Derechazo a la militancia del PSOE

Por Matías Furriol @FurriolMatias | Ilustración de ElKoko @Elkokoparrilla


Por dónde comenzar. Es complicado empezar a explicar el sentimiento de repulsa que me genera, el derechazo al corazón de todas las personas de izquierdas que nos asestó la gestora del PSOE.
Es complicado cuando entiendes que “los barones”, nunca permitirán que el PSOE logre formar un gobierno de izquierdas con partidos con esta ideología. Y entonces caes en la cuenta, de que nos esperan muchos años de gobierno de la derecha, dirigidos por el IBEX.
Valorando un poco los últimos acontecimientos en el PSOE, os daréis cuenta rápidamente, que hay dos frentes abiertos:

1– La gestora dirigida íntegramente por “los barones”, principalmente por Felipe González en las directrices, y Susana Díaz con Javier Fernández en la ejecución.
Este frente; está encargado de venderse a quien haga falta, de negociar a la sombra de sus militantes, en definitiva, de preparar el terreno para garantizar su permanencia con los capitalistas, con la élite financiera de nuestro país <caiga quien caiga>.
Evidentemente son el frente “anti-Podemos”. Gente como Bono, Corcuera, Ibarra, González, etc…
Todos ellos viejas glorias, vendidos y rendidos a los euros de las grandes empresas; en modo de ejecutivas, administraciones, consejos, y todo lo que les reporte millones a sus cuentas en los distintos paraísos fiscales.
Esta gente degradó tanto, que a día de hoy, se podría afirmar que son más de derechas que el mismísimo José María Aznar.
Sus intereses personales llegan a tal punto, que no dudaron en ningunear a más de 5 millones de votantes, no dudaron en pisotear a sus militantes, hasta el punto de afirmar sin rubor, que no era necesario consultar a su militancia mediante votación, porque eso iba en contra de la esencia de la socialdemocracia.

tumblr_ofib90fv8q1qdhhm4o1_1280
2– En segundo lugar estaría el grupo en teoría, más afín a la militancia.
Este grupo parece que lo encabezan Pedro Sánchez y más recientemente previo cambio de última hora, Josep Borrell.
Lo de Borrell es llamativo. Últimamente, cada vez que realiza una aparición televisiva (cada vez más frecuente), le hace un guiño a la militancia con su discurso coherente y de izquierdas. Un discurso calcado al de Podemos en cada intervención, tanto, que lo podría firmar el mismo Pablo Iglesias.
Pedro Sánchez en cambio, sigue siendo igual de conservador, midiendo cada palabra con la intención de no molestar a nadie, pero dejando la puerta abierta a la militancia por si más adelante los necesitara. Y es aquí cuando me asaltan las dudas; ¿realmente Borrell siente el discurso que nos vende, o es una estrategia para recuperar a los militantes desencantados con el partido?, ¿realmente quieren un gobierno progresista con la izquierda de este país, o buscan votos para lo que pudiera estar por venir?
Podéis creer que soy desconfiado (razones tengo de sobra), pero es que siendo claro, todos sabemos que si Pedro Sánchez hubiera tenido personalidad, por no decir otra cosa, hoy sería el presidente de un gobierno progresista. Lamentablemente prefirió ceder a las exigencias de sus dirigentes y con una consulta, cuando menos ambigua, decidió apostar por Rivera y su partido de tránsfugas, un partido al que él mismo bautizó como las nuevas generaciones del PP.
Si Sánchez realmente apostaba por un gobierno de progreso, ¿por qué insistió una y mil veces en mirar a su derecha?, ¿por qué no se dio la oportunidad de dialogar con Podemos sin ir de la mano de Rivera?, ¿por qué no tuvo la valentía de preguntar a la militancia de la que tanto alardea, a quién preferían como compañeros de gobierno, si a Ciudadanos o a Unidos Podemos? Lo siento, pero yo no me creo al mártir.
Sólo espero que los socialistas decentes, los socialistas con ética, los socialistas con valores, en definitiva, los socialistas de corazón (que me consta que son muchos), no olviden a los traidores.

Creo que hay mucha gente que aún no es consciente, de que ni PSOE, ni Podemos, pueden gobernar este país por separado a día de hoy. Y cuanto más tiempo tardemos en llegar a entender esto; más políticas de recortes, más ley mordaza, más LOMCE, más deuda pública, más hachazos a las pensiones, más pobreza, más corrupción, en definitiva, más PP vamos a sufrir.
Dice un dicho popular, que si divides a tu enemigo, vencerás. Y creo que es más que evidente que esa fue la idea de las grandes empresas (inventando a C’s), de los capitalistas, alertados por el temor de que Podemos pudiera llegar a dirigir el país y cortarles el chollo de campar a sus anchas, enriqueciéndose cada año un poquito más a costa de la crisis y las necesidades de miles de españoles.
Desde mi humilde opinión, creo que la solución pasa por llegar a un consenso, a un pacto de no agresión mutua entre Unidos Podemos y el PSOE. Se que es difícil, pero de no llegar a ese consenso, nos quedarán muchos años de ajustarnos el cinturón más aún, con los futuros recortes exigidos por Merkel y Cía.
No es una locura, sólo se necesitan cambios en la estructura del PSOE, encabezada por una revolución de su militancia contra los “golpistas” que les robaron la voz.
Consensuar un pacto transparente y por escrito, abierto a la aprobación de sus respectivos militantes, y con un denominador común. Mejorar la calidad de vida de todos y cada uno de los españoles y españolas, y en ningún caso permitir, que los beneficios sean sólo para unos pocos privilegiados amparados por un gobierno corrupto como el que sufrimos actualmente.
En definitiva, de ésta en la que estamos metidos, solo saldremos apoyados en la izquierda, en la de verdad, en esa que no se vende al poderoso porque su verdadero beneficio es ver salir adelante a su país, sin dejarse a nadie por el camino.

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies