El fin del capitalismo. (Parte 2 – Soluciones)

Por Francisco Gallego @LeonBlaugrana

Ver parte 1: El fin del capitalismo (parte 1 – colapso del sistema)

Las soluciones del capitalismo

El sistema y los que lo manejan conocen perfectamente esto y llevan tiempo tomando medidas para retrasar lo máximo posible estos acontecimientos. Aún así y aunque consiguieran retrasarlo otros cincuenta o cien años, es inevitable el cambio de sistema.

Para mí son fundamentales dos soluciones adoptadas por el capital hace ya bastantes años:

  • Abandono del patrón oro , permitieno emisiones de deuda estatales sin respaldo real, basándose en la medición de la capacidad de los países para hacer frente al pago de la deuda emitida y su interés correspondiente. Tecnicamente un país puede endeudarse de forma ilimitada mientras sea capaz de hacer frente a los plazos. No es extraño ver países como Japón cuya deuda supera el 100% del PIB. Por supuesto está medida permitió un mayor desarrollo del capitalismo, dando los primeros pasos hacia el capitalismo finaniero y el neoliberalismo. Esta fórmula fue también la manera de que muchos privilegiados aumentarán su riqueza hasta límites insospechados, dicho de otra forma, se pudo robar mucho más.
  • Control de influencia tecnológico: Una de las medidas más efectiva tomada por el capital vuelve a situarse en torno a la tecnología, sin duda y como hemos venido diciendo en este escrito, el mayor problema al que se enfrenta:

Hay que reconocer que es altamente efectiva, pues se controla todo el futuro desarrollo tecnológico, que tendrá un impacto gigantesco en la vida de las personas. De lo que se trata es de que, desde hace décadas, como especie, vivimos por debajo de nuestras posibilidades en relación a la tecnología que hemos desarrollado. Los aparatos modernos que ahora disfrutamos fueron desarrollados hace varios años. Las empresas implementan muy poco a poco esa tecnología con el fin de recuperar la inversión que costó desarrollarla, pero también para controlar su impacto social. Si nos fijamos en el impacto a escala mundial, por ejemplo, de los smartphones y las redes sociales, podemos comprender que interesa mucho tener controlada cualquier tecnología que pueda suponer el cambio de hábitos de vida y comunicación, no sólo por aumentar beneficios, que también, sino para controlar como funciona el mundo, ya que de esa forma se puede decidir como se influye más en el individuo y la sociedad.

Otra de las patas básicas de este control de influencia tecnológico es, como todos hoy en día sabemos, la obsolescencia programada, que vive su particualar época dorada desde la digitalización de la tecnología en detrimento de lo analógico. Fatiga de materiales, piezas específicas estudiadas para que duren un tiempo determinado sin las que el aparato no funciona o hasta chips que pueden provocar la rotura sin que sea posible una reparación, todo se controla. Este hecho está haciendo que por ejemplo, las reparaciones  sean cosa del pasado, vale más la pena comprar otro aparato que reemplace al averiado, lo que es mas rápido, cómodo y práctico, el capitalismo nos lo pone muy sencillo.

Desarrollo tecnológico exponencial

El problema que le surge al capitalismo es que la tecnología avanza de momento de forma exponencial, por lo que controlarla de esta forma es altamente complicado ya que quieren beneficiarse de ella pero temen el impacto social que pueden tener y su influencia en el sistema.

La tecnología 3D es la mayor revolución que espera al ser humano en el siglo XXI y tendrá efectos en todos los ámbitos, desde la medicina, al ocio, construcción, fabricación de otra tecnología. La construcción de edificios con este método haría que fueran necesarios muchos menos obreros, lo que provocaría una daño catastrófico no a las empresas, que verían aumentados sus beneficios en un principio, sino a los trabajadores. En medicina la posibilidad de fabricar órganos para trasplantes aumentaría la esperanza de vida y disminuiría las tasas de mortalidad de muchas enfermedades, menos gente moriría, y eso hoy en día ya es un problema para el capitalismo, en el futuro lo será mucho más pues este ejemplo se queda corto con las posiblidades que se vislumbran en el alaragamiento de la esperanza de vida.

Este desarrollo exponencial afecta a cualquier tecnología de cualquier ámbito, lo que dificultará en gran medida el control de influencia tecnológico antes mencionado. La aparición en el futuro de tecnologías que supongan un gran beneficio para la salud y la esperanza de vida pero que solo serán asequibles para las clases privilegiadas no será asumido por quien no pueda permitírselas. Hay que hacer incapié en el aspecto sanitario ya que ahí es donde se produce un cambio de pensamiento. La explicación es sencilla. La gente vive en un sistema que le ofrece ciertas comodidades y puede asumir que alguien, por ganar más dinero pueda vivir en una casa más grande, tener un coche mejor o vivir rodeado de lujos porque en definitiva la mayoría aspira a conseguir lo mismo. Lo que nadie puede asumir es que por el simple hecho de tener más dinero se pueda vivir mucho más tiempo. Quiero recalcar el MUCHO porque actualmente ya hay diferencias de esperanza de vida en una misma ciudad dependiendo del barrio, lo cual ya es algo despreciable.

Modelo energético

La energía es otro factor estratégico para conseguir la perpetuidad del sistema. Hacer dependiente a todo el planeta de las energías que creen convenientes es otra forma de controlar el desarrollo de la humanidad por caminos predeterminados. Tesla ya sufrió hace muchos años esto con la energía libre, que no interesaba a las empresas pues no causaba una dependencia energética de las comunidades sociales. Los intereses alrededor del petróleo son tan gigantescos que evitaran la aparición de cualquier tecnología que pueda suprimir la dependencia energética de él. Una simple bajada del precio del crudo tiene efectos importantísimos en la economía a escala mundial. La aparición de una tecnología que suprimiera en una gran parte la dependencia del petróleo cambiaría el orden mundial tal y como lo conocemos. Así es como nos encontramos con tecnologías que siempre quieren crear otra dependencia, como la tecnología híbrida de los vehículos o eléctricos que hay que recargar, cuando la tecnología para que fueran totalmente autónomos ya existe.

Conclusión

Sin ánimo de alargar más este escrito, pues no es mi objetivo, finalizaré el mismo señalando todos los problemas sistémicos que se pueden extraer y que puede ser interesante desarrollarlos de manera específica y más extensa.

Simplificación del estrato social, ricos y pobres. Fortalecimiento de la lucha de clases. No me atreveré a decir que sea este un tema a desarrollar ya que posiblemente sea uno de los aspectos más estudiados del siglo XX, pero si habría que hacer una revisión de como el capital ha logrado revertir la situación y salir victorioso. Tampoco sería justo decir que es un problema como destaque anteriormente en el inicio de las conclusiones, más bien sería una solución.

La clase privilegiada vence en estos momentos la lucha de clases. Muchos factores influyen en esta victoria momentánea y me gustaría exponer mi opinión en otro artículo y que pudiéramos comentar y debatir sobre esta cuestión en otro momento. Me limitare a señalar tres aspectos que me parecen fundamentales.

  • Potenciación del individualismo en la sociedad
  • El control de los medios de información a nivel global
  • Potenciación de los instintos primarios
  • Exclusión social. Uno de los puntos que creo, son primordiales. Con niveles alarmantes que no cesan de crecer el mayor interrogante podría ser hasta cuando la sociedad permanecerá impasible antes de alzarse para reclamar lo que es suyo.
  • Asimilación/Absorción del capitalismo de movimientos contrarios al mismo. Entendiendo el capital como un ente vivo, que evoluciona, este es capaz con tal de sobrevivir de modificar su discurso en ciertos aspectos incluyendo ideas contrarias a su origen, pero que le permiten tener una mayor aceptación social, haciendo creer al pueblo que hay un capitalismo amable. Un ejemplo perfecto sería el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que ha acabado pervertido hasta el tuétano y está ya abocado a su desaparición al traicionar sus principios por encajar en el sistema. El sustituto, PODEMOS, corre el mismo riesgo.
  • Cambio climático. No ha sido mencionado en el escrito pero las consecuencias del mismo afectarán al sistema. Movimientos migratorios por desertización o inundaciones, escasez de recursos, extinción de especies etc… modificarán en gran medida hábitos de vida como especie incompatibles con los principios del capitalismo.
  • Desarrollo tecnológico. La tecnología también es presa del capitalismo, hay que replantearse la relación del ser humano con la misma y centrar su desarrollo para el avance de la sociedad en común con un sistema sostenible, alejado del consumismo.
  • Modelo energético. La energía que producimos y como la consumimos va estrechamente ligada al sistema capitalista y sus necesidades. Si se apostará por energías limpias que no crearan dependencia sería una revolución mundial. Con capitalismo esto no es posible.

Ver parte 3: El fin del capitalismo (parte 3- Reflexión)

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies