Divulgación | El valor del trabajo

Por Jacinto Domínguez @FloresDeAcero


1º parte: Principios básicos del capitalismo


La Tierra produce una cantidad de bienes limitados, los avances tecnológicos ayudan a producir cada vez más y a aprovechar mejor los recursos. Se extraen primero del sector primario las materias primas, y posteriormente se transforman al añadirle cierto trabajo. Estas materias primas no estarían a nuestra disposición sin una mano de obra que las trabajara (localizarlas, cultivarlas en su caso, extraerlas…), al igual que para tener unos productos elaborados como la ropa, objetos informáticos, muebles, etc., es necesario el trabajo que interviene en su elaboración, desde diseñadores y vendedores hasta hiladores y carpinteros. Todos estos trabajos útiles, ya sean recoger algodón, extraer carbón, coser una camiseta o otro tipo de servicios como transportar una mercancía, organizar una tienda tienen un valor, y tienen ese valor porque se pueden usar, es decir son útiles, si nadie los comprara, o nadie los cambiara por otra mercancía, no tendrían dicho valor, aunque fueran consumidos, así que al producto de estos trabajo útiles que salen al mercado se les llama valores de uso. La suma de todos estos valores de uso hacen el 100% del valor circulatorio con el que se comercia, pero no intercambiamos un trabajo por otro del mismo valor de forma directa, por lo que el dinero es la manera de valorarlo y la forma de comprar estos valores de uso, que en realidad lo que se paga es la fuerza de trabajo que lo ha hecho posible, si lo miramos fríamente, se cambia una fuerza de trabajo por otra, solo que se usa el dinero como valor en común de ambas. Se podría decir que el dinero nació por la necesidad de comerciar, pongamos un ejemplo: si teníamos unas zanahorias valoradas en X (digamos que X es lo que ha costado conseguirlas), y queremos otro producto como unos huevos, lo justo sería cambiarlos por una cantidad de huevos valorados en X, pero para la facilidad del comercio en vez de intercambiar esas zanahorias por esos huevos (ambos han costado X producirlos), los intercambiamos por dinero que represente ese X, y una vez con ese dinero, podemos gastarlo en otros productos valorados en un total de X.

dinero

Todo trabajo (unos más que otros) conlleva un desgaste, ya sea físico o mental, a esto hay que añadir que si dos personas producen la misma mercancía y a una le cuesta menos generarla, la mercancía de la otra tendría el mismo valor que la primera, ya que es la misma mercancía, no se le puede dar valor al trabajo de más que se haga para una misma mercancía, se le da valor al trabajo útil, no al que se haga en exceso. Por lo tanto, una mercancía tendrá un valor igual a otra mercancía que suponga el mismo desgaste, atendiendo a que la mercancía tendrá el valor al desgaste mínimo que requiere y no al que se use de más. Por lo tanto, si el dinero es la forma de medir un valor de uso, y los valores de uso son producto del trabajo, el dinero necesita del trabajo para existir, ya que es la forma de valorar esa fuerza de trabajo, o dicho de otra manera, es la forma de darle un valor numérico a la fuerza de trabajo. Por lo tanto si el dinero es la forma de valorar un producto que existe gracias a la fuerza de trabajo, es de una lógica aplastante decir que el dinero existe gracias a la fuerza de trabajo, ya que sin ella no habría producto que valorar y por lo tanto, tampoco habría dinero para valorarlo.

Todo el dinero de la Tierra, o sea el 100%, tiene el mismo valor que el 100% de los valores de uso que existen, ya que el dinero es la forma de valorar el trabajo que produce estos valores de uso. Para continuar hay que recordar que cada país tiene su moneda (a veces varios países comparten moneda como la eurozona), esa moneda tiene un valor, dicho valor viene determinado por el valor que se le da a los bienes que produce o pertenecen a ese país, pero crear mayor cantidad de dinero no hará que aumente ese valor, en todo caso disminuirá el valor de la moneda, pero el valor que le corresponde a ese país a distribuir en esas monedas es el mismo. Los valores de uso que genere el país y su posterior comercialización con otros países (ya sea el país en sí o empresas registradas en tal país), determinará el valor de su moneda, ya que si un país tiene sus necesidades de consumo saciadas, no necesitará vender para comprar otros productos y los otros países tendrían que pagar más para hacerse con los productos de este país, revalorizando la moneda del país vendedor.

Vamos a llamar al valor de todos los valores de uso producidos en la Tierra, Valor Total (VT) y a lo que se valora, Producción Total (PT). El dinero es un porcentaje del VT, y ese porcentaje se consigue a través de otro porcentaje, el de la PT, o sea, al producto de una fuerza de trabajo.

Podemos continuar diciendo que al tener más dinero, o sea un porcentaje mayor del VT, el resto tendrá un porcentaje menor de ese VT a su disposición, ya que no se puede distribuir el 110% del VT (o sea, no se puede dividir más de lo que existe) para que todos tengan el mismo porcentaje. Por lo que para escalar en la pirámide económica (más arriba estarás de ella cuanto más porcentaje del VT tengas), otro tiene que bajar. Si tienes que dividir un 10% entre diez personas, y una de ellas se queda con un 3%, queda un 7% a dividir entre nueve, la persona que se ha quedado con el 3% ha condenado a las otras a quedarse con menos. Esto es simple aunque muchos se obcequen en negarlo.

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies