Entrevista a Jesús Cintora: “Rajoy no debería ser el presidente del Gobierno en una democracia sana”

Por Roberto Santos

Hoy os traigo una entrevista con uno de los periodistas más conocidos de nuestro país, Jesús Cintora, licenciado en periodismo por la Universidad de Navarra, ha trabajado en radio con un grande de la comunicación como es Iñaki Gabilondo, que ha llegado a decir de él: “Jesús Cintora, un joven periodista soriano con el que coincidí en la Cadena SER. Saltaban a la vista su personalidad y su instinto. Su informalidad, su descaro y su sencillez expresiva encajaban como un guante con las exigencias recién estrenadas de transparencia, frescura y audacia”.

En televisión le hemos visto como colaborador en varios programas de debate y análisis político y también al frente como presentador de Las Mañanas de Cuatro, en Cuatro, que con él alcanza el éxito, pasando de cuotas de pantalla del 3/4% a estar muchas mañanas por encima del 16%.

Después vino “La Caja”, “Cintora a pie de calle” y el más reciente “La línea roja”, todos ellos formatos que han gozado de buena aceptación entre el público, así como su libro Conspiraciones, ¿por qué no gobernó la izquierda?, que superó las 7 ediciones y ha sido todo un éxito, antes de este libro publicó “La hora de la verdad”, también con Espasa.

Quedamos en un conocido hotel de Madrid, allí me encuentro con un hombre de fuerte personalidad y saludo firme, que desde el primer momento me dice que puedo preguntarle todo lo que quiera y que tampoco me pone límite de tiempo. Con él hablo de su libro, su trabajo y también de la crisis catalana. Una de esas conversaciones en las que al final te quedas con la sensación de haber charlado con una persona que ama su trabajo y que lo vive con pasión, un gran profesional que hoy, para muchos, ya es un referente del periodismo.

“Conspiraciones, ¿por qué no gobernó la izquierda?” ha sido su último libro y ha gozado de gran aceptación entre el público, ¿satisfecho con el resultado?

El libro sigue siendo una satisfacción para mi porque llegó a las 7 ediciones y sigue habiendo todavía mucha gente que me escribe por las redes sociales preguntando dónde encontrarlo y también quienes te felicitan por lo que han leído. Este libro tuvo una etapa peculiar, porque la gente no lo encontraba en las tiendas al principio, luego empezó a verse más y tiene el interés de haber mostrado en un libro lo que no pude contar en otros medios como la televisión.

Me parece obligado preguntarle, ¿por qué no gobernó la izquierda?

En cierta forma, la izquierda no gobierna por errores propios de la izquierda, pero también porque tal y como está configurado ahora mismo el sistema, hacia prácticamente imposible que la izquierda gobernase.

Leyendo el libro una de las primeras conclusiones que yo saqué es que nuestros políticos están más preocupados de conseguir y mantener poder, incluso dentro de sus partidos, que de prestar realmente un servicio público.

De lo que dices a ver, las luchas de poder están marcando el tiempo que vivimos, en política muy a menudo se está viendo como el interés por mantener el poder está por encima del interés general de la ciudadanía. Y eso se ve en “Conspiraciones, ¿por qué no gobernó la izquierda?” y se está viendo ahora mismo con el asunto de Cataluña. ¿Por qué se ha llegado a este punto? ¿Por qué se tensa tanto la cuerda? ¿Qué lucha de poder hay ahí más allá del interés que puedan tener los ciudadanos por una Cataluña independiente? Pues bueno, hay unas luchas de poder importantísimas. Esto en Conspiraciones se muestra claramente, incluso el asunto de Cataluña digamos se ha utilizado como un recurso dentro de lo que son las luchas de poder en España, no ahora, sino hace unos cuantos años.

Dice que escribió el libro porque son cosas que no podía contar de otra forma, ¿qué le impedía contarlo en televisión?

Evidentemente, cuando tú haces el libro, te estoy hablando de unas cuatrocientas páginas, si haces una labor de investigación, de hablar con un montón de gente y le das a eso un formato entretenido y que cada capítulo te enganche y te lleve al siguiente, pues es un formato que no se adecua a la televisión, por extensión, por el propio método utilizado para escribirlo, por las cosas que se cuentan en el libro… El que quiera saber de lo que hablo tiene que leer el libro.

¿Qué tal ha percibido la crítica hacia este libro?

Yo creo que el libro quien lo ha leído, cuenta en general que le ha gustado, yo no he leído ni una crítica negativa, sino más bien lo contrario, que es un libro que engancha y que al mismo tiempo te cuenta cosas, que es lo que engancha y de lo que debe tratarse.

El rédito electoral que la derecha puede sacar al asunto de Cataluña es mucho más importante que el que le puede sacar la izquierda.

¿Cómo ve el tema de Cataluña? Usted escribió un artículo en eldiario.es en el que hablaba de como algunos pueden estar buscando sacar rédito electoral de este conflicto. ¿Quien cree que serían los más beneficiados de esto?

El tiempo que estamos viviendo con todo lo de Cataluña, yo pienso que a la izquierda le hace daño electoralmente, con el sentimiento y la concepción de la historia que hay en España en general. Y esto, Rajoy lo sabe. El rédito electoral que la derecha puede sacar al asunto de Cataluña es mucho más importante que el que le puede sacar la izquierda.
Yo pienso que tanto a PSOE como a Podemos les puede hacer mucho daño que el panorama electoral se configure en clave de independencia de Cataluña sí o independencia no. Y para Rajoy tampoco es lo mismo ir a unas elecciones en clave catalana que en clave de la corrupción o la precariedad y eso él lo sabe.
Por otro lado, no es la primera vez que la derecha en este país ha intentado colocar el tema territorial o el tema de la identidad patria como asunto fundamental. Esto ha ocurrido no hace tantos años cuando gobernaba Zapatero y se decía que iba a romper España, ocurrió precisamente cuando hubo alguna posibilidad de formar gobierno entre PSOE y Podemos, porque enseguida se utilizó el mantra de que quien garantizaba la unidad de España era el Partido Popular y aquí habría mucho que hablar, cómo se introduce con quién se puede negociar y con quién no en la resolución del PSOE, con el tema de Cataluña, que no se podía pactar con los partidos que pedían la independencia… El tema ha estado ahí, de hecho, cuando hubo una posibilidad de que PSOE y Podemos negociaran, que ni siquiera hubo una negociación seria, se llegó a decir que ETA quería que se produjese ese gobierno, se planteó el tema de que sería un riesgo para la unidad de España, Cataluña estuvo muy presente, tanto en la resolución del PSOE como en lo que pedían el uno y el otro abiertamente. En fin, es un tema que ha estado ahí muy recurrente.

¿Cree que Mariano Rajoy se beneficia de los errores del contrario o es el gran estratega de está historia?

Las dos cosas no estarían reñidas, ¿no? Mariano Rajoy, lo vemos en estos momentos, es un presidente del Gobierno que liderando un partido que según Anticorrupción tenía una caja B, que eso es algo ya abrumadoramente demostrado, que aparece en los papeles de Bárcenas, que mintió a la ciudadanía española, cuando dijo que no hablaba con el tesorero y hacía escasos días que había hablado y ya sabía que tenía dinero en Suiza, no debería ser el presidente del Gobierno en una democracia sana.

Pero sin embargo, ahí está…

Sin embargo, ahí está y lo que ocurre también con Rajoy es que pienso que es un político muy experimentado y que es mucho más listo de lo que muchos creen. Algunos dicen que es bobo, que es despistado, que es dejado y tal, pero yo no estoy de acuerdo.

Quizás el potencia esa imagen también.

Es un político listo y sí, él potencia esa imagen para parecer una persona endeble, normal y corriente, pero es un zorro del desierto y sabe perfectamente al electorado que se dirige y lo que puede sacar de él. El tema de Cataluña es un tema especialmente grave y preocupante y la ciudadanía ahora mismo está muy mediatizada por todo esto y se está abordando este tema demasiado con las vísceras. Es un tema que ha llegado a un punto visceral muy importante, cuando la política debería estar y debería haber estado para resolverlo.

A veces da la sensación de que nos plantean el conflicto catalán como un conflicto de buenos y malos, cuando en realidad es un tema más complejo del que están saliendo temas tan preocupantes como un resurgimiento de la extrema derecha

Sí, está la extrema derecha que sin duda es algo muy preocupante, pero también está el tema de querer simplificar y el asunto de Cataluña no se puede simplificar. Hay varios puntos importantes, por sintetizar, hay una parte importante de personas en Cataluña que quiere votar, eso es un punto. Hay otra parte, que yo entiendo, que creen que hay unas leyes que deben respetarse porque son las normas de las que nos dotamos para mantener un orden y poder convivir día a día.
Por otra parte, es muy delicado para un país, cuando quien debe salir a decir que hay que cumplir la ley, tiene un partido imputado por corrupción, donde ha habido financiación en B y dónde ha habido tanto corrupto. Moralmente es muy complicado para un Gobierno salir ahí a decir que hay que cumplir la ley cuando tienes esta situación. Pero hay que cumplir la ley.
A esto súmale, que el partido que lidera el asunto catalán es un partido también muy lastrado por la corrupción, no olvidemos que ahora se llaman de otra manera, pero es la antigua Convergencia que también tiene financiación irregular, mordidas y este tipo de aspectos que le unen en lo que ha ocurrido con el Partido Popular.
Y luego hay una serie de aspectos importantes también, en España hay bastante catalanofobia, para mucha gente los catalanes caen mal mucho más allá que otros territorios de España y yo pienso que en muchos aspectos de manera muy injusta, pero ocurre y se explota la catalanofobia.

¿Qué opina del nacionalismo?

Yo respeto que haya partidos nacionalistas, pero a mí el nacionalismo por principio me suena a insolidario. Hay una serie de factores muy complicados, pero lo respeto, no lo criminalizo, máxime cuando están intentando criminalizarlo aquellos que han pactado con el nacionalismo de manera permanente y han salvado su culo político gracias al nacionalismo, pactando reformas laborales, formación de Gobierno, la mesa del Congreso… Es un asunto muy complejo.

pactar con Rajoy es algo muy complicado porque no es alguien que precisamente sea conocido por cumplir su palabra.

¿Cree que habría sido posible evitar haber llegado a está situación? ¿Se podía haber negociado antes? Porque nos hemos encontrado con que en un determinado momento, aquí nadie hablaba con nadie.

Sí que se podría haber intentando evitarlo, pero no se ha intentado en la medida de lo posible. Yo creo que puede haber interesado tensar la cuerda, porque al final esto desemboca en unas elecciones y antes de llegar a esto convenía pavonearse. El tacticismo y la teatralización de la política son ahora mismo dos cánceres que tenemos en la situación en España, más allá de la corrupción y la precarización que son cosas más importantes todavía. Pero vamos el tacticismo y la teatralización de la política son dos asuntos que yo creo que llevan a la simplificación y a la superficialidad de los asuntos más importantes, que al final son resolver los problemas de la gente a la hora de enfrentarse al día a día.

¿Cree que se equivoca Pedro Sánchez en su apoyo a Rajoy en la aplicación del 155?

Cuando todo está tan polarizado en el asunto catalán, cuando Rajoy es consciente de que arrastra a buena parte de la ciudadanía española con el asunto de la España que está en peligro, digamos que en lo que se considera la izquierda, porque ni siquiera entre ellos se aclaran, puede haber dos posiciones distintas, la del PSOE y la de Unidos Podemos.
Yo creo que Sánchez inicialmente ha intentado mantenerse sumergido en todo esto, mantenerse a distancia y no mojarse e intentar no quemarse con esto. Al final ha aflorado apoyando el 155, pero realmente pactar con Rajoy es algo muy complicado porque no es alguien que precisamente sea conocido por cumplir su palabra.

Si es así, entonces la jugada del PSOE es un auténtico riesgo. ¿Sería más acertada la posición de Unidos Podemos?

Es un riesgo, quizás sea el abrazo del oso. Pero en Unidos Podemos también hay una parte del electorado importante que también recrimina que se les ha visto mucho más críticos con el unionismo, por así decirlo, y demasiado cercanos muchas veces al independentismo. Desde luego entre PSOE y Unidos Podemos las posiciones son bien distintas.

También está la de Ciudadanos que ha sido y es mucho más beligerante.

Ciudadanos tácticamente ha intentado parecer más exigente con el independentismo que el Partido Popular, exigiendo la aplicación inmediata del 155 y demás. Y aquí insisto, hay mucho tacticismo y mucha teatralización de la política. Es curioso, pero en el tema de Cataluña ya no se habla de populismo y sería interesante analizar quién está haciendo populismo en este tema.

Dentro de ese tacticismo ¿podría ser que Mariano Rajoy pretenda adelantar las elecciones generales para aprovechar el posible rédito político que pueda haber obtenido con la gestión de la crisis catalana?

Bueno esto de momento va a elecciones en Cataluña, esperemos a que la gente vote y luego unas elecciones nacionales, veremos. Rajoy hará sus cálculos, siempre lo va a hacer así, y él sabe que ahora mismo si le conviene. Hace unos meses parecía que Sánchez iba avanzando aprovechando los vientos de cola de las primarias, pero ahora mismo parece que el gran gurú y salvador de las esencias en Mariano Rajoy Brey y curiosamente cuando se está juzgando el caso Gürtel, cuando nos siguen confirmando por enésima vez que ha habido caja B, financiación irregular y corrupción, que no necesitamos que nos lo confirmen tantas veces, sino que empiece a haber condenas y sin embargo es un asunto que está quedando totalmente olvidado y cuando Rajoy sale y es preguntado por ello, se vanagloria de que es algo de hace muchos años… Y claro que es un asunto de hace muchos años, pero porque se han encargado de que se quede ahí en el sueño de los tiempos.

Bueno pero eso también depende de la cobertura mediática, ¿no? Porque si todos los programas hablan solo de Cataluña y nadie habla de corrupción, pues también es lógico que la gente se olvide de ello…

Bueno, aquí también se ha hablado mucho de corrupción y realmente luego la gente ha ido a votar y ha votado lo que ha querido. Es cierto que ahora mismo el tema de Cataluña está muy mediatizado, pero también es verdad que ha habido un tiempo en el que se contaba la corrupción y los efectos que ha tenido en el electorado pues ahí están. Es un poco la pescadilla que se muerde la cola, al final en el aspecto mediático habría tanto de lo que hablar…

¿Se refiere por ejemplo a las televisiones publicas como TVE que no goza precisamente de gran independencia a la hora de informar?

Claro que hay medios públicos en los cuales la independencia brilla por su ausencia, pero claro que salga el Gobierno a decir que hay que garantizar la información veraz e independiente en TV3 con lo que está ocurriendo en TVE clama al cielo.

Hablando de televisión, le hemos visto en varios formatos, el último La línea Roja, que ha gozado de una buena aceptación entre el público. ¿Vamos a ver nuevos programas de La Línea Roja?

De La Línea Roja se encargaron tres programas especiales, se han emitido y bueno ahora vamos a ver si sí o no, está por decidir. El programa estuvo por encima de la media de la cadena pese a emitirse en días muy difíciles contra Masterchef, la Champions… Pero bueno, aún esta por ver si seguiremos o no.

Y ya para terminar, ¿veremos pronto un nuevo libro de Jesús Cintora hablando quizás de todo lo que está ocurriendo actualmente en Cataluña?

Hay una petición por parte de la editorial de hacer un libro sobre esto, pero veremos si lo hacemos ya o si esperamos un poco porque tengo mis dudas, bueno siempre tengo dudas, porque no quiero resultar pesado. En cualquier caso escribir un libro lleva un nivel de exigencia importante, porque hay que documentarse, investigar… Pero sí, hay un ofrecimiento y en algún momento sí que habrá un nuevo libro, lo que ya no sé es si será para hablar de esto o de otro tema. Veremos.

 

7 thoughts on “Entrevista a Jesús Cintora: “Rajoy no debería ser el presidente del Gobierno en una democracia sana”

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies