De Perros y Hombres

Por Ceяvantes @CervantesFAQs

“Si un perro muerde a un hombre, no es noticia, pero si un hombre muerde a un perro, eso sí que es noticia.” La cita es de William Maxwell Aitken, político y escritor fundador de varios tabloides británicos y gran defensor de la empresa privada. El carácter sensacionalista de sus periódicos nos ayuda a comprender sus palabras pero, ¿y si tratáramos de darle un enfoque diferente a su reflexión?

Los hombres y los perros aparecen en las primeras planas de los grandes medios de comunicación españoles, y lo hacen de diversas maneras que buscan sin cesar el dejar bien claro quiénes son humanos, víctimas de las dentelladas, y quiénes son los perros que abren sus bocas para morder las manos que les dan de comer. Tenemos varios ejemplos en las principales cabeceras, donde queda de manifiesto el afán por transmitir un mensaje común:

PEDROSANCHEZ_MOCHILA

Con la elección de la foto casi idéntica, los cuatro periódicos nos hablan de un perro que ha mordido no solo a un hombre solitario y cabizbajo, sino a toda la humanidad que habita en este país. El can, que no aparece en la imagen, sí lo hace en los titulares que la acompañan. La intención política que quieren imponer es clara, y además es ilustrada con la metáfora de la puerta cerrada, el fin y la ruptura. Pero se puede ser menos sutil, mediante la excusa precisamente de lo noticiable como un tótem imposible de ignorar en una portada. ¿He dicho un tótem? Mejor diga Dios:

BOTÍN_XX

Muere el Banquero, y las loas hacia su persona son una mezcla entre los salmos y las lamentaciones, pronunciados todos desde los altares, con sus imágenes de santos siempre pulcros ataviados con brillantes colores. Pero Dios dejó a su hijo en la tierra, y por tanto dio pie a otra manera, aún menos sutil si cabe, de dar la paz a los hombres que no amaban a los perros:

SANTANDER_ONFIRE

Estos hombres y mujeres de propaganda viven, saltan, son felices, no tienen perros que les muerdan. La publicidad del templo banco Santander, que se publicó el 28 de Enero de 2015 de forma simultánea en las portadas de El País, ABC, El Mundo y la Razón, hablaba de esta forma de la ‘generación encontrada’: “Es una generación especial. Una generación con el poder de querer hacer, de aprender, de crecer, de luchar, de escuchar, de hacerse escuchar.” Un momento, rebobinemos. ¿“De luchar”?

Otra cita, esta vez de Juan Carlos Monedero, dice lo siguiente: “Las luchas de ayer son los derechos de hoy, y las luchas de hoy van a ser los derechos de mañana.” ¿Seguro que estos hombres que saltan al mismo tiempo en cuatro portadas pagadas a precio de oro tienen el poder de luchar? ¿Son conscientes acaso los publicistas encargados de redactar este anuncio de la palabra que están empleando? He aquí otro ejemplo en donde la elección de las palabras es clave para entender la distinción entre perros y hombres que establecen los medios de comunicación privados con los que estamos ilustrando este artículo:

HUELGA_MEDIOS_SHAME

Los periodistas luchan. Pues claro que sí, ¿qué creen ustedes? ¿Que solo se levantan de sus asientos cuando ellos, que son hombres, son mordidos por un ERE, que es solo una raza canina cuando les afecta a ellos? En esta ocasión, parece que la huelga ya no es fracaso, ni derrota, ni borroka. En esta ocasión, parece que la libertad de prensa que esgrimen sus jefes no la han ejercido para criticar y criminalizar a los perros que conquistan los derechos, sino para despedir a los perros que les cuidaban sus casas. Ahora, estos perros guardianes que se creían hombres, parecen haberse dado cuenta de contra quién hay que levantarse. Nada que ver con aquella ocasión en la que sus asientos parecían estar llenos de un pegamento especial que les impedía abandonarlos cuando, frente a sus narices, el mismísimo presidente del gobierno les atendía a través de una pantalla de plasma.

La ‘lucha’ de algunos periodistas parece más bien una neo-lucha, utilizada por una suerte de Ministerio de la Verdad donde se escribe y se reescribe la historia de manera que, empezando por los propios periodistas, se logre imponer el odio hacia todo aquel que cuestione el amor hacia el márketing, el posicionamiento, y los deseos del dueño de la imprenta. Una última cita, de Rafael Correa, lo explica muy bien: “Desde que se inventó la imprenta, la libertad de prensa es la voluntad del dueño de la imprenta.” El dueño de los perros siempre tirará piedras contra aquellos que no sean dóciles y que intenten morderle.

Lo triste es que seguirán neo-luchando y neo-levantándose. Neo-defendiendo, como la APM en su comunicado, que Pablo Iglesias, al poner de ejemplo a Álvaro Carvajal, fue un “totalitario” que trató de “presionar para que la información se ajuste a sus intereses particulares y no a los generales”. Ahora resulta que uno de los perros que decide no ser dócil es quien les presiona a ellos, pobres hombres mordidos en el ejercicio de su libertad para decidir qué les hace libres y qué no. Si echo un vistazo a la web de FAPE, otra de las asociaciones de prensa que condenó lo que ellos consideraban un ataque o una presión (cosa que no hicieron cuando Ignacio Escolar fue despedido fulminantemente de la SER por ejercer su trabajo) por más que miro no veo por ninguna parte el logo de Podemos. En cambio, veo otros.

FAPEEMPRESAS

Termino, por tanto, volviendo al principio: ¿Seguro que son los perros los que muerden a los hombres? ¿No será que son esos hombres los que, mediante los bozales, tratan de cerrarle la boca a los perros? Y, lo que es aún más inquietante: Si un hombre muerde a un perro, ¿nos estamos enterando de ello?

3 thoughts on “De Perros y Hombres

  • 08/05/2016 at 1:34 pm
    Permalink

    Excelente artículo!!

    Reply
  • 07/05/2016 at 9:05 am
    Permalink

    Que grande joder. “Planchao”

    Reply
  • 06/05/2016 at 10:20 pm
    Permalink

    Totalmente de acuerdo bivimos en un Pais con mucha tradición de engañar y manipulaciones despues de mas de 40 años de Franquismo, no nos merecemos la prensa radio ni tv que tenemos.

    Reply

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies CERRAR