Economía | El dominio de las finanzas corporativas: estafas, abusos y malas prácticas bancarias

Por Joan Ramos Sanchís @Joanrasan


Los bancos españoles son los segundos de toda Europa que peor imagen reputacional tienen tras los bancos irlandeses. ¿Es esto casualidad o resultado de sus actuaciones?. Lo cierto es que la imagen de los bancos españoles ha caido por los suelos tras el estallido de la crisis financiera de 2008. Veamos cuál ha sido el comportamiento de los bancos españoles con sus clientes y cuáles han sido las actuaciones que los han llevado a este desprestigio.

rato

El escándalo de las participaciones preferentes y deuda subordinada ha marcado un antes y un después en la historia de las prácticas bancarias en España. La emisión y venta a particulares de este tipo de pasivo financiero se inició a finales de los años noventa del Siglo XX pero su expansión más fuerte se produjo a partir del año 2003 y alcanzó su máximo en el año 2009, más de un año después del estallido de la crisis financiera. El fraude ha afectado a más de 700 mil clientes y su valor de venta llegó a los 30 mil millones de euros. Se trata sin duda de un fraude bancario masivo así reconocido por la propia Comisión Nacional del Mercado de Valores CNMV que ha señalado que hasta el 60% de los vendedores cometieron irregularidades y que ha llegado a abrir expediente a cerca de 20 bancos. Aunque a ninguno de los grandes bancos se les abrió expediente, éstos también se dedicaron a colocar participaciones preferentes entre sus clientes. El caso más destacado es el de Bankia, entidad que ha tenido que acatar numerosas sentencias de los Tribunales que daban la razón a clientes afectados por las preferentes argumentando que no se había ofrecido información concreta y veraz y que el perfil de la mayoría de los clientes no era adecuado para este tipo de producto financiero. El colectivo 15MpaRato ha ayudado a esclarecer este fraude al presentar en la Audiencia Nacional documentación que demuestra que el Banco de España autorizó la recompra de preferentes a los grandes inversores. Pero también han sido sonados los casos de la CAM, de Catalunya Caixa y de Novacaixagalicia, entre otros. La estafa de las preferentes se demuestra por el hecho de que se estaba vendiendo como renta fija y con una alta rentabilidad un producto que realmente era de renta variable y cuya rentabilidad dependía de que el banco obtuviera beneficios económicos. Además, se trataba de productos de duración perpetua, es decir, sin fecha de caducidad, por lo que en el momento en que los bancos son arrastrados por el estallido de la burbuja inmobiliaria y entran en crisis, las preferentes dejan de tener rentabilidad y el mercado de compraventa se cierra (se produce un corralito de las preferentes), siendo imposible su venta. Es así como quedan atrapados en las preferentes miles de pequeños inversores, muchos de ellos con una escasísima cultura financiera, que de la noche a la mañana ven como desaparecen los ahorros de toda su vida. Se puede discutir si estas personas que contrataron las preferentes en su oficina bancaria tienen o no tienen responsabilidad en el hecho de la compra de los títulos, pero lo que es indudable es que los bancos actuaron de mala fe al colocar productos financieros tan complejos a clientes que no podían llegar a comprender nunca su funcionamiento y además engañándoles, al no facilitarles toda la información. La responsabilidad de las cúpulas directivas de los bancos es incuestionable. El problema se vió agravado cuando algunos de los bancos que habían estado colocando preferentes, ofrecieron a sus clientes la transformación de éstas por acciones, junto con el hecho de que el valor de cotización de estas últimas cayó por los suelos, lo que provocó que los preferentistas perdieran una gran parte de su valor económico. Una vez más el caso más claro fue el de Bankia, cuyas acciones llegaron a caer hasta valores próximos a cero.

Actualmente, es de actualidad el tema de las clausulas suelo de las hipotecas, práctica abusiva que afecta a más de 3 millones de personas en España. Estas clausulas han sido declaradas nulas por sentencia del Tribunal Supremo de 9 de mayo de 2013 por falta de transparencia, sentencia que ha sido avalada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea al establecer la retroactividad de la nulidad de los suelos hipotecarios a la fecha en que se dictó la sentencia. La decisión de acabar con las clausulas suelo es una gran noticia para los consumidores, pero quienes han sufrido este fraude desde antes de la fecha de su anulación, se encuentran con que no van a poder recuperar los intereses que tuvieron que pagar a los bancos con anterioridad al 9 de mayo de 2013, ya que los bancos solo tendrán que devolver los intereses que cobraron de más a partir de dicha fecha. En España, casi todos los bancos han utilizado clausulas suelo, de manera que se han presentado demandas contra más de 100 entidades. Los casos más significativos son los 400 mil contratos del BBVA, los más de 100 mil de Cajamar y los 90 mil de Novagalicia Banco, entre otros.

Pero los abusos de los bancos en relación con las hipotecas presentan un mayor alcance que el exclusivo de las clausulas suelo, pues el impago de las hipotecas por parte de aquellos clientes que no pueden hacer frente a los mismos se traduce en desahucios. Este hecho es un verdadero drama social en España, agravado aún más si tenemos en cuenta que la família que pierde la vivienda, además queda endeudada de por vida con el banco, al no existir la dación en pago, que sí existe en países como Estados Unidos. Durante los cinco primeros años de la crisis, se producían en España una media de más de 500 desahucios al día; lo que da una idea del impacto económico y social que supone este hecho. La Plataforma de Afectados por la Hipoteca PAH presentó una iniciativa popular en favor de la dación en pago, pero a pesar de haber recogido más de 500 mil firmas, el Partido Popular, con su mayoría absoluta, tumbó la iniciativa. Los bancos tienen la responsabilidad de haber concedido hipotecas sin suficiente control del riesgo, alargando los plazos de devolución pero sobre todo concediendo préstamos hipotecarios por importes muy superiores al valor de tasación de las viviendas. Los inspectores del Banco de España alertaron al Ministerio de Economía del peligro que suponía esta práctica por parte de los bancos. Pero además, cuando se habla de las hipotecas y de los préstamos bancarios conviene hacer referencia al fenómeno de la “titulización”, a través del cual los bancos se han dedicado a vender las deudas de sus clientes a otros inversores especulativos, de manera que hay muchos casos en que el endeudado no sabía quien era realmente el propietario de su deuda. El último de los escándalos asociado a las hipotecas es el de las hipotecas multidivisa. Según la Asociación de Usuarios Financieros ASUFIN, en España se han comercializado 70 mil préstamos de este tipo y la pérdida media por hipoteca ha sido de 200 mil euros. Esta modalidad de préstamo hipotecario consiste en contratar la hipoteca en otras divisas diferentes al euro y se puso de moda en unos momentos en los que la moneda europea estaba fuertemente revalorizada. El 52% de estos préstamos se contrataron en francos suizos y el 46% en yenes, dos monedas que han sufrido una fuerte apreciación durante la crisis, lo que ha provocado un encarecimiento significativo de los créditos. Los bancos que mayor número de hipotecas multidivisa han contratado son Bankinter, Catalunya Caixa y Banco Popular, los cuales acumulan el 80% del total.

Por último, hemos de hablar también del abuso en el cobro de las comisiones bancarias, una práctica que se ha ido incrementando en la medida en que los bancos han ido perdiendo beneficios como consecuencia del estrechamiento de los márgenes financieros. En la actualidad, en un contexto de tipos de interés muy bajos o incluso negativos, los bancos se aferran al cobro de comisiones como una manera de seguir manteniendo sus altos y escandalosos beneficios económicos. Para ello, han incrementado el precio de las comisiones, pero sobre todo han comenzado a cobrar comisiones en servicios que eran gratuitos. Esto también es una manera de expulsar a aquellos clientes poco rentables o tóxicos para los bancos, lo que provoca exclusión financiera. Esto es posible porque el Banco de España liberalizó el precio de las comisiones, con la única obligación de los bancos de hacer públicas sus tarifas. En el año 2014, las comisiones se incrementaron un 14,5% respecto al año anterior y en 2013 las quejas de los clientes por este concepto se incrementaron en un 142%. Según FACUA-Consumidores en Acción, un usuario bancario tipo paga una media de 168,77 euros al año en comisiones, los bancos más caros son Barclays, Santander, Unicaja y Caixabank y las comisiones más abusivas se dan en el uso de cajeros automáticos, los ingresos en ventanilla y recibir correspondencia.

En definitiva, hemos hecho un repaso de los abusos más habituales llevados a cabo por los bancos en España, especialmente durante estos años de crisis. De ello se derivan dos cuestiones que quiero plantear a modo de posible debate en las redes sociales: ¿estos abusos se van a seguir dando o incluso se van a incrementar durante los próximos años a raiz de la reestructuración del sistema financiero que se ha producido recientemente y que ha supuesto una mayor concentración del sector con la consiguiente desaparición de muchos bancos, especialmente de la banca de proximidad (cajas de ahorros y cooperativas de crédito)? y ¿porque los consumidores siguen depositando su dinero y trabajando con estos bancos tan abusivos y no se plantean cambiar de banco, teniendo en cuenta la aparición de una banca alternativa durante estos últimos años?. Espero vuestras respuestas.

5 thoughts on “Economía | El dominio de las finanzas corporativas: estafas, abusos y malas prácticas bancarias

  • 11/02/2017 at 10:36 am
    Permalink

    Es correcto, hay que trabajar con la banca cooperativa y la banca ética. Pero seamos sinceros, es que estas bancas, tampoco son realmente innovadoras, se requiere de una banca realmente innovadora, una alternativa con un modelo bancario diferente.
    Ante este problema, proponemos: http://sbmlibre.com/
    con las siguientes innovaciones 100% verdaderas, nada de exageraciones.
    1- La ganancia del banco se distribuye, entre los que la generan: los clientes, los comercios y nuestro banco. (actualmente solo gana el banco)
    2- Totalmente transparente.
    3- 90% de las ganancias del banco se reparten en proyectos sociales locales, decididos por los clientes (no por el banco).

    Reply
  • Pingback: Economía | Rescates bancarios y otros negocios lucrativos - Nueva Revolución

  • Pingback: El dominio de las finanzas corporativas: estafas, abusos y malas prácticas bancarias

  • 27/11/2016 at 5:09 pm
    Permalink

    ¿Quizas porque este tipo de banca alternativa no es suficienetemente conocido y por tanto poco fiable de cara al publico?

    Reply
    • 28/11/2016 at 10:58 am
      Permalink

      En parte es verdad, hay un gran desconocimiento de la banca ética, que en España ha sido prácticamente inexistente hasta hace muy poco, Pero sin embargo, la banca cooperativa es mucho más antigua y tampoco es conocida. Habría que hacer mucha pedagogía para que la gente entendiera que la banca cooperativa y la banca ética son tanto o más fiables que la banca convencional. De hecho, tienen tasas de morosidad mucho más bajas y el riesgo sistémico es mucho menor por su pequeña dimensión y sobre todo porque no se dedican a la especulación si no a la financiación de la economía real.

      Reply

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies CERRAR