspor se enfrenta a cinco años de prisión por “propaganda terrorista”. La “propaganda” habría sido compartir siete textos en sus cuentas de Facebook y Twitter.

amedsporlu-deniz-naki-diyarbakir-da-nevruz-a-katildi-6765765jpeg

Según la fiscalía turca los mensajes pretendían “incitar al odio y la hostilidad hacia un grupo por parte de otro grupo que tiene características diferentes debido a su región, a socavar, en los locales de la región la confianza en la República de Turquía y a hacer propaganda abiertamente a favor de la organización terrorista PKK / KCK “, en referencia al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y la Confederación de Comunidades del Kurdistán (KCK).
El 4 de enero Naki compartió una imagen de un hombre con los cadáveres de sus dos hijos, alegando que no podía “enterrarlos porque hay un toque de queda en Cizre” como ciertamente pasaba.En otro post el 16 de diciembre de 2015, Naki dijo: “Por un lado, estamos saltando de alegría con nuestra victoria y por otro lado, estamos quemando de dolor que la guerra sucia que se libra contra nuestra gente. Esta tierra será la tumba del fascismo. Esta es la tierra de Delila, Egid y Mazlum Dogan “.
En otro post, Naki está acusado de haber cometido un crimen al referirse a dos militantes kurdos muertos en un ataque contra una estación de policía en la provincia oriental de Dersim (rebautizada como Tunceli por los turcos) el 4 de septiembre de 2015, con las palabras: “La paz sea con los héroes de Dersim,”. El fiscal apunta que utilizar el nombre kurdo de la provincia (Dersim) es propaganda terrorista.
Naki dijo que su propósito era dar “un mensaje de paz”, y añadió que quería expresar “su deseo de vivir en este país juntos, con toda tranquilidad, de la misma manera.”
La figura del Amedspor es nacido en Alemania, con orígenes en el área de Dersim, jugó previamente en el St. Pauli en Hamburgo, así como al Gençlerbirliği en Ankara, hasta que sufrió un ataque de los ultranacionalistas turcos y decidió irse. Nadie, nunca, fue condenado por la agresión. El jugador posteriormente comenzó a jugar a Amedspor pero recibió una sanción de 12 partidos y 7.000,00 € por la Federación Turca de Fútbol (TFF) por “propaganda ideológica” durante un partido de copa contra el Bursaspor anterior en 2016.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies