Bezerradas Nocturnas – La diestra y la siniestra de Pedro

 

Pedrito, Pedrito, Pedrito… Has sido un niño muuuy malo… Jugar a dos bandas está muy mal, amiguito, pero que muy mal, porque después los demás niños no se van a querer ajuntar contigo, y ya nunca más vas a poder jugar con nadie. Cuando uno tiene amiguitos debe de tratarlos bien, y no ha sido de niño bueno cambiar con unos los cromos de papel y pocos colores, mientras que con el amiguito nuevo cambiabas los especiales, esos que molan con brillitos y colorines más vivos. ¿Y qué vas a hacer cuando tu amigo nuevo no se conforme con esos cromos y te pida el álbum entero, y que le invites a comer bocata de Nocilla a tu casa, mientras a ti sólo te queda la mortadela de anteayer? Pues ya ves… tus otros compis, los de siempre, los que siempre jugaban en tu mismo patio, están un poquitín enfadados, ¿sabes?
Por cierto, Pedrito… ¿Sabes ya que tu amigo Albertito hace muy buenas migas con el matón del patio del colegio, y que al final vas a tener que hacer lo que diga Marianín si quieres seguir jugando con los Madelman de Albertito? Pues sí, mira tú…
Pedrito, Pedrito, Pedrito… Qué pena que tus papis no te hayan educado como debían…

Por Azote Bezerro – Twitter – Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies CERRAR