Derechos | Indiferencia, fronteras morales y estrategias de resistencia

Por Mª José Aguilar Idáñez

La inmovilidad y la indiferencia de parte de la sociedad europea frente a la crisis humanitaria vivida por la población desplazada forzosa, es la expresión dramática de una paradoja moral: reivindicamos valores éticos universales pero llevamos a cabo una práctica moral particularista, excluyendo de nuestro espacio moral a gran parte de la humanidad.

Es preciso disponer de algunas herramientas conceptuales para interpretar la indiferencia frente a las personas refugiadas. La indiferencia hacia los miembros de determinados grupos, lejos de ser una patología social, o una actitud individual, es un guión relacional normalizado, un dispositivo fundamental de toda biopolítica y tanatopolítica basado en el paradigma securitario. El espectador indiferente es un elemento básico de los procesos de dominación y deshumanización: los normaliza, legitima, autoriza y justifica. La indiferencia es performativa en el sentido que es un proceso activo de construcción de nuestro mapa moral: no es mera pasividad, porque para lograr la apatía es necesario un ejercicio de violencia, un borrado activo de la percepción de la humanidad de la otra persona.

En este artículo pretendemos, por una parte, analizar algunos mecanismos que están detrás de la construcción de fronteras morales: líneas abismales que separan las personas de las “no-personas”, haciendo particular hincapié en el triple proceso de negación: la negación de los hechos, la negación del significado y la negación de la responsabilidad.

Por otra parte, queremos proponer un modelo metodológico para resistir a la indiferencia a través de un doble proceso de concientización – movilización. Se trata de un modelo de intervención participativo, basado en evidencias científicas que puede contribuir a la canalización de las diferentes formas de resistencia a la indiferencia que se están articulando en la sociedad civil.

Si prefieres escuchar en lugar de leer, aquí puedes ver el vídeo de una reciente presentación del tema.

“No me duelen los actos de la gente mala, me duele la indiferencias de la gente buena…” Martin Luther King.

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies