¿Influyó el IBEX 35 en la formación del nuevo Gobierno?

Por Roberto Santos @nenedenadie

Parece mentira, pero el domingo muchos se echaban las manos a la cabeza ante las declaraciones de Pedro Sánchez en el programa Salvados de la Sexta, en las que aseguraba: “Determinados medios progresistas como ‘El País’ me han dicho que si hubiera habido un acuerdo entre PSOE y Podemos, lo criticarían e irían en contra. (…) La línea editorial de El País ha sido abusiva e incluso insultante en lo personal, no solamente en lo político” “Hubo responsables empresariales que trabajaron para que hubiera un Gobierno conservador”.

Yo pensaba que esto era algo que todo el mundo tenía claro, pero parece que Pedro Sánchez al decirlo de forma abierta ha abierto la caja de Pandora y mientras unos parecen haber descubierto de repente todo esto, otros han activado la maquinaria para que parezcan las declaraciones de un loco conspiranoico, negando la posibilidad de que haya poderes en la sombra influyendo en las decisiones políticas.

Lástima que existen las hemerotecas y por desgracia para ellos, está todo más que documentado. Pero vayamos por partes y empecemos por el principio.

_636023569816438501w_58f69be2

¿Qué es el IBEX 35?

Es el principal índice bursátil de referencia de la bolsa española elaborado por Bolsas y Mercados Españoles (BME). Está formado por las 35 empresas con más liquidez que cotizan en el Sistema de Interconexión Bursátil Electrónico (SIBE) en las cuatro bolsas españolas (Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia).

¿Qué empresas forman parte del IBEX 35?

 

Abertis Infraestructuras  Barcelona Endesa  Madrid
Acciona  Madrid Ferrovial  Madrid
Acerinox  Madrid Gamesa Corporación Tecnológica  Zamudio
Actividades de Construcción y Servicios  Madrid Gas Natural SDG  Barcelona
AENA  Madrid Grifols  Barcelona
Amadeus  Madrid International Airlines Group  Madrid
Arcelor Mittal  Ciudad de Luxemburgo Iberdrola  Bilbao
Banco Popular Español  Madrid Inditex  Arteixo
Banco de Sabadell  Sabadell Indra Sistemas  Alcobendas
Banco Santander  Santander MAPFRE  Majadahonda
Bankia  Valencia Mediaset España Comunicación  Alcobendas
Bankinter  Madrid MERLIN Properties  Madrid
Banco Bilbao Vizcaya Argentaria  Bilbao Red Eléctrica Corporación  Alcobendas
CaixaBank  Barcelona Repsol  Madrid
Cellnex  Barcelona Técnicas Reunidas  Madrid
Distribuidora Internacional de Alimentación  Las Rozas Telefónica  Madrid
Enagás  Madrid Viscofan  Tajonar

No olvidemos que algunas históricas como PRISA ya no forman parte del IBEX35 y que este no siempre está formado por 35 empresas, puede variar en una o dos por encima o por debajo.

Hasta aquí todo claro, ya sabemos cuáles son las principales empresas del país, pero, ¿quién controla el IBEX 35? ¿Qué actores se encuentran tras estas empresas?

Empezaré por contaros que en 2015 había nada más y nada menos que 402 consejeros ocupando 439 puestos entre las 35 empresas españolas más cotizadas. No, no me he equivocado aunque los números no coincidan. Y no lo hacen porque hay hasta 32 altos cargos que tuvieron presencia en dos, tres y hasta cuatro de estás empresas de forma simultánea.

Según los datos que las mismas sociedades enviaron a la CNMV, un 8 % de los directivos formó parte en 2015 de más de un consejo de administración a los que se les entregó una remuneración total de 886 millones de euros. Cada consejero, entonces, recibió de media una retribución de 2,2 millones.

Los directivos más ocupados son grandes conocidos por todos, como Antonio Brufau que concilia su trabajo como presidente de Repsol con su labor como vicepresidente de Gas Natural. Pablo Isla, presidente de Inditex y el ejecutivo con mayor remuneración de entre las grandes cotizadas españolas, también formó parte el pasado año de la cúpula de Telefónica y se lleva la palma Isidro Fainé, el único consejero español que tiene presencia en cuatro empresas al mismo tiempo en 2015. El pasado año, Fainé ocupaba el cargo de presidente de CaixaBank al tiempo que era miembro de los consejos de administración de Gas Natural, Repsol y Telefónica (compañías todas ellas participadas por el grupo financiero catalán). Entre todos estos puestos, el consejero obtuvo una remuneración de 1,8 millones de euros, según los datos enviados por las propias compañías a la CNMV. Hace unos meses, Fainé anunció que dejaba la presidencia de CaixaBank, al no ser compatible con la presidencia de la Fundación La Caixa.

Las compañías que cuentan con mayor número de consejeros con presencia en otras compañías, son Telefónica, con seis, Repsol y Gas Natural, ambas con cinco y Ferrovial con cuatro.

Muchos de los empresarios del IBEX además participan en las reuniones del famoso e influyente Club Bilderberg, que además se caracteriza por su secretismo. Sabemos poco de ellos, solamente que se reúnen una vez al año y que revisan los principales temas de actualidad, el año pasado por ejemplo parece ser que los temas fueron Grecia, Rusia y el terrorismo yihadista, aunque seguro que tocaron muchos más, porque como ya os he dicho el contenido es secreto y eso significa que no nos lo van a contar, así que la poca información que dan, tampoco tiene porque ser del toco cierta. Pero bueno, esto daría para otro artículo solo para ellos.

Los temas y participantes son decididos en las reuniones preliminares del Steering Commitee, un selectísimo grupo de 33 miembros, entre los que se encuentra Juan Luis Cebrián, CEO del Grupo Prisa.

Entre los ilustres asistentes -empresarios, políticos, periodistas y directivos de medios de comunicación- hay representantes del IBEX 35 y de los más influyentes grupos empresariales del país. Directivos de Telefónica, Banco Santander, Inditex, La Caixa y Acciona se encuentran entre los escogidos.

Al encuentro del año pasado en Alemania acudieron por parte del empresariado español Ana Patricia Botín, del Santander, y Juan Luis Cebrián, de Prisa, un grupo que, sin ser miembro ya del IBEX 35, está participado por compañías que sí lo son. Y aquí quiero incidir y por eso os lo repito, PRISA es un grupo mediático participado por compañías del IBEX. ¿Por qué os lo repito? Porque justamente Sánchez apunta directamente a este grupo como uno de los que le presionaron para evitar un pacto con las izquierdas y por tanto un gobierno del cambio frente al de la continuidad que al final se ha impuesto. Pero ojo, que a esa reunión también fue invitado Pedro Sánchez un año antes, aunque finalmente no acudió. Quien si acudió este año fue Luis Garicano de Ciudadanos en representación de Albert Rivera, que prefirió evitar el revuelo mediático con su asistencia.

Pero, bueno sigamos tirando del hilo, que no se acaba aquí. Los gobiernos de nuestra historia democrática y predemocrática se abrazan en el Ibex35, en un imparable juego de puertas giratorias, que nos demuestra que las presiones de estas empresas a políticos se pueden traducir en un cómodo futuro para ellos al acabar su vida política. ¿Acaso alguien cree que acceden a esos puestos por sus brillantes currículums y por ser los mejores para esos cargos? Pues eso.

Nos encontramos con cosas tan curiosas como que en empresas como el Banco Santander estén representados tres partidos, UCD, PSOE y PP, el actual vicepresidente, Matías Rodríguez Inciarte, fue ministro de la Presidencia con UCD; el consejero Guillermo de la Dehesa fue secretario de Estado de Economía y arquitecto de las privatizaciones en los 80 con el PSOE; Isabel Tocino, ministra de Medio Ambiente con el PP, también es consejera.

En Gas Natural nos encontramos con Felipe González que fue consejero hasta el año pasado y si echamos la vista atrás veremos que esto lleva ocurriendo desde el principio, nombres como Leopoldo Calvo Sotelo, expresidente del Gobierno que también fue consejero en este caso en Ferrovial.

Si atendemos a la larga lista de políticos que han hecho uso de las puertas giratorias en nuestro país, no es una cosa tan ilógica pensar que pueda haber habido presiones, peticiones o sugerencias por parte de estas empresas y que luego esos políticos hayan sido premiados por su buena disposición. O quizás es que realmente eran los mejores para el cargo, cada cual que saque sus conclusiones.

Los políticos que acaban en el IBEX no son una excepción que confirme ninguna regla, sino todo un grupo que conforma un bloque de poder económico y que se extienden por 29 de las 35 empresas del IBEX. ¿Quién mejor que ellos para influir en sus propios partidos?

Pero ojo que no son los únicos actores dentro de todo esta madeja que es el IBEX, en los últimos años hay un par de nombres que suenan con fuerza en las principales empresas españolas.

El primero de ellos es Blackrock, una empresa de gestión de inversiones que tiene su sede central en Nueva York y que es considerada la mayor del mundo en gestión de activos, maneja una cartera de más de 4,2 billones de euros, cuatro veces el PIB español.

Esta empresa ha ganado terreno en España con la crisis y hoy tiene repartidos más de 12.000 millones por empresas del IBEX 35. Su ascenso ha sido meteórico, pasando de tener participaciones en solo 2 empresas en 2010, Telefónica y Gamesa a tener participaciones en 19 empresas en 2016. Sus principales referentes en nuestro país hoy por hoy, son el Banco Santander y el BBVA.

Su presidente, Larry Fink nos ha dejado grandes frases memorables que nos dejan muy claro como piensa y que le conviene al capital, frases como: “Hay que educar a la población (refiriéndose a Europa) para que vote al líder correcto que tome las medidas correctas” hoy toman mucho significado en un país como el nuestro donde parece que nos quieran dar gato por liebre y además que nos parezca estupendo, nos lo creamos o no.

Por cierto su vicepresidente, Philipp Hildebrand, también acudió a la reunión del Club Bilderberg a la que Sánchez rehusó asistir, pero si fueron Cebrián y Ana Patricia Botín.

Otro actor importante y poderoso dentro de nuestro IBEX 35 actual es CaixaBank, el gran holding catalán liderado por Isidro Fainé. La Caixa es la única gran caja española que no tiene participación del FROB. Aunque Fainé suele ser de perfil discreto y no prodigarse mucho, al menos en público, si ha llegado a manifestar su preferencia por un gobierno estable “Si se hace un gobierno estable habrá inversiones” dijo en enero de este año.

Sería bueno que no nos olvidáramos tampoco de su relación con Albert Rivera, el niño pijo de la política española, fue su empleado en La Caixa, ahí lo dejo y cada cual que piense lo que quiera.

Lo que está claro es que detrás del IBEX 35 hay más intereses de los que a priori podamos pensar o ver. Todos los actores del IBEX se juegan mucho con el nuevo Gobierno, pues de él dependerá inclinar la balanza a favor de unos u otros. Y si tenemos eso en cuenta y su animadversión por Podemos y los partidos de Izquierdas en general, (a excepción del PSOE, lo que también debería hacernos recapacitar a la hora de situarlo en la izquierda), parece bastante evidente que no solo pueden haber medrado por detrás para que lleguemos a esta situación de desbloqueo político, sino que probablemente son los auténticos guionistas de todo lo que ha pasado en los últimos meses.

Lo que dijo el domingo Pedro Sánchez no es algo para que nadie se eche las manos a la cabeza, sino más bien una de esas cosas obvias que parece que no se pueden decir en voz alta en nuestro país y es que los grandes capitales son los que realmente gobiernan en la sombra y obviamente no solo en nuestro país.

Solo hay que fijarse un poco, ver quien es quien, ver donde está el dinero y sobre todo conocer los intereses de unos y otros, si lo haces te darás cuenta de que las decisiones políticas van casando perfectamente con sus intereses. Fíjate si será así, que desde que empezó la crisis no han dejado de ganar y aumentar sus beneficios, hasta un 63 % en 2014 en relación con 2013, sus consejeros cobraron de media en 2015 636.000 euros, lo que también supuso un aumento del 3,7 %, respecto al año 2014 y muy alejados de los 521.000 de 2008. Es más si hacemos el cálculo desde 2008 hasta 2015, podemos ver y siempre basándonos en datos de la CNMV, que solo en concepto de retribuciones se repartieron nada más y nada menos que 2.194 millones de euros.

Viendo estos datos parece claro quienes son los principales interesados de que nada cambie, de que no se rompan los equilibrios de fuerzas que durante tanto tiempo han funcionado tan bien para ellos en España. ¿De verdad alguien me va a decir que lo que dijo Pedro Sánchez es algo descabellado? ¿De verdad vamos a seguir negando algo evidente? La maquinaria de la desacreditación ya esta en marcha en el caso de Sánchez, pero la verdad es la que es y no hay nada más que mirar para poder verla. El problema de todo esto, es que a estos no les vota nadie, pero ojo, que si votamos a políticos para que les obedezcan y también para que se les llene la boca con la palabra democracia y con montones de promesas, que solo cumplirán si le convienen a los mercados, esos a los que había que calmar, esos por los que hasta cambiamos el 135 de la constitución a toda velocidad, esos que todas esas veces ya nos dejaron ver que son realmente los que mandan sin que nadie se escandalizará tanto como ha pasado ahora, curioso, ¿no?

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies