Divulgación | Las Cadenas del Liberalismo: Falsa Libertad

Por Jacin Domínguez | Ilustración de LaRataGris

La prédica abstracta de la libertad lleva al oprimido a la lucha por la libertad de su opresor de poder oprimirle. Te venden una libertad imprecisa y utópica por el precio de tu libertad diaria, te hacen cambiar tu libertad real por una promesa de la oportunidad de una libertad más amplia que solo ellos disfrutan gracias a tu renuncia de tu libertad concreta y real.

Leyendo el párrafo anterior te preguntarás de quién se habla y cuál es su contexto, bien ahora lo explicamos y lo entenderemos a la perfección a lo largo del texto. Hoy en día vivimos en un mundo globalizado donde su sistema es el capitalismo, pero no es suficientemente liberal para algunos que protestan en contra del intervencionismo en los mercados por parte de los gobiernos, un intervencionismo que fue haciéndose necesario a causa de los abusos que cometían los capitalistas que empezaban a acumular poder según acumulaban riqueza desde que este sistema tomara las riendas con la Revolución Industrial donde en la misma Europa trabajaban niños y morían trabajadores exhaustos de la intensidad laboral y las horas que dedicaban a trabajar, esto aún sucede en otros lugares del mundo, pero aquí se frenó por la implantación de leyes que limitaban abusos de tal calibre gracias a la presión laboral y sindical, aunque la presión de los capitalistas, o sea de quien posee el dinero en su mayoría, también ha logrado que tales leyes no sean del todo justas para los trabajadores y, aunque limiten los abusos, beneficien siempre al capitalista, consiguiendo tan solo que dichas leyes solo apacigüen a los trabajadores. Se podría decir que los llamados “liberales” quieren dar rienda suelta a las personas que no solo tienen la potestad de cometer tales abusos, sino que los cometen en los lugares del planeta donde tienen la posibilidad, una libertad que aumenta la desigualdad y por lo tanto disminuye la libertad de los desfavorecidos de tal desigualdad.

Viñeta de LaRataGris

Por lo tanto los liberales defienden su ideología a través de medias verdades, al igual que usan la libertad de forma general y abstracta también utilizan otros datos utilizándolos de forma global sin especificar para llevar al engaño, se valen de inconcreciones para apoyar sus ideas alejándose de la realidad, por ejemplo cuando defienden que sin intervención estatal que imponga un sueldo mínimo e indemnizaciones por despidos habría más trabajo, y hay que darles toda la razón, pero lo que ocultan es la calidad de dicho trabajo, el trabajo sería precario en condiciones cercanas a la esclavitud, y por esa razón estas medidas fueron a causa de la presión de los mismos trabajadores y en contra de la voluntad de los capitalistas, no hay que ser un lumbreras para deducir si el problema, entre otros, es el sueldo mínimo es que lo que quieren es pagar menos, también están en contra de los impuestos, y otra vez utilizan medias verdades como que los impuestos agravan los productos, pero no dicen que esos impuestos están, o al menos esa es su finalidad, para cubrir los servicios mínimos y esenciales que muchas personas no pueden permitirse y muchas menos podrían si no hubiera un sueldo mínimo evitando que el capitalista pague lo que él quiera, es decir, esos impuestos son una tirita para remendar las deficiencias y desigualdades del capitalismo. Por otro lado hay que hablar del liberal sin medios de producción y sin tener un puesto privilegiado, como asesor o consejero, que también serían víctimas de tales actos abusivos, aunque podría ser que no les pareciera tan mal estar en una posición con condiciones similares a las de un esclavo ya que en su argumentación vemos cierta docilidad al poderoso, siempre glorificando al empresario y estigmatizando al obrero, justifican tanto la riqueza de uno como la pobreza del otro, alegan que el obrero cobra lo que produce y que el empresario merece lo que tiene por su esfuerzo y riesgo, debe ser que el trabajador no se esfuerza dedicando su día a día al trabajo por un sueldo que le da para poco más que subsistir y teniendo la responsabilidad de una familia evitando que pueda arriesgar lo poco que tiene ya que va destinado a su familia, evidentemente obviamos aquí la falsedad de que el obrero cobra lo que produce porque sabemos a ciencia exacta que cobra mucho menos y es de ahí de dónde saca el capitalista su beneficio, de ahí el miedo de los capitalistas a las huelgas de trabajadores, nunca habrá una huelga de capitalistas porque la producción no se vería afectada ni un poco.

“Los capitalistas siempre han llamado libertad a la libertad de los ricos para amasar fortunas y a la libertad de los trabajadores para morirse de hambre”. Vladimir Lenin.

Hablando de la glorificación del empresario y estigmatización del trabajador hay que mencionar el afán de justificar acciones inmorales que tienen los liberales, pero esto nos abre el camino para demostrar que su ideología no mira por las personas, sino por el dinero exclusivamente. Nos referimos a justificar acciones como desahuciar a personas y dejarlas en la calle negando su derecho a un hogar dando prioridad a los intereses de un banco  o prestamistas y no al de las personas, incluso cuando son familias con niños o personas de tercera edad en las que sus posibilidades de salir de una situación de exclusión se acercan a cero, alegando para defenderlo que han firmado un contrato, y lo dicen como si hubieran vendido su alma al diablo cuando en realidad han hecho lo posible para tener un hogar.  Llegando a depender para remendar estas situaciones de la solidaridad ciudadana ante este tipo de situaciones como cuando el equipo de fútbol Rayo Vallecano, a manos de su entrenador por entonces, Paco Jémez, se dispuso a pagar el alquiler de una anciana en el barrio madrileño de Vallecas que perdió su casa por avalar a su hijo, ¿qué libertad puede disfrutar una persona sin hogar? Sin lugar a duda, la única libertad de la que dispone es la de aceptar cualquier opción que le prometa salir de esa situación por mala que sea o seguir desamparada. Nunca les veremos alarmarse porque las empresas energéticas suban sus precios a tales cantidades que muchas familias no puedan permitirse encender la luz y vivan, en pleno siglo XXI, ¡a base de velas! Evidentemente justificaran estas subidas con la libertad de las empresas de hacerlo ¡bendita libertad! Y lógicamente ya que defienden lo privado, ya que según ellos la libertad es que quien más dinero posea controle la economía y por lo tanto las posibilidades sociales de los ciudadanos ya que no vivimos en cuevas y necesitamos del dinero para subsistir y relacionarnos socialmente y de esta forman controlan también la libertad de estos ciudadanos, defienden que la salud y la educación debe ser privada apoyándose en que así es más eficiente, esta barbaridad se apoya, como siempre, en medias verdades, para empezar reciben ayuda de dinero público, aquí no les vemos criticar la intervención estatal ya que les beneficia en sus intereses, también ocultan la cantidad de recortes que están sufriendo en los últimos años haciendo que su calidad a la hora de atender al mayor número de personas se vea comprometida, pero evidentemente, tanto la salud como la educación privada, tienen mucha menos clientela pudiendo agilizar y centrarse más en sus alumnos/pacientes, pero esto solo funciona porque se complementa con los servicios públicos porque obviamente no tienen que centrarse en la totalidad de la población, solo en un sector dispuesto y con economía suficiente. Ahora hablemos del caso en que sus deseos se hicieran realidad y se privatizaran, qué sucedería con las personas que no pudieran permitirse esos derechos básicos convirtiéndose en privilegios, familias enteras quedarían excluidas sin poder “permitirse” enfermar y sin pagarse unos estudios que les den oportunidades, claro que vemos a muchos economistas liberales que han estudiado en universidades privadas pagadas por sus familias sin tener que trabajar para pagarse los estudios haciéndoseles muy fácil así defender el liberalismo.

Papeletas del referéndum del 78 sobre la CE en la que solo había dos opciones a elegir.

La libertad se puede medir por la cantidad de opciones a elegir disponibles, una persona sin opciones no puede elegir y por lo tanto no es libre, que es lo que le sucede cuanto menor sea su poder adquisitivo.

“El mercado está en manos de los poderosos. Dicen que el mercado es la libertad, pero a mí me gustaría saber qué libertad tiene en el mercado quien va sin un céntimo. Cuando se habla de libertad hay que preguntarse: ¿La libertad de quién?”. José Luis Sampedro.

