Artículo | El 9 de agosto terminará la huelga de hambre más larga del mundo, de 16 años, por Jordi Vázquez

Por Jordi Vázquez i Mir @JordiVazquez

Irom Chanu Sharmila tiene 44 años. Hace dieciséis que está en huelga de hambre. De hecho es la huelguista de hambre que más ha alargado su protesta en todo el mundo. Se inició la el 5 de noviembre del año 2000. India aprobó una legislación extraordinaria, el año 1958, y cometió numerosos excesos en territorios donde la autoridad de Nueva Delhi era contestada. Sharmila, una Meitei, se implicó en los movimientos pacifistas de su nación, el Manipur. El 2 de noviembre una decena de Meiteis fueron asesinados por las fuerzas policiales de la India cuando esperaban un autobús. Sharmila comenzó, tres días después, su protesta.

irom-story-fb_647_022916115958_072616023242
El Manipur es un territorio del noreste de la India. Tiene unos 22.0000 kilómetros cuadrados y diversas etnias conviven en su seno. De los dos millones y medio, largos, de habitantes, los Meiteis suponen unos 900.000. Cerca de 700.000 son de varios grupos tribales (kuki, naga y hasta 29 tribus). Un número similar son inmigrantes bengalíes utilizados por Nueva Delhi para transformar el equilibrio demográfico. Desde el año 1964 existe una insurgencia nacional. La inició el United National Liberation Front (UNLF). A este se añadieron el Revolutionary People’s Front (RPF) y el PREPAK, a finales de la década de los años setenta. Posteriormente han surgido facciones armadas comunistas como el Partido Comunista de Kangleipak, dividido en once grupos, o el KYKL, que lucha contra la corrupción. El último grupo importante, maoísta, se fundó en el año 2.011.

Más allá de las facciones armadas, el problema del Manipur es el menosprecio de los diferentes gobiernos de la India hacia la población autóctona. Sharmila ha pedido, los últimos dieciséis años, que la ley de “poderes policiales especiales” sea retirada. Objetivamente el texto deja impunes constantes abusos policiales. Inmediatamente después de iniciar la huelga de hambre, “la dama de hierro”, como es conocida, fue detenida. La acusaron de querer suicidarse. Bajo custodia judicial fue intubada y alimentada artificialmente. Desde entonces ha sido liberada en incontables ocasiones, y ha continuado sin comer ni beber. Cuando su salud se deterioraba volvía a ser detenida por la policía y alimentada a la fuerza mediante tubos. Ella ha declarado que la guía el ejemplo de Mahatma Gandhi.

Alrededor de este icono de la resistencia no violenta se han reunido, sobre todo, mujeres. Mujeres como las que en el año 2004 se manifestaron desnudas ante un cuartel con la pancarta “El ejército de la India nos viola”. Y fueron detenidas. O mujeres como las que el 2011 formaron una cadena humana y una huelga de hambre de 24 horas para que la demanda de Sharmila fuera escuchada.

El 26 de julio y Irom Sharmila anunció que daba un giro a su protesta. El 9 de agosto abandonará la huelga de hambre para poder presentarse a las elecciones del año 2017 en Manipur. El punto de su programa será la retirada de la legislación especial que otorga poderes extraordinarios a la policía. Mientras continúa la insurgencia armada. En junio de 2015 la guerrilla del UNLF, el PREPAK y RPF, que desde 1999 actúan en un frente común, protagonizó la peor emboscada sufrida por el ejército indio con veinte muertos. El último ataque importante, en mayo, de este año, ha tenido los mismos protagonistas y han finalizado con la vida de seis militares.

Son dos vías, la no violenta y la armada, que, de momento, llevan a un mismo resultado: la indiferencia del gobierno central. Sharmila, sin embargo, cree que ahora puede dar un paso más: “He tomado esta decisión para cambiar mi movimiento, he llegado a la conclusión de que hay que cambiar el sistema en la administración para poder ser escuchada. Por eso me implico en política y mi lucha, ahora, continuará de esta manera. “

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies