Ciudadanos León, crónica de un escándalo.

Por Roberto Santos

Las cosas en Ciudadanos de León, no están yendo muy bien en los últimos tiempos. Frente a la nula repercusión mediática que está teniendo a nivel nacional lo que ocurre en la formación naranja de la provincia de León, hoy voy a tratar de poneros al tanto.

Empecemos por el principio y retrocedamos a octubre del año pasado, cuando un militante de Ciudadanos denuncia al coordinador provincial de Ciudadanos de León, Sadat Maraña, por haber falseado supuestamente su curriculum vitae, en el que habría asegurado tener una licenciatura sin que estuviese claro en ese momento que la completase. A día de hoy, es un hecho que no tiene la Licenciatura en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de León, que se suponía que tenía.

El coordinador provincial de Ciudadanos contaba con un certificado de la Universidad de León, fechado en 2010, en el que se asegura que tiene 388,5 créditos logrados, mientras que se necesitan 301,5 para completar la carrera. En el registro universitario, en cambio, constaría que solo acumula 190,5. ¿Cómo es posible qué obtuviera ese certificado en 2010 si no había acabado, ni de cerca, la carrera? Esto es algo que la Universidad de León debería explicarnos a todos.

Por su parte Maraña dijo estar siendo “víctima de un fallo administrativo” de la ULE y de una “persecución política interesada” tras los buenos resultados de Ciudadanos en la provincia.

Tras este escándalo, llegó otro, a cuenta del Twitter del amigo Maraña. Izquierda Unida denunciaba una serie de tuits del responsable de la formación en León en los que ironizaba sobre la violencia de género, con mofas sobre esta denominación, y chistes machistas; además de poner en cuestión las denuncias presentadas por mujeres maltratadas.

Aquí algunos ejemplos:
“Decía un amigo mío, no hay mujer fea, hay copa de menos”
-”Lo dicen los propios guardias civiles, la mayoría de las denuncias por violencia de género son falsas”
-”@Tonicanto1: Sabías que un tercio de las muertes por violencia doméstica en España son hombres?” (En este tuit mencionaba al diputado Cantó)

Estos son solo algunos ejemplos aunque publicó muchos más tuits en este sentido, fueron escritos entre 2011 y 2013, momento en el que ya tenía responsabilidades políticas, primero en UPyD, con el que fue candidato a la alcaldía de León en 2011 y luego en Ciudadanos, donde ocupó el número 23 de la candidatura al Parlamento Europeo en las elecciones de mayo de 2014.
En las elecciones del 20-D intentó encabezar la lista de su partido por la provincia al Congreso, a lo que tuvo que renunciar tras destaparse el escándalo por su falso título universitario.

En enero de este mismo año, surge una iniciativa contra Maraña, promovida por el procurador en las Cortes de Castilla y León Manuel Mitadiel, el alcalde de Sariegos Juan Llamazares, el coordinador del Bierzo Pedro Villanueva y el vocal de la Junta Directiva de la Agrupación de León Enrique Mendoza, que se justificaba en el documento que os reproduzco a continuación, y que fue distribuido a los medios de comunicación como único procedimiento para que este llegue a conocimiento de todos los afiliados de Ciudadanos:

A favor de la transparencia, la participación y la democracia interna en Ciudadanos de León.

Los abajo firmantes, afiliados de Ciudadanos de León, solicitamos la dimisión del Coordinador Sadat Maraña porque consideramos que su gestión no se corresponde con los principios de transparencia, participación y democracia interna que nuestro partido promueve.

Varios hechos sucedidos durante los últimos meses avalan nuestra solicitud. Entre otros:

