Huelga de hambre de medio centenar de quechuas en Lima contra la minera MMG Limited – Utopía Posible

 

Por Jordi Vázquez i Mir @JordiVazquez

Medio centenar de quechuas de la Unión de Comunidades Campesinas de influencia directa e indirecta Afectadas por el proyecto Minero Las BAmbas (UCCAMBA) iniciaron la protesta, encadenados, el 29 de marzo. Llegaron a Lima el 8 de marzo procedentes del Valle del Apurimaq donde mantienen un conflicto con la compañía MMG Limited. Los huelguistas representan a 47 comunidades indígenas del grupo chanca afectadas; en total suman 40.000 personas.

Miembros de las comunidades, monolíngües quechuas, firmaron en 2004 un acuerdo con una empresa suiza, Xtrata Glencore, permitiendo la explotación minera de cobre en la zona pero el acuerdo es inválido, sostienen los indígenas, pues ni sabían qué firmaban al no saber escribir. Un 70% de la población de Apurimaq tiene como lengua materna el quechua y no conoce otra lengua.

En 2013 el acuerdo inicial se renovó y la empresa ofreció enseñanza a las comunidades pero no ha cumplido su compromiso. El 2014 MMG Limited compró los derechos de explotación y modificó sustancialmente el plan minero inicial. Ahora se niega a recibir los quechuas de la Valle del Apurimaq donde el 21% de la población es analfabeta. La empresa MMG Ltd es ahora de capital chino, a pesar de tener oficialmente la sede en Australia, y su explotación minera ha provocado una notable contaminación, la muerte de especies de cultivo e incluso afectado al ganado de los indígenas.

Afirman en un comunicado que “Con la actividad minera se está dando inicio a la destrucción de los ecosistemas en las cabeceras de cuenca contaminando nuestros recursos hídricos y destruyendo la actividad agroganadera y nuestra propia vida comunal, lo que se hace en complicidad del Estado peruano, que en vez de hacer respetar el Convenio 169, la Constitución y la Ley de comunidades campesinas, favorece a esta empresa exploradora, habiendo aceptado la modificación unilateral y arbitraria del Estudio Impacto Ambiental”.

En cambio el presidente Ollanta Humala, de la alianza de izquierda Gana Perú, dejó muy claro el año pasado su apoyo a la empresa acusando de “irresponsables” a los campesinos que denunciaban la contaminación y protagonizaron un paro con el secuestro, unas horas, de operarios de la minera china. Aún más; en septiembre la policía peruana asesinó a tres manifestantes indígenas para atajar las protestas. Humala asegura que la empresa no contamina, pese a las evidencias, y que ha construido una carretera para ayudar a los indígenas.

Para denunciar la situación a MMG Limited contactar aquí:

http://www.mmg.com/en/Contac

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies