Cultura | La huella de la guerra en los artistas sirios contemporáneos

Por Carlos César Álvarez

Las obras artísticas se generan dentro de un contexto social y en tiempo de guerra reflejan esa situación. Durante siglos los artistas -en muchos casos al servicio de los gobernantes- abordaron este tema desde un punto de vista épico: glorificación de los vencedores, mitificación de los héroes y enaltecimiento de la patria. La serie de grabados Los desastres de la guerra de Goya, realizada durante la segunda década del siglo XIX, incluye las primeras obras que abordan los conflictos bélicos desde un punto de vista crítico, reflejando su violencia y crueldad.

Hace cinco años que el pueblo sirio sufre una guerra que otros le han impuesto. Los artistas de ese país no son ajenos a una violencia que les ha hecho cambiar su visión del arte e incluso su técnica en algunos casos. No podían ser indiferentes a las penurias de sus compatriotas e incluso a las de ellos mismos, ya que muchos han sido privados de libertad o se han visto obligados a exiliarse.

Es el caso de Tammam Azzam (1980, Damasco, Siria), que aborda, desde su exilio en Dubai, la destrucción y el sufrimiento de la población de su país frente a la tragedia y devastación causadas por el conflicto, así como la indiferencia de la comunidad internacional. Varias de sus obras más conocidas consisten en la superposición de célebres pinturas occidentales sobre fotos de lugares destruidos. Por ejemplo, El beso de Klimt sobre la pared de un edificio bombardeado o La danza de Matisse sobre las ruinas de una casa. En una entrevista Azzam dice acerca de su trabajo: “Soy un artista que está haciendo obras de arte con un contexto político debido a la situación; ya que soy sirio, tengo que estar involucrado en lo que está sucediendo en mi país.”

tammam_azzam-andy_warhol
Trabajo de Tammam Azzam aunando la vanguardia de Andy Warhol y las ruinas sirias

Los lienzos de Safwan Dahoul (1961, Hama, Siria), otro exiliado en Dubai, están inspirados por sus sentimientos personales y particularmente por su experiencia como desplazado. Sus composiciones presentan gradaciones silenciosas y sutiles de negro, blanco y gris, que recuerdan al Guernica de Picasso. Aunque ya utilizaba antes esta paleta de colores, ahora simboliza su visión sombría de la situación de Siria.

Safwan Dahoul, Almost a dream

Los retratos de Houmam Al Sayed (1981, Mesyaf, Siria) representan seres humanos aplastados y comprimidos como si se encontrasen bajo una pesada carga. Hacen referencia a la situación de la población siria y a la pérdida de la esperanza. Varios de sus personajes sólo muestran un ojo que mira de frente, mientras el otro está tapado por un sombrero o por el pelo. Es una sutil crítica sobre la forma en que las personas se enfrentan a las circunstancias actuales en Siria: eligen un bando y una opinión y se adhieren a ellas, pero sin tomarse el tiempo para reflexionar y establecer un diálogo.

Houmam Al Sayed, An armed gang

Una rosa aplastada bajo las botas de un soldado, pero que conserva la belleza de sus brillantes colores; el rostro borroso de la artista Keffah Deeb, en solidaridad con su arresto; una silla en medio de una casa destruida con el título “We will stay here” (Nos quedaremos aquí), son algunos de los motivos que pueden verse en las obras del pintor residente en Turquía Wissam Al Jazairy (1990, Midan, Siria). Afirma que su trabajo consiste básicamente en agregar un contexto al dolor que los sirios soportan cada día y mostrar ese dolor, sin importar la afiliación política: “Mi mensaje al mundo es que los sirios son oprimidos, los sirios no quieren morir.”

wissam_al_jazairy-we_will_stay_here
Wissam Al Jazairy, We will stay here

Antes de la guerra los temas de las obras de Khaled Takreti (1964, Beirut, Líbano), hoy exiliado en París, eran variados y se basaban en las raíces culturales sirias. Ahora trata los conflictos que afectan a su país y sus repercusiones en la población, las vidas de las mujeres en Siria, las cuestiones de identidad, memoria y exilio. Recientemente ha abandonado el color y pinta en tonos grises, de forma que las sensaciones de dolor y desesperanza que reflejan sus lienzos no están solo en los temas sino también en su paleta de colores.

khaled_takreti-photocopies
Khaled Takreti, Photocopies

Souad Al Jundi (Sofía, Bulgaria, 1962), vive en Beirut. Esta pintora explica así cómo la guerra ha cambiado su arte: “Antes de marzo de 2011, mis pinturas representaban el amor, la alegría, la naturaleza, los viejos barrios de Homs (ciudad siria en la que se crió), los viejos barrios de Damasco, los retratos de los miembros de la familia, todo lo que sentía que necesitaba plasmar sobre un lienzo. Ahora me resulta difícil pintar, a veces me obligo a hacerlo y si empiezo con una pintura alegre y colorida, flores por ejemplo, no puedo terminarla. Mis colores ya eran oscuros y ahora son más oscuros, más sombríos. Estoy muy triste y herida por todas las vidas perdidas y que aún se pierden todos los días, hombres, mujeres y niños muertos, edificios destruidos por las bombas de barril y los misiles. Todas estas imágenes me obligan a pintar de manera diferente, con cólera y tristeza; de vez en cuando intento dibujar vislumbres de luz y esperanza.”

souad_al_jundi-our_wounds_will_turn_into_flowers
Souad Al Jundi, Our wounds will turn into flowers  

Amr Fahed (1982, Al-Suwaida, Siria), escultor, pintor y fotógrafo, es autor de una serie titulada Niños sirios en el fuego cruzado, en la que representa la tristeza en los ojos de los niños de su país: “Mi inspiración proviene de la mirada de sus ojos, una mirada que es una mezcla de tristeza y felicidad, una extraña combinación de emociones contradictorias, pero así es como lo veo. Quisiera mostrar esta imagen al mundo, quiero que el mundo sea consciente del grave daño que tales crímenes han producido en estos niños.”

amr_fahed-syrian_children_in_the_crossfire
  Amr Fahed, Syrian children in the crossfire     

Paradójicamente, la terrible situación de Siria está posibilitando que sus creadores sean descubiertos y reconocidos en el resto del mundo. Hace unos meses se organizó en Damasco una exposición con obras de quince artistas. Es destacable que ninguno de ellos estuvo presente ya que todos viven exiliados.

2 thoughts on “Cultura | La huella de la guerra en los artistas sirios contemporáneos

  • 09/12/2016 at 1:36 pm
    Permalink

    Cuando visité Siria, en los museos tenías que preguntar por ello. Lo poco de arte actual que había, estaba escondido separado con unos biombos, Tampoco se veía nada ni en museos ni teterías, cafeterías,.. Ni en el mismísimo burguer King, había dibujos ni para propaganda, (siguiendo la doctrina tenemos que suponer). Quizás para el arte Sirio este paseo por occidente pueda ser hasta bueno.

    Reply
  • Pingback: La huella de la guerra en los artistas sirios contemporáneos

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies CERRAR