Se designó al diputado provincial sin que, previamente, nuestros concejales pudieran opinar sobre el candidato. Después de su elección no ha celebrado ni una sola reunión para informar de su trabajo o para escuchar la opinión de sus compañeros sobre asuntos tan relevantes como, por ejemplo, la elección del Presidente de la Diputación o sus presupuestos.
Cuando se presentó a las primarias para elegir al candidato al Congreso de los Diputados se negó a participar en un debate con el otro candidato, negándonos así a los afiliados la oportunidad de escuchar a ambos en un solo acto.
Las asambleas informativas periódicas que contemplan nuestros estatutos no se han celebrado nunca. Ni siquiera para explicarnos a los afiliados de Ciudadanos de León el sentido del voto de nuestros concejales en los plenos de investidura de aquellos ayuntamientos en los que contamos con representación.
Todavía estamos esperando una explicación de Sadat Maraña sobre el escándalo generado por las noticias sobre su curriculum. No entendemos que dimitiera como candidato al Congreso y no como coordinador del partido, ni que la única información que hemos tenido sobre este asunto haya sido, exclusivamente, a través de los medios de comunicación.
Nos parece grave que la presentación de una moción de censura en el Ayuntamiento de Santa Marina del Rey no se haya debatido en ningún órgano de dirección.
Finalmente, el hecho inaudito de celebrar, el pasado viernes, una votación por wasap para la elección de nuestros representantes provinciales del recién constituido Subcomité Territorial de León, sin posibilidad de escuchar la opinión de las juntas directivas de las agrupaciones de León sobre un asunto tan importante. Este proceso de elecciones fue conocido por los afiliados a través de un correo electrónico que Sadat Maraña nos envió esa noche autoproclamándose, por unanimidad, Coordinador del Subcomité Territorial de Ciudadanos de León.
Consideramos que todos estos hechos son suficientes para solicitar su dimisión y la convocatoria de una asamblea para la elección de un nuevo coordinador que tenga como ejes de su acción política la transparencia, la participación y la democracia interna.

Por último, los abajo firmantes, elegimos a nuestro compañero Enrique Mendoza Díaz para que presente esta solicitud antes los órganos de dirección de Ciudadanos.

Manuel Mitadiel.

Procurador de Ciudadanos en las Cortes de Castilla y León.

Juan Llamazares.

Alcalde de Sariegos y Coordinador de la Agrupación de Ciudadanos de Sariegos.

Pedro Villanueva.

Coordinador de la Agrupación de Ciudadanos del Bierzo-Laciana.

Enrique Mendoza.

Vocal de la Junta Directiva de la Agrupación de León.

Finalmente, en febrero de este año dimitió de todos sus cargos orgánicos, según el por “un ataque indiscriminado” hacia su persona por parte de un medio de comunicación “con el único objetivo -afirma- de que el mensaje y el trabajo de Ciudadanos no llegue a las instituciones y a la sociedad”.

Tras dimitir Sadat Maraña, parecía que la calma llegaría a Ciudadanos León, pero nada más lejos de la realidad.

El pasado 19 de Noviembre, el único alcalde de Ciudadanos en la provincia leonesa, Juan Llamazares, presentaba su dimisión ante la imposibilidad de llevar a cabo sus políticas de gobierno: “Al quitarnos la Junta de Gobierno Local, teníamos que trabajar todas las propuestas en pleno, con lo que todo se llevaba con más retraso. Presentamos una moción para recuperarla, pero fue rechazada con votos en contra del PP”, explica Llamazares, que recuerda que propuso que, si no estaban satisfechos con su gestión, presentasen una “moción de censura”. “Pero nadie era capaz de formar una mayoría, pudo haber pactos, pero no una mayoría estable. Es más, en los últimos días me pedían que aguantase y no dimitiese”, reconocía el ya exalcalde de Sariegos.

Ojo, porque este alcalde era uno de los firmantes de ese comunicado que pedía la dimisión del señor Sadat Maraña y mira tú que cosas tan curiosas, tampoco sería el único de los firmantes en dimitir.

El siguiente fue Enrique Mendoza, exmiembro de la directiva provincial. Y ayer llegó una nueva dimisión, la de Pedro Villanueva, ya exresponsable de Organización provincial y otro de los firmantes de ese comunicado contra Maraña.

Pedro Villanueva eso sí, ha dimitido dejándonos una extensa carta en la que explica los motivos de su decisión y que en mi opinión destapa un auténtico escándalo en Ciudadanos León. En dicha carta que también os reproduciré en este artículo, Pedro explica que su “decisión es tremendamente dolorosa” ya que se embarcó en el proyecto de Ciudadanos con “gran ilusión”, pensando que en la formación naranja “no primaban los sillones sino el trabajo por los ciudadanos”.

En ese sentido reconoce sentirse engañado ya que “no era tan bonito como nos lo vendieron, nos engañaron”. “Nos vimos traicionados por aquellos que encabezaban la lista de nuestro partido en Ponferrada, aquellas personas a las que les regalamos nuestra ilusión y nuestra inocencia política nos vendieron por unos miserables euros, y lo que es peor, lo hicieron al abrigo de los altos cargos de nuestro partido”.

Y ojo porque no se queda ahí, Villanueva denunció el hecho de que “quienes fueron elegidos para representarnos no tardaron ni una hora en vender sus principios y por tanto nuestro trabajo, por un miserable cargo”. “Tuvimos que aguantar y tratar de explicar a quienes nos habían votado por qué no cumplíamos con lo dicho y tomábamos otra dirección, ser vasallos del mejor interés personal y del PP”. Acusó también a los responsables de Ponferrada de “seguir engañando a los ciudadanos para intentar medrar y conseguir colocarse en situación de mantener e incrementar su patrimonio personal”. “Los sillones que siempre estuvieron apartados de nuestro ideario de partido fueron causa de la traición”.

Ahí es nada. Pues bien, este escándalo hoy no abre las cabeceras de los principales periódicos nacionales y probablemente también hubiera pasado inadvertido para mí, si no hubiera recibido esta mañana toda esta información de manos de un miembro del partido que me asegura que “casos como este hay en muchas más provincias” y que son muchos los que se plantean o ya han abandonado la formación “tras sentirse completamente engañados”.

Por mi parte solo me queda, dejaros la carta de Pedro José Villanueva, que para mi es muy aclaratoria de lo que ha ocurrido y dejar que vosotros saquéis vuestras propias conclusiones.

Carta de Pedro José Villanueva:

Estimados compañeros:

Me es tremendamente doloroso comunicaros que a partir de este momento presento la dimisión, con carácter irrevocable, de todos los cargos y responsabilidades que ostento en el Partido y mi baja como afiliado de Cs.

No hace todavía dos años del momento que con una gran ilusión, me embarqué en la aventura de un proyecto político. Los principios fueron confusos, éramos un grupo de gente cargada de ilusión, sin experiencia, con temores, y sobre todo con una idea común, hacer de la política algo distinto, algo que fuera para los ciudadanos, que sirviera a la sociedad, la situación de nuestro país así lo requería.

Yo, en particular, no me imaginaba participar en política, pero Cs parecía ajustarse a mi ideario como un guante, era una idea fresca, sin cargas anteriores, con todo un futuro por construir y sobre todo un partido nacido de la moderación sin etiquetas y sin prejuicios, un partido que no primaba los sillones sino el trabajo por los ciudadanos.

Os digo con sinceridad que yo creía en eso, creía que estábamos construyendo algo para el bien de la sociedad, algo que limpiara y regenerara nuestras vidas, un viento fresco dentro de tanta podredumbre de la política de los viejos partidos y sus corruptelas.

Pero no tardé mucho en darme cuenta de que no era tan bonito como nos lo vendieron, nos engañaron. Nos vimos traicionados por aquellos que encabezaban la lista de nuestro partido en Ponferrada, aquellas personas a las que les regalamos nuestra ilusión y nuestra inocencia política nos vendieron por unos miserables euros, y lo que es peor, lo hicieron al abrigo de los altos cargos de nuestro partido. Tuvimos que aguantar y tratar de explicar a quienes nos habían votado, quienes confiaron en CS como partido de cambio, porqué no cumplíamos con lo dicho y tomábamos otra dirección, ser vasallos del mejor interés personal y del PP.

Nos presentamos a la ciudadanía con unas ideas, y quienes fueron elegidos para representarnos no tardaron ni una hora en vender sus principios y por tanto nuestro trabajo, por un miserable cargo, y no solo venderse sino seguir engañando a los ciudadanos para intentar medrar y conseguir colocarse en situación de mantener e incrementar su patrimonio personal. Los sillones que siempre estuvieron apartados de nuestro ideario de partido fueron causa de la traición.

No fuimos cómplices de su actitud, presentamos batalla y reconociendo nuestro error al apoyar a semejantes personas, decidimos, un grupo de compañeros hacer fuerte al partido, pensando que este nos apoyaría. Pero este fue mi segundo error, pensar que el partido está por encima de personalismos y de intereses espurios.

Elegimos de forma democrática una ejecutiva, en la cual se apreció claramente que los afiliados pensábamos de la misma manera. Rápidamente nuestros representantes institucionales y el apoyo de los que ostentaban un cargo inmerecido de León, trataron de desvirtuar lo que la asamblea había elegido, y empezaron una campaña de desprestigio y de acoso a la nueva ejecutiva para que no pudieran ponerles trabas a su chiringuito particular.

Al final el tiempo nos dio la razón y todas sus mentiras salieron a la luz haciendo un daño tremendo a Ciudadanos. Curriculum falsos, empresa con contrataciones ilegales, whassap machistas, impagos a empleados, papeles de Panama y un largo etc de noticias en medios de comunicación…Otra vez la gente honrada que sí sentíamos Cs hubimos de dar la cara por la calle ante nuestros votantes, y nuestros representantes, aquellos que apoyamos siguieron con sus mentiras.

Hace un año junto con Manuel Mitadiel, Juan Llamazares y Enrique Mendoza promoví una iniciativa a favor de la transparencia, la participación y la democracia interna en Ciudadanos. Entonces solicitamos que el entonces coordinador, Sadat Maraña, presentara a los afiliados el documento en el que la Universidad de León reconocía su “error administrativo” con respecto a su título. También solicitamos el acta de su elección como coordinador provincial. Todo ello sigue sin aclararse, como tampoco lo publicado en Diario de León, en febrero, sobre el sueldo que había recibido de una empresa canaria vinculada a un conocido empresario leonés. Después de un año, Sadat Maraña sigue afiliado al partido, cobrando un sueldo como cargo de confianza. sin que los órganos de dirección, antes quienes denunciamos estos hechos, hayan hecho nada”.

Lo hemos intentado durante varios meses, hemos tratado de limpiar y eliminar las malas hierbas del partido, pero el mal esta tan diseminado por Ciudadanos y en especial por su cúpula dirigente que tropezamos siempre contra el mismo muro. Todo el ideario es basura para ellos: acumulación de cargos en una misma persona, elecciones a dedo, expedientes de expulsión al que no comulgue con ellos, creación de cargos a espalda de afiliados y agrupaciones, en definitiva vieja política, no Ciudadanos.

Durante este tiempo, buenos compañeros han ido abandonando el Partido (Y más que lo harán) por este mismo motivo en toda España, gente a la que aprecio y que mantenían una idea del servicio a la ciudadanía por encima de intereses personales. Yo he intentado hasta el último momento que el partido estuviera por encima de esta clase de personas que vienen a la política por interés propio.

Durante estos últimos meses he visto y oído cosas que sonrojarían al más pintado y que se alejan del ideario de lo que, tanto yo como muchos de los miles de militantes de Cs pensamos. Cosas que hemos denunciado a los dirigentes provinciales y autonómicos, y de los cuales solo hemos obtenido buenas palabras para inmediatamente después apoyar a los que ofrecen más posibilidades de negocio y de mantener su poder, su sillón remunerado a costa de los ya hartos ciudadanos.

Me siento cansado y lo que es peor siento que la singladura no lleva a ningún puerto que beneficie a la sociedad. Siento que no hay futuro de enmienda en este partido, que cada vez son más fuertes los que mantienen su negocio, que hemos nacido para el bien de un grupo de empresarios que no quieren estar delante y para eso pagan a los que les cuiden sus intereses vejando la inteligencia del ciudadano.

Como bien decía Rivera recordando a un grande en la historia política, grosso modo: En política se está para querer ser (aparentar) o para ser (servicio a los ciudadanos), yo estoy en ese segundo lugar, en el trabajo diario por una sociedad mejor. No pienso ser la marioneta para el beneficio de cuatro impresentables.

Me apena dejarlo así, porque se queda gente que merece la pena, gente que como yo cree en un partido nuevo, distinto, gente que pelea y lucha por el bien de la sociedad, pero lo siento compañeros, en este partido no existe futuro, no mientras sus dirigentes manipulen y desvirtúen su propio ideario y vendan por dinero para ellos, el esfuerzo de los creen que se puede hacer política de otra forma. La deriva del partido, su inmovilismo, su falta de crítica ante los malos resultados electorales y su apoyo manifiesto al PP haciendo de Cs lacayo suyo sin oposición alguna, hace que mis principios y valores estén por encima de los intereses de poder de otros que dicen ser de Ciudadanos.

Atentamente

Pedro José VILLANUEVA MARENTES

Responsable de Organización delegado Subcomité Territorial de León

Coordinador y Portavoz de Ciudadanos Bierzo y Laciana.

2 thoughts on “Ciudadanos León, crónica de un escándalo.

  • 15/12/2016 at 10:23 pm
    Permalink

    Soy de León y no sabía nada de esto, me he tenido que enterar por vosotros, un medio nacional. Solo dos cosas, Cs en León ha sido un auténtico fiasco y la verdad que lo he leído aqui, ha servido para reafirmarme sobre ellos.
    El chico que ha dimitido me parece que demuestra mucha dignidad, lo malo es que siempre se van los buenos y se quedan los malos y así nos va.
    Y lo último, felicidades al periodista que además es de la tierra y es de agradecer un artículo tan bueno como este.

    Reply
  • 15/12/2016 at 4:51 pm
    Permalink

    La explicación del tema de los créditos es que en un certificado en el que existen dos planes, uno antiguo y otro moderno se ponen los créditos del antiguo y los equivalentes al nuevo plan. Una lectura interesada es sumar esos créditos para decir que se está en posesión de una titulación pero lo cierto es que no se pueden sumar esos créditos porque son de planes distintos.

    Reply

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies CERRAR