Continuemos hablando del ideal del liberal, viviendo en el sistema que ellos defienden no les queda otra que, viendo sus deficiencias, tirar de ortodoxia ideológica para justificar esas deficiencias, es decir, critican el “capitalismo de amigos” pidiendo que el liberalismo sea, si aún cabe, más radical. Y al César lo que es del César, el estatismo o intervencionismo en el que vivimos no mira ni por la gente ni por el medio ambiente sino por ellos mismos, su clase social y su entorno. Sus leyes, reglamentos, decretos, medidas administrativas, etc. benefician por regla general a las multinacionales y empresas y sectores con influencia como con las empresas energéticas en las que muchos políticos acaban después de su vida política en la que han favorecido a estas empresas, y vemos que lo hacen de diversas formas como poner trabas a las energías renovables y permitiendo la prolongación de la vida de los reactores a las empresas propietarias, y en lo que habría que darles la razón es que sin un gobierno que proteja a las empresas energéticas, como sucede en España que siendo el país de Europa con más luz solar están prohibidas teniendo que depender de las empresas eléctricas llegando a poner un abusivo impuesto a quienes tengan paneles solares evitando el autoconsumo y obligando a los ciudadanos a depender de ellas y de tal forma que estas empresas no se vean obligadas a adecuar sus precios a los ciudadanos y a utilizar fuentes de energía renovables siendo las empresas más contaminantes de España las compañías eléctricas (Endesa, Gas Natural Fenosa, Edp, E.on e Iberdrola). Qué nadie se extrañe si estos políticos acaban en las administraciones de dichas empresas. Y es ahí donde tienen razón, donde un gobierno favorece a unas empresas destructivas y abusivas el gobierno sobra, pero de lo que no se dan cuenta es que es un gobierno que actúa para las empresas privadas y no para el pueblo, un gobierno que si lo eliminamos el poder cae directamente a las empresas que presionan y son favorecidas por ese gobierno, y dejándolas el poder a ellas, con el poder económico del que disponen, buscarán y encontraran la forma de aprovecharse de ello, sin olvidarnos del resto de empresas que no son de energía, pero que sí la utilizan, que sin un control sobre los gases de CO2 que expulsan y de sus repercusiones en el medio ambiente cabalgarían a sus anchas sin preocuparse del medio ambiente ni de las repercusiones sociales, solo buscando el mayor beneficio económico, ya que sus ideas se basan en la producción sin barreras éticas, por lo tanto sus soluciones solo sustituirían unos problemas por otros, o acaso esperan que lo que hacen a día de hoy, incluso saltándose la ley, dejen de hacerlo sin un poder coactivo que las obligue, cuando conocemos casos como de empresas como Estée Lauder, Revlon o Loreal a sabiendas de que las pequeñas bolas de plástico que utilizan en sus cosméticos llegan al mar en miles de toneladas al no ser atrapadas por los filtros de las depuradoras por su pequeño tamaño, teniendo que ser prohibidas en países abanderados del liberalismo como es EE. UU. y en proceso tal prohibición en países como Canadá, Suecia, Dinamarca…, también volvemos a las empresas energéticas donde tienen en su personal directivo a políticos implicados en la concesión de permisos, como es Fenosa, como intentan explotar el parque natural de Doñana para extraer gas natural, si privatizamos ese parque podemos darlo por perdido ya que pasaría a pertenecer a una entidad con intereses económicos, a no ser que se tenga la gran suerte de que lo compre un empresario concienciado con el medio ambiente, pero demasiada suerte habría que tener siendo innecesario jugársela así. Pues con las limitaciones gubernamentales que existen para evitar estos actos excesivamente perjudiciales, exorbitantes según ellos, solo existen para apaciguar a ecologistas y ONGs, ya que se les permite hacer mucho más de lo legalmente establecido escaseando los controles para cerciorarse del cumplimiento de las leyes. Esto los liberales lo entienden perfectamente por eso tienen que salir con argumento falsos como negar el calentamiento global, argumentando que los sucesos que evidencian tal calentamiento son a causa de procesos naturales que serían de igual forma aunque no hubiera mano humana de por medio, evidentemente este argumento suyo carece de todo tipo de respaldo científico siendo los mismos que se benefician de los medios contaminantes quienes niegan sus efectos nocivos, pero cualquier personas con un poco de crítica innata se preguntaría a quién le beneficia inventarse el calentamiento global, a priori no encuentro a nadie, es más, quienes protestan y luchan contra este calentamiento tienen grandes pérdidas, pero si te preguntas a quién le beneficia que se oculte y no haya restricción alguna sale una larga lista de empresas y políticos con abundantes interese económicos.

Greenpeace protestando contra empresa energética en Doñana.

“El capitalismo tiende a destruir sus dos fuentes de riqueza: la naturaleza y los seres humanos”. Karl Marx.

Empezamos a conocer al liberal, él critica constantemente todas las ideologías basadas en la colectivización, ya que para ellos el individualismo prevalece al colectivo, estas ideas que critican evitan que un individuo se enriquezca mientras otros sean pobres, se defienden utilizando la libertad de forma abstracta, evitando que al especificar que la libertad que defienden es económica y la de hacerse rico aunque sea a costa de los demás, alegando que la sociedad corta la libertad individual (evidentemente prefieren que sea un individuo el que corte la libertad al resto de la sociedad, y si ellos son ese individuo mucho mejor), también comparan tramposamente la productividad de unos países con otros, evidentemente utilizan las falsas verdades que tantos les gustan, comparan países con contextos territoriales diferentes, como comparar países con gobiernos antiglobalizadores del Caribe con países nórdicos, lo lógico sería compararlos con ellos mismos antes de esos gobiernos o con países de su alrededor, pero eso no les interesa, al igual que no les interesa comparar datos sociales como la educación o la salud, exclusivamente comparan datos económicos, pero datos económicos generales sin especificar, como es el producto interior bruto (PIB) el cual les interesa mucho, como todas las medias verdades, porque no identifica las diferencias económicas en el país, si una pequeña porción de la población tiene una barbaridad de dinero y el resto no tienen apenas nada el PIB quedaría corrompido ya que los que tienen mucho aumentarían la cifra dando lugar a que el dato no sea realista, pudiendo sustituir el PIB por otros indicadores como el índice de desarrollo humano (IDH), desarrollado por la ONU, que añade al PIB la alfabetización y la esperanza de vida o el índice de bienestar económico sostenible (IBES), propuesto por los grupos antiblobalizadores, en el que tiene en cuenta rasgos como el consumo privado, la degradación ambiental, el gasto en seguridad…. También comparan países pobres con ricos alegando que los ricos lo son gracias a su libertad económica, pero omiten que esos países pobres también están en ese sistema capitalista que tanto defienden, y siendo, como dicen, menos liberales cómo permiten los abusos de las empresas de los países ricos en estos, ¿cómo justifican estos abusos?, ¿culparán a los impuestos a pagar por explotar a la población de ese país?, si es así ¿por qué no llevan su industria a los países con más libertad económica y así no tener la necesidad de explotar? Porque que sepamos las empresas privadas que recorren el mundo buscando a quién explotar lo hacen desde su libertad, nadie le obliga más que el mercado competitivo del sistema.

“Los capitalistas llaman libertad a la libertad de los ricos, a la libertad de comprar a la prensa, de utilizar la riqueza, de manipular y apoyar la opinión pública”. Vladimir Lenin.

  • Libertad llevada a la práctica

Vemos repetidamente como la libertad de unos no deja de aumentar mientras la de los demás disminuye careciendo de opciones, opciones dadas por los que disfrutan de más libertad que no es casualidad que también sean los que más poder adquisitivo tienen. Está muy bien hablar de libertad, pero si no se profundiza en ella lleva a que se banalice o se idealice evitando que se lleve a la práctica. Tenemos que diferenciar entre una libertad disfrutable del caos, y aunque parezca algo contradictorio, en una sociedad, para que la libertad sea real y se pueda disfrutar debe tener un mínimo de control que la asegure evitando el caos en donde el fuerte se aprovecharía del débil arrebatándole su libertad, “la libertad de uno empieza donde termina la del otro”. A nadie le parece extraño que estén prohibidos ciertos comportamientos como robar, agredir, amenazar o matar entre otros porque estas acciones nos despoja de nuestros derechos, aceptamos que se limiten coactivamente ciertas libertades que acarrean un daño a terceros y aún así se siguen cometiendo, no estaría de más cortar la libertad de explotar a otros, aprovecharse de la necesidad ajena o cualquier otra que tenga como consecuencia un mal a terceros, de tal forma que el ciudadano se sienta seguro de poder llevar a la práctica su libertad de forma segura y de que nadie le arrebate estos derechos, ya que la seguridad garantiza en cierto modo la libertad, evidentemente cuando hablamos de control y seguridad siempre en su cierta y justa medida para garantizar los derechos que son inherentes al ser humano porque un aumento desmesurado de seguridad cortaría la libertad en vez de asegurarla. Vemos como a la hora de querer limitar estas libertades que perjudican a terceros salen liberales en su defensa con argumentos medio verídicos y oportunistas como que estas acciones crean riqueza, bajan el paro, nos facilita productos a bajo coste, que también hay empresarios honrados (esta última es mi favorita ya que admiten que la regla general es que no lo sean), etc., de igual manera como si un asesino argumentara que matar ayuda a bajar la superpoblación y el paro, que se mata principalmente a personas malas, que da oportunidades de trabajo, justificaciones que intentan buscar el lado bueno a sus acciones, pero que en ningún momento pueden negar lo malas que son y lo que principalmente se critica de ellas.

Viñeta de J.R.Mora

Evidentemente no existe un sistema que dé una libertad total, en todos existe un control social, lo que cambia es la forma de ejecutar dicho control, ya que es esencial en toda sociedad evitar desviaciones sociales para mantener la estabilidad y el sistema en cuestión y sobre todo su forma exclusiva de asegurar la libertad de sus habitantes. Vemos como este tema se aborda desde la educación, traspaso de valores y presión social como defienden diversas corrientes anarquistas, pero por muy que se consideren libertarios esta forma de evitar la desviación social también es una forma de control social que limita de libertad al amoldarte desde pequeño para un futuro en el que encajes en la sociedad, claro que dentro de la educación te dan “herramientas” para ser autocrítico, autónomo, creativo, crítico con el sistema en el que vive, etc., pero sin entrar en apreciación de valores sobre esta forma de control social también es una forma de cortar la libertad del individuo ya que se le amolda al sistema, como las raíces de una planta que crece en una maceta adoptando la forma de esta y no creciendo libremente en un bosque. Además quién nos asegura que el individuo no se va a desviar, y una vez desviado quién va a pararle si no existe un poder coactivo que le frene, ¿el rechazo social sería suficiente? A día de hoy existe cierto rechazo social a la corrupción por ejemplo y aun así sigue siendo un problema al orden del día, claro está que esta corrupción viene inducida por un sistema superficial y codiciosa donde vales según lo que tengas, pero al igual que en el sistema capitalista salen personas con otro tipo de valores que no sean consumistas, en un sistema con valores sociales y humanos saldrían personas que se aprovecharían para conseguir sus objetivos egoístas y en donde una vez ha fracasado el proceso de socialización no hay un poder coactivo que frene a estos individuos desviados.

Veremos a otros defensores a ultranza de la libertad abstracta, los liberales económicos, totalmente en contra de este tipo de control social porque lo consideran un adoctrinamiento, obviando que toda educación es un tipo de adoctrinamiento ya que la educación va a estar dirigida al pensamiento y conocimiento general, el cual será el que determiné la clase dominante. Pero resulta que en adoctrinamiento los capitalistas son expertos ya que toda acción humana la categorizan como acción libre como si no tuviera ninguna fuente de influencia cuando disponen, no solo del sistema educativo, sino también de los medios de comunicación, haciendo que la tv sea una fuente transmisora de valores cada vez más importante superando, incluso, a la misma familia en muchos casos, y quién si no controla los medios de comunicación si no son las grandes fortunas, o a quién pertenecen las editoriales de los libros educativos, qué intención podemos esperar de una escuela privada. Desde el mensaje de la libertad controlan todos los medios de socialización que les son disponibles, escapándose de sus manos en cierta medida internet y el seno familiar, adoctrinan hacia el consumismo y la superficialidad, pero te dirán que eres libre al poder optar por diversas opciones como varias editoriales, varias cadenas televisivas, varias escuelas…, pero no dicen que todas las opciones son la misma ya que todas están en su poder con el mismo fin de amoldar a la población a una forma de actuar que a ellos les interesa, siendo así que controlan a la población coactivamente desde el poder de sus gobiernos y adoctrinándola desde sus medios. “El lavado de cerebros en libertad es más eficaz que las dictaduras” afirmaba Noam Chomsky con gran acierto.

“La opinión pública está influida por los medios de comunicación y los medios están en manos de quienes mandan y los que mandan favorecen a los que dicen lo que a ellos les conviene y borran todo lo que no les conviene. Así que la opinión pública es, sobre todo, opinión mediática”. José Luis Sampedro.

def-_wn
Un libro de texto de Santillana donde se miente sobre el contenido de otro libro afirmando que dice exactamente lo contrario que expone dicho libro.
241226-944-534
Aquí un libro de primaria en donde a la actual concejala de la la ciudad de Madrid del Partido Popular, gran defensora del liberalismo económico, es puesta como un ejemplo a seguir en un libro de primaria.
7d4t3c8l
Libro de texto de la editorial M-aquí

Por lo tanto vemos como te dicen que eres libre al poder elegir, cuando las opciones a elegir son escogidas por ellos y a cuál peor, siendo habitual que todas las opciones tengan una carcasa diferente, pero iguales en esencia y resultados, siendo todas las opciones la misma. Te hacen creer que eres libre mientras haces lo que ellos quieren.

3 thoughts on “Divulgación | Las Cadenas del Liberalismo: Falsa Libertad

  • 15/03/2017 at 1:30 pm
    Permalink

    Buenos días,
    He leído de forma pausada y distentida su artículo y he de decir que no me ha gustado. Primeramente decir que dicho artículo lo veo como un batiburrillo de conceptos, ideas y demás elementos muy repetidos por ciertos movimientos y organizaciones consideradas de izquierdas (y porque no decirlo, también de gente de extrema derecha). Según mi humilde criterio, considero que el principal causante de los males que golpean a la población de cualquier región o país a día de hoy, es ese ente incorpóreo y divinizado conocido como Estado. Es decir, las personas que controlan los organismos de coerción, tanto física como moral. Y no sólo las gentes que controlan dichos organismos, sino que también todas aquellas personas que se arriman a estos poderosos. Lo que estamos hablando aquí es del uso del poder. Y el mayor agente de poder es el Estado, que no se le olvide esto a nadie. El Estado mata, roba, oprime, enchirona, coarta, legisla para sí. Y lo que es peor, tiene justificación moral y legal para hacerlo. ¿Que las empresas multinacionales y demás corporaciones son explotadoras, egoístas y que buscan el máximo benefico al mínimo coste? Sí, eso es indudable. Ahora bien, Amancio Ortega no te puedo obligar a comprar sus productos. Y sí, puedes adquirir vestimentas sin tener que pasar por algún establecimiento Inditex o similares. No obstante, se te obliga a cotizar a la Seguridad Social aunque no quieras, se te prohibe cultivar ciertos cultivos y comercializarlos (véase opio o marihuana), se te prohíbe producir y comercializar energía, se te prohíbe ejercer la prostitución de una forma legal como cualquier otra profesión, se te prohíbe educar a tus hijos en otro tipo de sistema educativo, porque TODOS los centros educativos de esto país están de una forma o de otra controladas por el Estado, sea de forma directa (colegios públicos) o de una manera más indirecta (colegios concertados y privados que tanto son objeto de subvención como de verse obligados a instruir a los alumnos en las materias que el Estado dictamina). Y no sigo más para no hacer esto muy tedioso.
    ¿Los medios de comunicación manipulan? Sí. ¿Es posible salirse de su dinámica perversa y no caer en sus mentiras? Sí. ¿Es costoso? Sí, algo. Pero es factible. No es obligatorio ver la tele ni escuchar la radio. Puedes llevar una vida plena y satisfactoria sin muchos elementos considerados necesarios a día de hoy. Que usted haga alarde de su librepensamiento es una prueba más de esa libertad de la que disponemos. Que este blog, con miles de visitas diarias y con un contenido subersivo o revolucionario en algunos de sus artículos es otra prueba viviente de ello. Por lo menos de momento.
    Pero recuerde usted como la buena gente que tenga la gentileza de leer estas líneas, el único capaz de prohibir y coartar algo tan maravilloso como puede ser la divulgación de ideas que este blog ofrece es el Estado, y por Estado me refiero a los politicastros y demás gentuza que controlan las instituciones. Son los únicos legitimados para hacerlo. Por desgracia.

    Reply
    • 20/03/2017 at 12:44 pm
      Permalink

      Hola, es correcto que el Estado tiene la potestad de prohibir y obligar, pero al menos existen elecciones para poder controlarlos y poder elegir, dentro de las opciones que te dan, unos representantes que lo hagan mejor, sin embargo al empresario no lo elige nadie, está ahí por su cantidad de dinero y poder no democrático, los mismos que presionan para que se prohíban y obliguen a ciertas cosas, y además tienen el poder de hacer muchas cosas sin necesidad de leyes, o acaso cree que una persona con un mísero sueldo tiene la libertad de comprar en un sitio donde no explotan a sus trabajadores cuando no tiene dinero para pagar en donde no lo hagan. También añadir que el Estado prohíbe que se asesine, se robe y otras muchas mas cuestiones que son necesarias de frenar coactivamente. Le invito a que lea la segunda parte de este artículo donde se exponen con más claridad estas ideas: http://nuevarevolucion.es/divulgacion-las-cadenas-del-liberalismo-etica-liberal/

      Un saludo.

      Reply
  • Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies CERRAR