Cultura | Jacobinos

Por Eduardo Montagut

Por jacobinismo se entiende la ideología, no muy articulada en el seno del radicalismo de la Revolución Francesa, que defiende a ultranza del centralismo del Estado, así como de los principios de una democracia radical, entendida desde una dimensión ética. El jacobinismo ha tenido y tiene connotaciones de todo tipo, impregnando a ideologías posteriores. Se habla, por ejemplo, del alma jacobina de una parte de la izquierda frente a otra más federalista en relación con la estructura del Estado en el caso español, o se recuerda el terror asociado a los jacobinos en la Revolución francesa. Pasemos, pues, a realizar un breve estudio sobre lo que fue el jacobinismo en su época y quiénes fueron los jacobinos.

El jacobinismo nació en la Societé des Amis de la Constitution. “Jacobin” procede del latín “Iacobus” o Santiago, y alude al convento parisino donde comenzaron a reunirse. Los jacobinos estaban muy bien organizados. Defendían medidas contundentes para salvar a Francia del peligro no tanto de los enemigos del exterior, sino de la corrupción política y de la falta efectiva de la igualdad, por lo que eran partidarios de intervenir en determinadas cuestiones socioeconómicas: precios regulados para el pan y alimentos básicos, o establecimiento de un sistema fiscal progresivo. Además, propugnaban una república indivisible autoritaria, el sufragio universal y un ejército popular. Su idea de la democracia bebía de las ideas de Rousseau. Otro de sus rasgos más significativos, como ya apuntábamos al principio, era su defensa del centralismo frente a los departamentos, desde una concepción muy estricta de la igualdad ante la ley.

Los jacobinos pensaban que la guerra no se podía ganar si no se hacía una profunda depuración de la oficialidad que debía ser partidaria de la causa monárquica. Además, la guerra generaría una gran inestabilidad cuando la Revolución no estaba todavía consolidada. Robespierre temía la guerra. En todo caso, el modelo revolucionario se podría exportar en el futuro, pero cuando estuviera bien asentada la Revolución en Francia.

Los jacobinos sustituyeron en el poder a los girondinos, más conservadores y vinculados al poder regional frente al parisino, controlado por los primeros. Su breve experiencia en el gobierno estuvo marcada por el terror y por la aplicación de algunas de sus medidas sociales y económicas. Los más destacados jacobinos fueron Robespierre, Marat, Desmoulins y Pétion.

El golpe de estado de Termidor les alejó del poder. Después de la caída de Robespierre el club de los jacobinos fue disuelto el 11 de noviembre de 1794. Aún así, siguió habiendo jacobinos y jacobinismo durante el siglo XIX, en las distintas revoluciones que se dieron, y en la Comuna de París.

One thought on “Cultura | Jacobinos

  • 29/03/2017 at 9:09 am
    Permalink

    Excelente articulo. Me quede con ganas de conocer mas de esta parte de la historia.

    Reply

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies