Entidades filantrópicas: la filantropía rentable

Las macrocampañas  de recogida masiva de alimentos, organizada por la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL) con la aparente y única intención de paliar el hambre de millones de ciudadanos, esconde en realidad un enorme y sustancioso negocio para algunas de las grandes empresas que participan en ella. Una vez más, no es oro todo lo que reluce y esto en lugar de relucir mas bien huele a podrido.

Y no solo eso, la “Obra” creada por “San Josemaria”, el Opus Dei, maneja el cotarro y por supuesto también se lleva su buena tajada. La inmensa mayoría de los puestos de dirección de los Bancos de Alimentos estas copados por miembros supernumerarios del Opus (los de mayor alto rango); estos Bancos de Alimentos son utilizados como plataforma para hacer proselitismo y difundir los principios ideológicos del Opus entre los miles de cooperantes voluntarios que acuden, con su mejor animo, para ayudar a los necesitados. El Opus difunde su ideologia para acostumbrar a la gente a la caridad, como si se tratara de una ley divina y no pudiera ser de otra manera: dicen que “lo natural es que unos naden en la abundancia y muchos otros no tengan nada”. Incluso, en muchos de estos Bancos, se interrumpe la tarea diaria a las 12 del mediodía para rezar el “Angelus”, “un habito entre los cristianos que está muy extendido”, en palabras de Jose Mª Zarate presidente del Banco de Alimentos de Valladolid dirigidas, en un video, a los voluntarios.

Y ahora viene la gran tajada que se llevan las grandes empresas alimentarias que colaboran “desinteresadamente” con los Bancos de Alimentos y que no son capaces de dar una puntada sin hilo:

Las grandes superficies y las empresas de distribución son, sin duda, las más beneficiadas ya que no solo mejoran su imagen corporativa apareciendo como grandes altruistas cuando, en el fondo, lo que buscan es hacer un buen negocio e incrementar sus cifras de venta y sus beneficios (hay que tener en cuenta que en estas macroregogidas de alimentos  se mueven muchos millones de Kg) y esta vez, a costa del hambre de millones de ciudadanos que han llegado a esa situación desesperada a consecuencia de una politica economica que solo se ha preocupado de aumentar los beneficios de las grandes corporaciones a costa de su sacrificio.

Estas grandes empresas reducen drasticamente las ventas de los pequeños comercios, una táctica más para echarlos del mercado ya que son sus principales competidores, como si los perjuicios causados por las marcas blancas no fueran ya suficientes. La alarmante desaparición de la clase media es uno de los grandes obstáculos para la recuperación económica del pais, dada su gran capacidad de creación de empleo, ademas es un drama humano que están sufriendo muchos ciudadanos de la menguante clase media.

En cuanto a las donaciones de alimentos, que en su inmensa mayoría se trata de excedentes, las utilizan para librarse de un  incomodo stock con un minimo coste,  porque se ahorran el transporte, la retirada de los productos y su distribución ya que estas labores las realizan gratis miles de voluntarios. Ademas, estas donaciones desgravan un 35%  en el Impuesto de Sociedades y el negocio promete, porque esta a punto de aparecer la Ley de Mecenazgo del PP y entonces podrán desgravarse el 100%, quitarse el stock gratis y ademas, ganar un buen montón de dinero con la desgravación.

Los alimentos que donan los ciudadanos los compran en la gran superficie y ya se apañan, estos avispados empresarios, para que el donante compre los productos que ellos quieren, precisamente los del stock del que pretenden desacerse, colocándolos estratégicamente junto a los puntos de recogida, sobre todo si no han podido quitarse todo el stock de encima con las, ya vistas, lucrativas donaciones.

Evitan que se produzca una caída de precios porque los alimentos no llegan a entrar en el mercado alimentario y son distribuidos fuera de su influencia; tambien se ahorran los costes de destrucción de los alimentos: de los excedentes y de aquellos que, por estar a punto de caducar, no los pueden vender.

Estos negocios, escondidos bajo la cobertura de iniciativas solidarias, son diseñados con precisión por los Think Tanks, los centros de pensamiento de las grandes empresas, donde diseñan sus estrategias futuras y nuevas formas de hacer negocios. Posiblemente en un Think Tanks empresarial fue ideado este tipo de negocio-iniciativa-solidaria del que se sirve el poder y sobre todo en una epoca de crisis, para intentar rebajar el enorme grado de indignación de los ciudadanos y por supuesto, no pretenden dar respuesta alguna a las verdaderas razones que propician esta injusta situación de desigualdad en la que a muchos ciudadanos les llega a faltar la comida ni, claro esta, tampoco aporta soluciones para la resolución de este grave problema de pobreza social.

Datos recogidos en: www.lamentable.org

Viñetas de  Alvaro Gastmans (@gendeimagen) Y Juan Ramón Mora (@jrmora)

Escrito por Juan Antonio Melero (@dete2666)

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies CERRAR