Comunicado | Desahucio inminente en Miño, A Coruña

Por Stop Desahucios A Coruña

Mañana, viernes 20 de enero, Stop Desahucios Coruña convoca una concentración a las 12 horas en la calle del Mercado 5 de Miño (A Coruña), para exigir la paralización del desahucio de nuestra compañera Fátima.

El miércoles 25 de enero, la familia del exmarido de Fátima va a echarla a ella y a su hija de 12 años del piso que habitan ¡¡No podemos consentir que se queden en la calle!!

Fátima tenía su vida solucionada. Una familia que la cuidaba, un negocio próspero… pero se enamoro y lo dejó todo: su país, su tienda; y vino a España enamorada del que hoy se comporta como su mayor enemigo. Se casaron y se fueron a vivir a Betanzos con sus suegros.
Las cosas se torcieron y la convivencia con su marido se complicó. Nació su hija, pero la cosa no mejoró. El miedo y la impotencia la obligaron, en la Nochebuena del 2009, a coger a su hija y salir corriendo del domicilio familiar. Vivieron varios días escondidas en un coche hasta que un vecino informó de la situación a Doña Rosa, su suegra y abuela de su hija. Esta mujer de bien, en acuerdo con su marido y la escondidas de su hijo, les hizo llegar las llaves de un piso en Miño del que eran propietarios. La situación se formalizó cuándo, por motivos de empadronamiento, Doña Rosa, nuevamente a escondidas de su hijo, le firmó una autorización para ocupar la vivienda de la que ahora parece querer echarla.

La vida continuó, Fátima se divorció de su marido para formalizar su situación y poder optar a ayudas sociales que habían completado su renta. Cumplió con sus obligaciones, cosa que no siempre hizo su exmarido, respetando el régimen de visitas de su hija y esforzándose por sacarla adelante.
En 2014, en plena crisis, cuando más le estaba costando salir adelante, es demandada por su suegro por ocupar el piso. Ella no lo culpó, pues piensa que no era él quién decidía en su casa. De hecho, ese hombre murió y la demanda continúa ahora a cargo de su anciana e impedida mujer (sí, la suegra de Fátima, la misma buena mujer que le había autorizado), a la que su hijo personaliza, por autorización notarial, en el proceso judicial.

El proceso continúa, pero, de momento, está prevista la ejecución provisional de una sentencia, pendiente de recurso de apelación y un posible recurso de casación. Sí, compañeros, el juzgado desahucia a una mujer y a su hija menor, que no tienen dónde ir, con una sentencia que no es firme. Puede que no suceda. Esperemos que no suceda… está en manos de los jueces, pero nosotros tenemos que estar preparados para lo cual pueda acontecer el día 25 de Enero.
Por el momento, puesto que Fátima tiene mucho que reprocharle a su exmarido, y porque nos apetece sacarle los colores a cierto personaje de Betanzos, hemos previsto organizar allí una concentración, mañana viernes 20 de enero, a las 12 horas, en la calle del Mercado 5 de Miño.
Os tendremos informados sobre las novedades del caso.

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies