A propósito de Venezuela

Por Eme de Mister

En el artículo «Reflexionando, que es gerundio» os contaba el comportamiento de los medios de comunicación que usan el miedo como discurso político. Que la hoja de ruta establecida (golpes frontales y tácticas de acoso y derribo utilizando a Venezuela), aparte de llevar dos años desplegándola y perfeccionándola, la utilizarían para frenar a Podemos por proponerle a Pedro Sánchez un Gobierno de cambio social que beneficie a la mayoría. Eso fue el 23 de enero de este año y, hoy por hoy, 16 de abril, el ala mediática sigue en su empeño de meternos a Venezuela hasta en la sopa.

Lo cierto es que hablar de Venezuela es complicado, porque los medios tienden a resaltar lo negativo y casi nunca lo positivo. La posición antihegemónica del Gobierno venezolano, que supuso un punto de inflexión en la política mundial, ha sido usada para atacar a gobiernos y partidos políticos con un pensamiento igual o parecido al de Hugo Chávez. Utilizaron a Venezuela para atacar a los Kirchner en Argentina; a Evo Morales en Bolivia; a Rafael Correa en Ecuador; a Fernando Lugo en Paraguay; a Andrés Manuel López Obrador en México; a Ollanta Humala y, recientemente, a Verónika Mendoza, la candidata presidencial, en Perú. Cabe señalar que el diario El Comercio de Perú dedicó, la semana previa a las elecciones presidenciales de 2016, 13 editoriales en los que se alertaba del peligro que supone Verónika Mendoza, usando también a Venezuela. Era de esperar que en España se emplearan las mismas técnicas generales de manipulación para atacar a cualquier fuerza de cambio que constituya una alternativa real.

Cuando hablan de Venezuela siempre hacen énfasis en cuatro cosas: escasez, inseguridad, censura en los medios y falta de libertad. En este último apartado, la falta de libertad, es donde siempre aluden a Leopoldo López, aunque no explican quién es, de dónde viene ni adónde va, simplemente lo presentan como un mártir de la libertad y la democracia. Un mártir que, de la noche a la mañana, ya no es responsable de la muerte de 43 personas por las protestas violentas de 2014, y que ya no es uno de los responsables de la planificación de las 19 muertes que se llevaron a cabo el 11 de abril de 2002 para justificar un golpe de Estado.

Pero hoy no hablaremos de Leopoldo, sino de la escasez, ese recurso mediático tan empleado últimamente para alertarnos de nuestro futuro como no sigamos optando por lo que ellos, los medios, consideran partidos políticos viables.

 

El sepulcro blanqueado de la oposición venezolana

Los medios de comunicación han hecho un trabajo excelente blanqueado el sepulcro de la oposición venezolana. Han sabido tejer toda una red de mentiras para demonizar a Venezuela y presentar a Hugo Chávez y a Nicolás Maduro como los homólogos de Satanás en la tierra. Que los datos no acompañen a esas afirmaciones es lo de menos, la cuestión es que cuele, y si para ello tienen que falsear u ocultar datos, pues bienvenido sea.

En los medios de comunicación nunca dirán que la escasez de productos básicos se debe al acaparamiento empresarial, ni que más del 70 % de esa producción está en manos privadas. Nunca hablarán de Lorenzo Mendoza y de su corporación Empresas Polar, cuya filial Alimentos Polar produce 17 bienes de consumo diferentes, que van desde mantequilla hasta té, pasando por aceite de girasol, atún, comida para perros, harina de maíz, jabón líquido, lavavajillas, vinagre, pasta, arroz, yogur, avena, etcétera. Hablamos de la filial de una gran corporación, que declara que entre el 22/2/2016 y el 6/3/2016 produjo y distribuyó más de 30 millones de kilos de alimentos, y que, curiosamente, solo dejó de producir 700 000 kilos de alimentos por problemas en el suministro público de energía.

Otra de sus filiales, Cervecería Polar, produce 5 tipos de cerveza y 13 modalidades de vino, que elaboran, como ellos mismos reconocen, «con uvas frescas cosechadas en nuestros viñedos comerciales, plantados en territorio nacional». Eso jamás saldrá en los medios, al igual que tampoco que Empresas Polar recibe el maíz, materia prima para elaborar mantequilla y harina de maíz, con subvenciones por valor del 80 % de su coste, ni que desde noviembre de 2015 reportaron haber envasado y distribuido más de 24 millones de litros de su marca de agua mineral Minalba. Tampoco dirán que la fortuna de Lorenzo Mendoza asciende a 4.000 millones de dólares estadounidenses, y que sus 27 plantas de producción, repartidas por toda Venezuela, suponen el 3 % del PIB nacional, que convierte a Empresas Polar en el mayor productor alimentario del país. No, eso nunca será matizado en los medios.

Tampoco dirán que Lorenzo Mendoza participó en el golpe de Estado de 2002 y en el sabotaje económico iniciado en diciembre del mismo año, que finalizó en febrero de 2003. Y que dio como resultado un rápido incremento de la inflación y el desempleo, y una caída del PIB que sumió a Venezuela en una crisis económica, política y social hasta que, derrotados, decidieron levantar esa mal llamada huelga nacional, que convocó la patronal en complicidad con los partidos políticos de la oposición, entre los que se encontraba Primero Justicia, de Leopoldo López, su primo.

Nada de esto es mencionado en los medios. Que la producción de alimentos siga siendo en su mayoría privada, es algo que curiosamente los medios nunca saben. Pero no importa. Que la escasez pueda ser usada para atacar, en este caso a Podemos, es lo importante. Pero ¿por qué usar la escasez asfixiante en Venezuela para atacar a Podemos? Pues porque esa relación constante tiene dos principales finalidades: manipular al electorado para condicionarlo mediante la intoxicación informativa y desacreditar todo lo que tenga que ver con Podemos, posicionando a Venezuela como el espejo natural de los cambios, es decir, que Venezuela es todo lo que seremos si optáis por querer cambiar este sistema.

El empresariado venezolano en pie de guerra… económica

El gremio empresarial nunca simpatizó con el fallecido Hugo Chávez. No les gustaba eso de distribuir la riqueza a través de los planes sociales (misiones), que tanto han beneficiado a la población y que tantos reconocimientos y elogios internacionales han recibido. No les gustaban los decretos del ejecutivo en materia de salario mínimo, siempre al alza, y de inmovilidad laboral (despidos cero).

A la oposición no le gustaba nada del Gobierno de Hugo Chávez, ni las misiones que llevaron sanidad, educación básica y superior, capacitación profesional y viviendas a sitios donde antes no había, ni la regulación productiva para evitar la especulación porque un día el dueño de la empresa privada decidiera arbitrariamente bajar, paralizar o retener la producción para crear escasez (y, con ello, malestar en la población que, tarde o temprano, se convierte en rabia). Tampoco que el Gobierno fomentara la creación de cooperativas para estimular el autoempleo y mejorar la economía popular y alternativa como proceso de empoderamiento ciudadano. Un dato: son esas cooperativas, de alimentos y de bienes y servicios, las que están ayudando a sofocar la grave crisis que vive Venezuela, distribuyendo, por ejemplo, 550 toneladas de productos agrícolas a la semana en el occidente venezolano. Son esas cooperativas, las de índole sanitaria, las que han atendido a más de 2,5 millones de personas y han realizado 10 000 hospitalizaciones y 250 000 tratamientos médicos.

La familia de María Corina Machado, los Machado Zuloaga, tampoco simpatizó nunca con Hugo Chávez y la llamada revolución bolivariana. Es comprensible, ya que los Machado Zuloaga tienen empresas siderúrgicas que se beneficiaban de enormes contratos con la estatal petrolera PDVSA, y se enfadaron al ver mermada su riqueza cuando Chávez decidió crear procesos para adjudicar esos contratos millonarios. Por eso María Corina Machado, desde su ONG Súmate, impulsó el referéndum revocatorio presidencial de 2004, que acabaría ganando Hugo Chávez. También por eso en 2002 firmó, en representación de las ONG, el Decreto Carmona, que se redactó tras el golpe de Estado en el que, recordemos, la oposición venezolana planeó y ejecutó la muerte de 19 personas. Por aquel entonces aún no era diputada, pero se reunía con George W. Bush y participaba en todos los eventos organizados en contra de Chávez.

Maria Corina Machado con George W. Bush en La Casa Blanca, durante las reuniones mantenidas en 2004.

Ningún medio cuenta que la misma oposición venezolana controla, a través del latifundio que tiene el exmarido de María Corina Machado, Ricardo Sosa Branger, que aparece en la Lista Falciani, la industria agroalimentaria de la zona central de Venezuela con cultivos de oliva, girasol y maíz, que comercializa como materia prima y como marca de aceite de uso doméstico. Pero no solo controlan parte de la industria alimentaria de Venezuela, también tienen negocios aduaneros, que estuvieron estrechamente ligados a la exportación del petróleo.

En realidad, de todo esto va esta historia: de la pérdida de privilegios por parte de la élite empresarial. No les gustó que el Gobierno venezolano desprivatizara la gestión de PDVSA, la estatal petrolera, porque esa era su caja chica particular. PDVSA vendía petróleo crudo y el Gobierno compraba todos sus derivados. ¿A quiénes compraba el Gobierno esos derivados?, pues a las empresas propiedad o bajo administración de los mismos que gestionaban PDVSA. Hacían doble caja: por una parte, con los millones de dólares que ganaban con las concesiones para la explotación de los pozos petrolíferos y, por otra, con la compra de los barriles de crudo a precio de McMenú para luego vender al Estado venezolano los derivados, como plástico, gasolina, queroseno, asfalto, gas ligero, gasóleo, lubricantes de motor, cloruro de polivinilo, etcétera.

Por eso el Gobierno venezolano siempre presentaba pérdidas, porque compraba más de lo que producía, porque su participación en la explotación petrolera era solo del 35 %. Un ejemplo de esto es que todo lo necesario para la explotación, producción, refinación, mercadeo y transporte del petróleo también era comprado a empresas propiedad, bajo administración o con participación significativa de las mismas personas que, a su vez, gestionaban PDVSA. El Gobierno no tenía dinero para nada, ni para reactivar el resto de sectores económicos, ni para pagar a los funcionarios públicos, ni para mantener servicios públicos, ni para inversión social.

Pero esto es algo que jamás veréis en los medios españoles. Nunca veréis los motivos reales que dan como consecuencia la escasez imperante. Veréis siempre a gente soportando largas colas para poder adquirir productos de primera necesidad, pero jamás veréis todos los decomisos que las autoridades realizan en galpones privados, donde se acaparan esos mismos productos, o las intervenciones para recuperar bienes de consumo que se desvían a Colombia de forma clandestina para su posterior reventa. Nada de esto lo veis en los medios.

 

 

Así como tampoco os contarán que la Superintendencia Nacional de Defensa de los Derechos Socioeconómicos de Venezuela (SUNDDE), este miércoles 14/4/2016, recuperó 30 toneladas de arroz que la empresa privada ProSemillas CA iba a comercializar de forma especulativa. Mucho menos que el Servicio Autónomo de Elaboraciones Farmacéuticas, informó también el pasado miércoles, de la distribución de más de 17 millones de implementos medico-quirúrgicos.

 

Crisis en Venezuela y el todo vale contra Podemos

Nada de eso se ve porque la mayoría de medios españoles responden a intereses corporativos. Estos medios han arropado a la oposición venezolana, la misma que nunca reconoce un error y se declara inocente frente a todo, con un manto de impunidad total ante las atrocidades que comete. Los defienden a capa y espada, como acostumbra ABC o 13 TV, cuando nos quejamos de la corrupción del PP, de los desahucios o de los recortes en sanidad y educación.

Y, en verdad, mal no les ha ido. El uso constante de Venezuela para arremeter contra Podemos es brutal. Utilizan la grave situación que viven para crear paralelismos que justifiquen y perpetúen las políticas que nos han llevado a este desastre de país que hoy tenemos. Pero no cuentan ni explican cómo es posible que Venezuela sufra una escasez de tal magnitud cuando la mayoría de la producción alimentaria pertenece al sector privado. ¿Se justifica dicha escasez con Empresas Polar reportando la producción y distribución de más de 30 millones de kilos de alimentos en 15 días y sin reportar pérdidas de producción por falta de insumos? No, no se justifica y no se entiende. Solo se comprende bajo el contexto de una guerra económica, como la llevada a cabo en Chile para acorralar y asfixiar al Gobierno de Salvador Allende, que desembocó en el golpe de Estado de Pinochet en 1973.

Pensad por un momento qué otra motivación puede haber para que todos los días, en todos los medios, siempre haya una pieza informativa dedicada a Venezuela, y no la encontraréis. Hace una semana fue Antena 3, con su pobre especial informativo titulado «Venezuela al límite». Después de verlo, ¿qué puede sacar en claro el espectador medio de dicho informativo? Que Venezuela es el peor país del mundo con el peor sistema del mundo y con el peor Gobierno del mundo. Además, si entremedias recuerda o le hacen recordar que Pablo Iglesias, Iñigo Errejón, Juan Carlos Monedero o Jorge Verstrynge, por citar a algunos, fueron asesores del Gobierno venezolano en la época de Chávez, mejor, porque así se consigue que ese espectador medio llegue a la única conclusión posible tras haber hecho una selección y descarte de lo que se quiere mostrar en la pieza informativa: que Podemos convertiría a España en el peor país del mundo con el peor sistema del mundo y con el peor Gobierno del mundo, y todo lo que hoy sufren los venezolanos lo sufriremos nosotros.

Por eso en aquel especial informativo veíamos al periodista de Antena 3 Teo Ibernón preguntarle a Henrique Capriles Radonski, líder opositor y miembro de una de las familias más ricas de Venezuela, con inversiones inmobiliarias y bancarias en España, por la visión del panorama que ellos, la oposición, tienen de España (en clara referencia a las negociaciones de PSOE y Podemos para formar Gobierno y que podemos declarar muerta). Capriles Radonski respondía que ojalá España pueda formar Gobierno, hacer su elección, pero que Venezuela no era ejemplo de nada. Nuevamente, los datos e informes de organismos internacionales como la Unesco, Unicef y la FAO, Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, se empeñan en llevarle la contraria a la oposición venezolana.

Tampoco se podía esperar menos de este reportaje, ya que las únicas entrevistas a políticos que mostraron fueron las realizadas a miembros de la oposición, y ni siquiera al tocar el tema de la escasez fueron capaces de contextualizarla para poder entender mejor la situación y transmitir una visión mucho menos tendenciosa. Basta con recordar el tono jocoso de Teo Ibernón al preguntarle a Henry Ramos Allup, opositor presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, cómo es posible que el Gobierno venezolano le eche la culpa de la escasez a la oposición. Con esta pregunta, en tono de burla, no solo se posiciona a favor de la oposición, sino que también reduce al absurdo cualquier argumento del ejecutivo venezolano.

Parece que en los medios españoles desconocen los principios básicos de la guerra económica, su funcionamiento y su finalidad. También que, incluso, desconocen que la guerra económica, como concepto y arma política, existe. Oportunamente, siempre que hablan de Venezuela desaparece todo aquello que puede arrojar una visión distinta de lo que sucede allí. Venezuela y los problemas que adolece sólo son contados desde la perspectiva, casi siempre tergiversada, de la oposición y como arma arrojadiza contra Podemos.

Por eso no vemos a los miembros del Comité de Víctimas de la Guarimba siendo entrevistados por los mismos canales televisivos que dedican programas enteros a Lilian Tintori, Leopoldo López y Mitzy de Ledezma. Porque, simplemente, Podemos no les gusta y recurren a Venezuela para todo. Y si Venezuela no «cuela», siempre quedan recursos ridículos e inverosímiles, como la reciente noticia de la inclusión, en el informe fantasma de la UDEF sobre la financiación de Podemos, de una beca que El Corte Inglés dio a Pablo Iglesias.

3 thoughts on “A propósito de Venezuela

  • 11/05/2016 at 5:09 pm
    Permalink

    Tampoco, nunca diran que el estado niega los dolares a la empresa privada, naciona o transnacional y que imprimen moneda local (bolivares) como que fueran billetes de monopolio, a tal punto que es mas caro una copia fotostatica de un billete que el billete mismo!. Que se subsidie a las empresas privadas, es una mala gestión, independientemente que produzcan, pero que no se les quiera vender dolares (porque no hay, se los han robado, a sacos) es un peor.

    Dices que has estado en 6 paises, ¿Cuantas veces has estado en Venezuela? cuantas veces has buscado un producto y peor aun una medicina, sin encontrarla y me consta que los productos no llegan no por confabulaciones terribles de las compañias, si no que sencillamente no les quieren VENDER (no es regalarselos ni prestarselos) dolares americanos, para comprar productos o materia prima en el exterior.

    Si en la casa, el padre o la madre, se dedican a malbaratar los ingresos y los hijos pasan hambre, ¿de quien es la culpa? de dueño del supermercado?, es muy comodo pasar 17 con una borrachera de dolares, y en el momento de las vacas flacas echarle la culpa a una guerra economica…

    Lo que pasa en Venezuela, solo tiene una explicación terrible mala gestion y un modelo economico, que ha fracasado, fracasa y fracasara donde se ha querido imponer. ¿Cuantos paises COMUNISTAS (realmente Comunistas) hay en el mundo? (Se pueden contar con los dedos de las manos y nos sobrarian dedos).

    Porque los Cubanos van en balsas, de Cuba a Miami, arriesgando su vida y la de sus familiares… se de Americanos que viven en Cuba y se han mudado ahi, por decision propia, pero te puedo asegurar que ningun arriesgo su vida por llegar ahi.

    Suerte!

    • 12/05/2016 at 5:35 pm
      Permalink

      Si la escasez no es por confabulaciones terribles de las compañías, ¿cómo explicas todos los decomisos en almacenenes privados con toneladas de productos acaparados?, hace un par de días incautaron desvíos a Colombia. Ayer, según informaciones que manejo, en Turmero. El acaparamiento en Venezuela está ampliamente documentado, contrastado y constatado, es como las leyes de la termodinámica: Una verdad absoluta.

      ¿Sabés que Cuba tiene un bloqueo económico del 95% desde hace más de 50 años?, ¿cómo puede un país, que no tiene recursos más allá del turismo y la caña de azúcar, y carece de industrias, desarrollarse con un bloqueo que le impide acceder a mecanismos internacionales de financiación y comerciales?, aún con ese bloqueo, explicame cómo Cuba ha conseguido sendos logros educativos, sanitarios y alimentarios reconocidos internacionalmente. ¿Te suena el reconocimiento del Banco Mundial al sistema educativo cubano? al que catalogaron de ejemplar, ¿o de Unesco?. ¿Te suena que tienen la mayor esperanza de vida media (78,6 años) y la mayor densidad de médicos por habitante (59 médicos por cada 10.000 habitantes), así como la menor tasa de mortandad neonatal (5,0 por cada 1.000 neonatos vivos) e infantil (7,0 por cada 1.000 neonatos vivos) entre 33 países latinoamericanos y caribeños?. ¿Te suena que Cuba tiene una de las mayores tasas de vacunacion del mundo así como un sistema sanitario proactivo?. ¿Te suena que Cuba producía más del 80% de sus fármacos y que eso hizo que la esperanza de vida aumentara 12 años?. ¿Conoces los logros sociales de Cuba?.

      Dices lo de los dolares, ¿sabés que a Empresas Polar le han dado en los últimos 10 años 6 mil millones de dólares (5.500 reconocidos por el propio Mendoza) para la producción de alimentos y aun así seguían alegando falta de insumos y dólares para producir?. ¿No será más bien que un porcentaje cuantioso de esos dólares fue desviado para la creación de Alimentos Polar Internacional Inc en Delaware en 2011?. Es curioso porque un año y 47 millones de dólares después se expandió a otras 5 ciudades estadounidenses. ¿Tienes idea del tremendo daño que DolarToday y los raspacupos han hecho a la economía venezolana?. ¿Te suena la banda desmantelada en España y Panamá que operaba con venezolanos captandolos para que rasparan sus cupos sin necesidad de salir de Venezuela?. El mercado negro de divisas producto de la especulación bancaria es innegable.

      Si el que los cubanos se arriesguen a ir en balsa a Miami no tiene nada que ver con el bloqueo económico del 95% que los Estados Unidos han impuesto a Cuba, y sí con un Estado socialista o comunista que, según tú sacándote de la manga una falacia, siempre fracasa ¿podríamos decir que la emigración mexicana, colombiana, salvadoreña, entre otros países de corte liberal e inclinados hacia políticas económicas alineadas con USA, es producto del liberalismo y capitalismo?. ¿Por qué tanta emigración colombiana hacia Venezuela que creció en un 30% desde los años 2000?. ¿De quién es culpa lo que pasa en Baltimore, Detroit, el sur de Boston, el norte de Filadelfia?, ¿del capitalismo o de un socialismo/comunismo que jamás ha existido en Estados Unidos?. De todas formas, aclararte que al “exilio” cubano, por intereses políticos, se les recibe con los brazos abiertos en EEUU, dándole más facilidades y mejor atención que a un mexicano que también se arriesga a cruzar la frontera. Fijate que en todos los discursos políticos de corte xenofobo, que corresponden en su mayoría al Partido Republicano, los cubanoamericanos no están incluidos.

      Si según tú, el socialismo o comunismo no funciona ¿cómo explicas la época socialista de Afganistán?, ¿por qué Estados Unidos financió a través de Pakistán a los muyahidines en Afganistán para desestabilizar al Estado socialista que surgió después de la Revolución de Saur? y que obtuvo sendos logros económicos y sociales, entre ellos el fin de la producción de opio; liberación de la mujer de las leyes del Islam y del analfabetismo que sufrían para mantenerlas subyugadas; crecimiento del PNB de un 3,3% al 10%; aumento en un 50% de la inversión pública y privada; legalización de los sindicatos y con ello aumento de salarios y mejoras laborales que incrementaron el poder adquisitivo de la población; descenso de la tasa de mortalidad infantil y aumento de la esperanza de vida en 9 años por el acceso del 80% de la población a servicios básicos de salud que antes no tenían; planes de alfabetización que redujeron el analfabetismo en más de 50 puntos, entre otras muchas cosas que desaparecieron cuando los talibanes derrocaron al PDPA después de 14 años de gobierno socialista con ayuda monetaria de USA.

      A ver, ilustreme en sus infinitos conocimientos de Historia, Sociología y Ciencia Política.

Comments are closed.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies